Skip links

Ultrasonido con contraste en diferentes estadios de absceso hepático piógeno

Desde que la patogénesis del absceso hepático fue descrita hace 150 años, solo unas pocas publicaciones comentan sobre diferentes patrones imagenológicos de la enfermedad. Las descripciones de la apariencia del hígado se concentraron primordialmente en estadios avanzados en donde la necrosis líquida es rodeada por una pared histológicamente compatible con una cápsula fibrosa.

Con ayuda de ultrasonido con contraste, esta cápsula exhibe perfusión arterial. En Las bases de la tomografía computarizada, la resonancia magnética y el ultrasonido con contraste; se han adicionado criterios para describir abscesos hepáticos, incluyendo septos internos, edema perifocal, fase arterial transitoria e hipervascularidad y fase portal hipovascularizada alrededor del absceso.

Método

El comité de revisión institucional aprobó este estudio retrospectivo y requirió el consentimiento informado de los pacientes para el uso de imágenes y grabaciones. Entre Diciembre de 2005 y Diciembre de 2013, 86 pacientes con 113 abscesos hepáticos fueron examinados en nuestro laboratorio de ultrasonido por ambas técnicas: ultrasonido en escala de grises y ultrasonido con contraste.

Después de una revisión con ultrasonido convencional con un transductor abdominal convexo en un dispositivo Siemens, se realizó un estudio con ultrasonido de contraste, usando una mecánica d bajo índice de imágenes posterior a la inyección de hexafluoruro de azufre en el modo de secuencia de pulsos de contraste (inyección de 0.8 – 1.2 mL de hexafluoruro de azufre), o en el modo inverso de pulso (inyección de 2.4 ML de hexafluoruro de azufre).

La grabación digital de todos los estudios fue analizada retrospectivamente por el mismo médico con más de 10 años de experiencia en ultrasonido con contraste para evaluar los patrones de escalas de grises y el comportamiento en la fase arterial (5-25 seg), fase venosa portal (25-90 seg) y en la fase tardía 90-240 seg). Los resultados fueron comparados con diferentes estadios patológicos de formación de abscesos hepáticos: inflamación focal e inflamación, licuefacción y supuración, coalescencia  de pequeños abscesos a una cavidad única y finalmente un absceso amurallado por una cápsula. De acuerdo con los estadios ultrasonográficos fueron definidos y clasificados.

El diagnóstico de absceso hepático fue confirmado por aspiración con aguja fina o por biopsia con aguja gruesa. En 14 pacientes con absceso hepático causado por colecistitis gangrenosa penetrante, el diagnóstico fue confirmado por el cirujano durante la colecistectomía y drenaje quirúrgico. Cuando la aspiración con aguja fina no es exitosa, o es rechazada por el paciente, el diagnóstico se realizó clínicamente. En ambos casos en el transcurso de la enfermedad, la resolución fue documentada por tomografía computarizada o por ultrasonido con contraste.

Resultados

Los abscesos hepáticos ocurren más en hombres que en mujeres. La obstrucción biliar es la causa más frecuente, seguido de la etiología criptogénica.

Los especímenes microbiológicos fueron localizados en 75 pacientes y el absceso fue estéril en 75 pacientes. Fueron monomicrobianos en 38 pacientes y polimicrobianos en 21 pacientes. Las bacterias más comúnmente encontradas se clasificaron en la tabla.

Clasificación de diferentes estadios de abscesos hepáticos

Excepto en los casos de abscesos maduros sin pared, el ultrasonido simple de escala de grises, no es de utilidad para distinguir entre los diferentes estadios de la patología. Con el uso del ultrasonido de contraste, se identifican tres manifestaciones sonomorfológicas: inflamación focal sin necrosis (estadio I), grupos focales de microabscesos que tienden a coalescer (Estadio II), y una cavidad simple con o sin cápsula (estadio III). De acuerdo a la descripción de los estadios II y III se clasificaron en subgrupos reflejando la patogénesis desde la infección, supuración y licuefacción.

El tratamiento con antibióticos fue iniciado tan pronto como se diagnosticó absceso hepático, y se dio seguimiento con aspiración por aguja fina o por drenaje quirúrgico.

Artículo escrito por la Dra. Alejandra Evangelina Hernández Oliver

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?