Ultrasonido en útero y ovarios

En niñas, las neoplasias ováricas epiteliales (cistoadenomas/ cistoadenocarcinomas) son menos frecuentes que las de células germinales (teratomas). Los cistoadenomas fronterizos (borderline) mucinosos o serosos son neoplasias intermedias, entre benignas y malignas, denominadas de «bajo potencial de malignidad». Representan el 20% de los tumores epiteliales y suelen ser masas quísticas voluminosas en jóvenes, excepcionales antes de la menarca. Frecuentemente se limitan al ovario y sólo el 10-15% son bilaterales. Debe preservarse la fertilidad y una ooforectomía o salpingo-ooforectomía por cirugía a cielo abierto es el abordaje más utilizado.

Se revisó un caso de una niña de 13 años sin antecedentes patológicos, se palpó una masa tensa e indolora que ocupaba desde el hipogastrio al epigastrio. Presentaba un estadio puberal 3 de Tanner, no había tenido la menarca y su himen era normal. Una ecografía con Doppler y una TAC mostró un tumor quístico pélvico-abdominal de 25 x 25 cm, con escasa vascularización. Los dosajes de alfa-fetoproteína y beta-gonadotrofina coriónica en muestras de sangre obtenidas antes de la cirugía, fueron informados como normales en el postoperatorio. Se prefirió una laparotomía por incisión de Pfannenstiel, sin sección muscular. La anatomopatología diferida informó un CAdB mucinoso.

Se presenta una paciente de 85 años de edad con un teratoma gigante de ovario torcido, quien acude a consulta por dolor abdominal agudo. Al examen físico se comprobó aumento de volumen de todo el abdomen. Se realizó ultrasonido y tomografía simple de abdomen, y se encontró un gran tumor abdominal (20 cm) compatible con teratoma quístico de ovario, que debido al antecedente del dolor abdominal y las características tomográficas, se sospechó que estuviese torcido, lo que motivó el tratamiento quirúrgico inmediato y se comprobó la posibilidad diagnóstica planteada. La evolución posoperatoria resultó favorable, y una vez la paciente completamente restablecida fue dada de alta. Los teratomas constituyen un hallazgo infrecuente en la mujer anciana, no obstante, no se debe olvidar que existen.

El hallazgo de un teratoma gigante en una paciente de 85 años es un hecho muy infrecuente en la práctica médica, pues suele presentarse en mujeres jóvenes en los años de vida reproductiva activa. A veces pueden presentarse con dolor agudo, bien por torsión o por ruptura espontánea La ecografía constituye el examen de elección para el estudio de las masas pélvicas. La apariencia ecográfica es también muy variada, y va desde una masa puramente quística a una masa sólida, a veces difícil de identificar, pasando por todo tipo de masas complejas con septos, polos sólidos, niveles líquidos, etc. Probablemente la apariencia más específica sea la de una masa compleja con componentes ecogénicos, líquidos y sólidos. El signo de la «punta del témpano» o de la «punta del iceberg» consiste en una masa muy ecogénica con sombreado posterior que oculta las estructuras que se encuentran detrás.

Artículo escrito por la Dra. Danee Escoto

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com