Skip links

Perfil biofísico para conocer el bienestar fetal

 

Se le denomina técnica de valoración del bienestar fetal de Manning, y sus parámetros son: frecuencia cardiaca fetal, movimientos respiratorios, movimientos fetales, tono fetal, líquido amniótico (Manning), grado placentario (Vintzileos).

FRECUENCIA CARDIACA FETAL: El aparato cardiovascular es el primero que funciona en el embrión; comienza a circular sangre hacia el final de la tercera semana. La estimulación simpática tiene un efecto unidireccional, contrariamente a la parasimpática, que es bidireccional; así, un incremento de estimulación parasimpática disminuye la frecuencia cardiaca fetal y una reducción del tono parasimpático la aumenta.

MOVIMIENTOS RESPIRATORIOS: La motilidad se distingue por movimientos  diafragmáticos esporádicos, vigorosos y aislados, resultantes del desplazamiento toraco-abdominal fetal que caracteriza de manera típica al hipo. En todos los fetos humanos saludables, es normal que los periodos de apnea duren cerca de 20 minutos, pero son demasiado variables en duración y pueden prolongarse más de 120 minutos.

Los movimientos respiratorios son definidos como normales si se aprecia cualquier episodio de actividad respiratoria que puede ser claramente reconocido y sin referencia para la duración del intervalo respiratorio ni para la observación de un periodo de actividad respiratoria, en límites normales (10 a 60 respiraciones por minuto). 

MOVIMIENTOS CORPORALES Y TONO FETAL: Los movimientos corporales fetales son resultado de la estimulación de la placa neuromuscular en el músculo esquelético., Los movimientos fetales pueden identificarse en los humanos a las seis semanas de gestación, ultrasonido de tiempo real, doppler y registro de percepciones hecho por la paciente.

LÍQUIDO AMNIÓTICO: Se encuentra contenido en la bolsa amniótica. La mayor cantidad del líquido deriva de la filtración del plasma materno y la orina fetal.

Su volumen varía según la etapa de gestación; aumenta desde los 50 mL en la semana 12, a 400 mL en la semana 20, y es de alrededor de un litro al término, con promedio de 400 a 1,500 mL. Durante la primera mitad del embarazo, el líquido amniótico tiene una composición similar al plasma de la madre. El corion y el amnios son estructuras muy porosas y se comportan como membranas semipermeables que permiten la fácil transportación de agua, electrólitos, urea, creatinina, glucosa, así como proteínas de un peso molecular menor de 150,000 Da. Orina fetal Es la mayor fuente de líquido amniótico a partir de la segunda mitad del embarazo. La primera entrada de orina al espacio amniótico ocurre entre la octava y la undécima semanas. La producción de orina se incrementa aproximadamente de 110 mg/kg/24 h a la semana a 25 a 190 mL/kg/24 h a las 39 semanas. Al término, el flujo fetal es, en promedio, de 500 a 600 mL al día.

Deglución fetal:  El feto comienza a deglutir aproximadamente a la misma edad que comienza a orinar (entre las semanas 8 y 11).La cantidad de líquido deglutido varía, y en la segunda mitad del embarazo es de 210 a 760 mL/día. Es muy importante la deglución en la segunda mitad del embarazo, ya que la atresia esofágica se vincula con polihidramnios.

Comentario: Este artículo  me pareció interesante para tercer trimestre ya que he visto mucha solicitud en cuanto a este estudio para valorar un embarazo de calidad y salir en si de las mayoría de las dudas que se tienen a cerca de la vitalidad fetal y minimizar riesgos.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?