Skip links

Quiste dermoide de ovario neonatal. Reporte de caso y revisión de la literatura.

Se presenta el caso clínico de una recién nacida de seis   vida, la cual presentó un quiste dermoide de ovario que fue diagnosticado prenatalmente mediante un ultrasonido obstétrico.

Nació por cesárea sin complicaciones. Durante la exploración física se corroboró masa abdominal en fosa, flanco e hipocondrio derecho. Posteriormente, se realizó biometría hemática y química sanguínea, ambas se reportaron sin alteraciones.

La tomografía axial computarizada de abdomen reveló una tumoración de aspecto quístico con extensión de diafragma hasta piso pélvico. Los marcadores tumorales mostraron una elevación de la alfafetoproteína en 696,093 ng/mL. Se realizó una laparotomía exploradora y se extirpó un quiste de ovario de 10 x 7 x 7 cm; el reporte de patología reveló quiste dermoide de ovario. La evolución fue satisfactoria, por lo que fue egresada a los cinco días del postoperatorio. Actualmente se encuentra en seguimiento por la consulta externa de neonatología.

Además, se presenta revisión de la literatura. La presencia de quiste de ovario en recién nacidas debe considerarse un hallazgo común, con una amplia lista de diagnósticos diferenciales que contribuyen a un reto diagnóstico para el neonatólogo. Se han reportado en la literatura mundial aproximadamente 400 casos de quistes de ovario; de los cuales, los más frecuentes son los quistes foliculares, con una incidencia de 32 a 34%. El cistoadenoma o teratomaquístico y el tumor de células granulosas son extremadamente raros. La incidencia de quistes ováricos grandes (mayor a 5 cm) es de 1/2,600 nacimientos La ecografía mostró una imagen redondeada y heterogénea, de aspecto sólido, con áreas anecoicas en su interior y presencia de grumos con dimensiones de 9.5 x 7.7 x 9 cm, con un volumen de 3.4 cm, con bordes continuos y sin mostrar flujo tras la aplicación de Doppler color.

Ultrasonido abdominal. Muestra imagen redondeada y heterogénea, de aspecto sólido, con áreas anecoicas  en su interior y presencia de grumos, sin mostrar flujo tras la aplicación de Doppler color.

COMENTARIO

El diagnóstico se hace generalmente en el tercer trimestre de gestación entre las 27 a las 41 semanas de gestación (SDG) (promedio 34 SDG). La ultrasonografía abdominal constituye el estudio diagnóstico de primera elección. Según Nussbaum y su grupo, un quiste simple es anecogénico y de paredes delgadas casi imperceptibles, y un quiste complejo es ecogénico, contiene tabiques, nivel líquido, detritus y hemorragia. La aspiración del quiste guiada por ecografía se recomienda para quistes mayores de 5 cm, tiene la ventaja de eliminar el quiste y el tratamiento quirúrgico neonatal, sus desventajas incluyen recurrencia del quiste, sangrado intraquístico, aspiración. Dé lesión no ovárica y derrame del contenido. No se recomienda la aspiración de quistes completos por el riesgo de peritonitis o hemorragia.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?