Skip links

Resumen apuntes de ecografía: hígado

18

El hígado se localiza en el cuadrante superior derecho del abdomen y ocupa el hipocondrio derecho, parte de la región epigástrica y se extiende al hipocondrio izquierdo. Recibe aporte sanguíneo doble, a través de la vena porta (70%), que transporta sangre venosa procedente de intestinos y bazo, y de la arteria hepática (30%), que se origina en el tronco celíaco.
Funcionalmente el hígado se divide en tres lóbulos: derecho, izquierdo y caudado. La anatomía segmentaria de Couinaud se basa en segmentos portales y se está convirtiendo en la nomenclatura universal para la localización de la lesión hepática. Tiene una gran importancia funcional y patológica ya que cada uno de los 8 segmentos resultantes disponen de vascularización, drenaje biliar y linfáticos propios lo que posibilita la resección quirúrgica de uno o varios sin afectar al resto.
Técnica de la exploración: se realiza la exploración con el paciente en decúbito supino, mediante cortes transversales, longitudinales y oblicuos, subcostales y en epigastrio, en inspiración profunda mantenida.
Hígado normal: ecoestructura.
El hígado normal es homogéneo, contiene ecos finos y es isoecoico o ligeramente hiperecoico en relación al riñón, y ligeramente hipoecoico en comparación con el brazo. En el interior de este parénquima homogéneo visualizaremos estructuras fisiológicas anecoicas que corresponden a vasos (venas portales y venas supra hepáticas, arteria hepática a nivel del hilio) y otras imágenes ecogenicas producidas por los ligamentos y cisuras, que no debemos confundir con estructuras patológicas.
La porta presenta su mayor calibre a nivel del hilio (<12mm) y se ramifica fundamentalmente en un plano horizontal, en porta derecha y porta izquierda. Las venas hepáticas o supra hepáticas anteriores, media y posterior tienen una orientación predominante vertical, discurren entre lóbulos y segmentos y aumentan de calibre a medida que se aproximan a su desembocadura en la VCI.
La arteria hepática se origina en la aorta, de la bifurcación del tronco celiaco, y se dirige hacia el hilio hepático. El ligamento falciforme conduce la vena umbilical hasta el hígado durante el desarrollo fetal. Tras el nacimiento la vena umbilical se atrofia y da lugar al ligamento redondo. El ligamento venoso lleva el conducto venoso obliterado, que hasta el nacimiento deriva la sangre de la vena umbilical hasta la vena cava inferior. La cisura mayor o fisura lobar principal se extiende desde la fosa de la vesícula biliar hasta la vena inferior y constituye una referencia para separar los lóbulos hepáticos derecho e izquierdo.
Comentario:
La primera parte de éste gran artículo sobre el hígado.

× ¿Cómo puedo ayudarte?