Skip links

Síndrome de absceso hepático secundario

En el presente artículo se  evidencia  la importancia de los estudios de imagen,  al diagnóstico,  pronóstico, y evolución en una enfermedad infecciosa  escasa pero  con posibilidad futura de propagación,  con bases firmes confirmatorias, y como casi siempre en medicina formando un eslabón más en la cadena de respuesta a la buena praxis médica.

El síndrome de absceso hepático secundario a Klebsiella pneumoniae (SAHK)  es una enfermedad infecciosa emergente caracterizada por absceso hepático mono microbiano, bacteriemia  e infección metas asica.  El SAHK  es endémico en Taiwán, pero se han descrito casos en otras regiones; lo causan las cepas Klebsiella pneumoniae serotipo K1, rmpA, MagA positivas, que fenotípicamente muestran la característica de hipermucoviscosidad. …… Paciente de 69 años previamente sano que presento cuadro caracterizado por fiebre, absceso hepático, choque séptico, bacteriemia y neumonía. En los cultivos desarrollo Klebsiella pneumoniae con fenotipo hipermucoviscoso con signo de asa positivo. La enferma respondió al manejo antibiótico a base de ceftriaxona, meropenem, amikacina y al drenaje percutáneo del absceso hepático. Es importante alertar a la comunidad médica en relación a esta infección emergente.

El SAHK, se adquiere en la comunidad  con cepas altamente  virulentas hiperproduc toras de polisacáridos capsulares, se caracteriza por presencia de absceso hepático bacteriemia y complicaciones  sépticas metastasicas en la cual destaca al endoftalmitis;  es endemia  en Asia en especial Taiwán.

CASO CLÍNICO

Mujer de  69 años sin antecedentes previos de relevancia, presento cuadro de inicio súbito caracterizado por astenia, adinamia, cefalea, mialgias, escalofríos y fiebre de 39 grados C,  de dos días de evolución que no mejoro con analgésicos por lo que acude al hospital; presión arterial  70/40 mmHg, FC 90min, FR 24min, Temp 39 grados C, oximetría  con saturación de oxigeno del  85% que mejoro con oxígeno con mascara facial al 91%.  A la exploración física  dolor en flanco y fosa iliaca derechos, sin hepatomegalia ni hepatalgia, sin signos de irritación peritoneal.   Resto de la exploración irrelevante.

Rayos X de tórax a su ingreso sin infiltrados ;  en el Ultrasonido hepático y de vías biliares se observó imagen hipoecoica, septada en segmento VI hepático sin dilatación de la vía biliar ni presencia de litiasis  vesicular; en la Tomografía  de abdomen se observó imagen hipodensa multiloculada, de bordes irregulares en segmento VI hepático con reforzamiento de la pared al contraste intravenoso;  por lo cual se envió a terapia intensiva con el dxco choque séptico evaluación  II (APACHE II)  de 15 puntos (mortalidad predicha 30.4%).

Poco después se intubo por crisis de broncoespasmo, más apoyo mecánico ventilatorio, conjunto a esto se inició tratamiento antimicrobiano.

A partir de la presencia de  absceso hepático, signos de respuesta inflamatoria sistémica, infección metastásica pulmonar y desarrollo en cultivo de Klebsiella pneumoniae  hipermucoviscosa se llegó al diagnóstico de SAHK.

Se le realizo punción y drenaje percutáneo, se ajustó el esquema antimicrobiano,  la evolución a la mejoría con resolución del proceso inflamatorio infeccioso, involución de los infiltrados  pulmonares y reducción del tamaño del absceso hepático, la enferma fue dada de alta a su domicilio, el catéter intrahepático  se extrajo 2 semanas después de su introducción con la paciente asintomática con cuenta leucocitaria y proteína C reactiva en límites normales.

El patrón morfológico  del SAHK  en el USG Y TC se caracteriza por la presencia de  una lesión sólida, de márgenes irregulares, multiloculada y no comunicante, con una baja tendencia a la licuefacción, lo que explica  por qué al puncionarse la cantidad de material obtenido es poco abundante.

Artículo escrito por el Dr Juan Luis González Diaz

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?