Skip links

QUISTE HIDATÍDICO PRIMARIO DE BAZO

La hidatidosis es una zoonosis parasitaria causada por el Echinococcus granulosus. Constituye un problema de salud pública en los países ganaderos, como Argentina, Brasil, Chile, Uruguay yPerú.

El quiste hidatídico en el hombre se localiza generalmente en el hígado (60%) y el pulmón (30%), en 5-10% la afectación es sincrónica (7); en el 10% restante se han reportado otras localizaciones: mediastino, hueso, cerebro, riñón, páncreas, partes blandas, etc. La hidatidosis esplénica es inusual, representa solo el 1-2% de todas las formas.

CASO Clínico

Paciente varón de 63 años de edad, natural y procedente de Lima. Su enfermedad es de inicio insidioso y curso progresivo, desde hace un mes tiene malestar y distensión abdominal, asociado a náusea y vómitos ocasionales; niega pérdida de peso y otra sintomatología. En el examen clínico mantenía sus funciones vitales estables, estaba lúcido y orientado; no tenía ictericia, cianosis, disnea, o edema. El abdomen era blando, depresible, ruidos hidroaéreos presentes, sin signos de irritación peritoneal, los puntos dolorosos negativos; en cuadrante superior derecho se apreció cicatriz antigua en relación al antecedente quirúrgico; en hemiabdomen izquierdo se palpó masa de aproximadamente 10×7 cm, de límites definidos, superficie lisa, no dolorosa, parecía adherida a planos profundos. Resto del examen sin alteraciones significativas. El diagnóstico clínico presuntivo se basó en el hallazgo de la tumoración abdominal y se pensó en GIST, sarcoma y quiste hidatídico.

La ecografía abdominal del año 2004 fue informada como poliquistosis renal izquierda con dos formaciones quísticas tabicadas en polo superior 115×130 mm y inferior 136×84 mm ( en esta ecografía no se informa ni se sospecha de quiste hidatídico, y no se menciona que estaría dependiendo de bazo). La ecografía abdominal del 8 de marzo del 2009 mostraba dos formaciones quísticas multitabicadas de 161×95 mm y 146 x 130 mm, que desplazaban bazo y riñón izquierdo. La tomografía axial computarizada del 9 de marzo del 2009 (figura 1 y 2) fue interpretada como una gran formación ovoide (12x18x27 cm) dependiente de bazo, lobulada, hipodensa con áreas focales redondeadas de menor atenuación a predominio periférico y septos internos, sin realce al contraste, compatible con quiste hidatídico Garbhi III; resto del examen sin alteraciones.

Evolución: Fue intervenido quirúrgicamente el 6 de mayo del 2009, se realizó quistectomía parcial mas drenaje externo; se encontró un quiste hidatídico esplénico gigante 30x20cm (bazo hipotrófico de 5 x 4 cm), biloculado, tabicado, que ocupaba hipocondrio izquierdo y flanco izquierdo del abdomen, tenía paredes gruesas, vesículas hijas vitales y liquido claro en su interior (volumen de 300 ml). La lesión quística tenía adherencias en colon descendente, parieto-gastricas y en hemidiafragma izquierdo. No presentó complicaciones posquirúrgicas y salió de alta el día 15 de mayo.

DISCUSIÓN

El hombre es un huésped intermediario, se infesta al ingerir huevos de la tenía, en el intestino el huevo libera al embrión exacanto, que se abre paso a través de la pared intestinal hasta los vasos tributarios de la vena porta, por esta vía llega al hígado y el pulmón; excepcionalmente pasa éstos dos filtros. La infestación esplénica es posible, cuando el embrión pasa la red capilar hepáticapulmonar e ingresa a la circulación general.

El hombre es un huésped intermediario, se infesta al ingerir huevos de la tenía, en el intestino el huevo libera al embrión exacanto, que se abre paso a través de la pared intestinal hasta los vasos tributarios de la vena porta, por esta vía llega al higado y el pulmón; excepcionalmente pasa éstos dos filtros. La infestación esplénica es posible, cuando el embrión pasa la red capilar hepáticapulmonar e ingresa a la circulación general.

El diagnóstico se realiza principalmente por estudios de imágenes (ultrasonografía o tomografía computarizada). La imagen usualmente es una lesión quística -única o múltiple- bien delimitada; algunas muestran “quistes hijos” en el interior o su pared calcificada. Las pruebas inmunológicas son de apoyo diagnóstico, su eficiencia es variable; las más sensibles y específicas son el ensayo inmunoenzimático (ELISA) y la inmunoelectrotransferencia o western blot (positivo en nuestro paciente

El tratamiento generalmente es quirúrgico, la técnica quirúrgica clásica ha sido la esplenectomía abierta, por laparotomía media o subcostal; la cirugía con enucleación y conservación del bazo es una alternativa en pacientes pediátricos.

 

El caso clínico de este artículo menciona que poco común la aparición del Quiste en el bazo, ya que lo común es estar en el hígado o pulmones, la aplicación al curso es importante reconocer las limitaciones del Ultrasonido ya que se reportó que la afectación era primariamente en riñón, pero al realizar la tac y la cirugía presentaba afectado principalmente el bazo, poco común pero muy grande el quiste para ser delimitado por el ultrasonido, y pues siendo casi un hallazgo queda claro que para los parásitos no hay lugar al que no puedan llegar, de tal forma que si se debe seguir implementando la desparasitación anual como forma preventiva.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?