Skip links

Terapias mínimamente invasivas en el tratamiento de cáncer de próstata: ultrasonidos de alta intensidad

El cáncer de próstata presenta una incidencia cada día mayor; existen hoy en día diversas técnicas mínimamente invasivas que pretenden conseguir estos objetivos y son entre otras la radioterapia modulada, la braquiterapia, la crioterapia o los ultrasonidos de alta intensidad (HIFU). El HIFU induce una necrosis coagulativa y cavitación en los tejidos, por efecto del calor. La onda de ultrasonidos es emitida por un transductor y absorbida por la zona diana, con mínimo daño sobre el tejido circulante. A pesar de la seguridad de la terapia pueden aparecer algunos efectos secundarios como la retención urinaria que suele ser producto del edema y el aumento del tamaño de la próstata.
2. CUERPO
En el presente artículo seleccionaron un total de 23 pacientes con cáncer de próstata órgano confinado y sometidos a resección prostática mediante HIFU, comprobaron las complicaciones, así como la evolución de la enfermedad después del tratamiento. La media de edad fue de 65 años, el volumen prostático medio de 27 gramos; el seguimiento medio fue de 15 meses con un rango de 13 a 26.
Las complicaciones más frecuentes fueron hematuria leve (13%), retención de orina (13%). La estancia media hospitalaria fue de 24 horas. El 100% de los pacientes presentan datos bioquímicos, clínicos y radiológicos de buena respuesta. Concluyeron que HIFU es una tecnología con unos resultados iniciales favorables, que permiten un control de la enfermedad con unos niveles de seguridad aparentemente muy buenos; es innegable que la reducción de la morbi-mortalidad es muy significativa para estos pacientes, aunque también es cierto que los casos deben ser seleccionados con cautela y con criterios restrictivos para tener resultados satisfactorios de forma inicial.
3. COMENTARIOS
El ultrasonido de alta intensidad, se muestra como una alternativa con un muy buen control tanto del fenómeno de ablación prostática como en el control de las complicaciones. En cuanto a la aparición de complicaciones merece la pena señalar que posiblemente sea la técnica de tratamiento local del cáncer de próstata que menos
Ensayo: Terapias mínimamente invasivas en el tratamiento
de cáncer de próstata: ultrasonidos de alta intensidad (HIFU)
Por: Dr. Celedonio Gómez Muñoz.
complicaciones tiene sin embargo una de ellas es la aparición de fístulas uretro-rectales.
4. CONCLUSIONES
La terapia focal mínimamente invasiva se presenta como una alternativa al tratamiento radical en el cáncer de próstata, ya que supone un control de la enfermedad con una escasa morbi-mortalidad. El HIFU es una técnica relativamente reciente entre las opciones de rescate existentes con un porcentaje de éxito alrededor del 53% en pacientes de bajo riesgo. HIFU tiene resultados iniciales favorables, que permiten un control de la enfermedad con unos niveles de seguridad aparentemente muy buenos; es innegable que la reducción de la morbi-mortalidad es muy significativa para estos pacientes, aunque también es cierto que los casos deben ser seleccionados con cautela y con criterios restrictivos para tener resultados satisfactorios de forma inicial. Las tasas de supervivencia del HIFU frente a la radioterapia externa, son similares especialmente en tumores de riesgo medio y alto. En cuanto a la aparición de complicaciones merece la pena señalar que posiblemente sea la técnica de tratamiento local del cáncer de próstata que menos complicaciones tiene.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?