Skip links

El ultrasonido (US) musculo esquelético

El ultrasonido (US) musculo esquelético es una téc­nica de exploración cada vez más utilizada , ya que permite de manera inocua, cómoda, dinámica, a bajo costo y con una gran sensibi­lidad explorar en tiempo real un área anatómica como el hombro. La técnica ha sido progresivamente adoptada por los clínicos desde hace unos 10 años. Las razones son esencialmente prácticas: siendo el US una prolongación del examen físico, permite al clínico realizar una corre­lación entre imágenes y sintomatología inmediata, opti­mizando en tiempos y eficacia el manejo del paciente.

El hombro tiene características anatómicas muy espe­ciales. Es muy móvil y sus estructuras periarticulares son esencialmente músculos, tendones y estructuras estabili­zadoras. Por esta razón, es una localización frecuente de lesiones de partes blandas, traumáticas, micro-traumáticas o degenerativas. La mayor parte de las injurias ocurren en el manguito rotador; la patología articular es mucho menos frecuente. La radiografía convencional permite evaluar el compromiso óseo articular y la presencia de calcificaciones periarticulares, pero en muchas ocasio­nes la radiografía de un hombro doloroso es normal y se requiere de técnicas complementarias. La resonancia magnética (RM) ha sido por muchos años el estándar de oro para el estudio de partes blandas, pero el desarrollo de mejores equipos de ultrasonografía y de transductores de alta frecuencia ha permitido a la ecografía competir con la RM en la exploración de partes blandas. Tiene, efectiva­mente, frente a ella varias ventajas importantes: el menor costo, la comodidad y la posibilidad de realizar maniobras dinámicas e infiltraciones eco-guiadas.

El hombro, y en especial el manguito de los rotadores, es una de las aéreas anatómicas más exploradas con US.

La exploración debe iniciarse por el hombro menos sintomático. La secuencia que recomiendan los exper­tos es comenzar por la región anterior, donde se deben explorar el tendón bicipital y el subescapular, conti­nuando con la superior, en la que se examina la articu­lación acromioclavicular, siguiendo con la anterolateral, en la que se evalúa el tendón del supraespinoso, parte visible del tendón del infraespinoso y redondo menor, y concluyendo en la región posterior, donde encontramos al infraespinoso, redondo menor y la interlínea de la articu­lación glenohumeral. El examen llevado a cabo en ambos hombros permite obtener en forma comparativa las imágenes y de este modo la posibilidad de hallar lesio­nes asintomáticas.

Las principales indicaciones son el dolor y la incapacidad para realizar actividades cotidianas por arte del paciente tales como el peinarse, vestirse, bañarse, en su caso abrocharse el sostén, etc. En muchas ocasiones a clínica puede ser incierta, debido a que el sitio de dolor puede ser inespecífico. Sin embargo, la causa más frecuente de dicha sintomatología radica en los

elementos que conforman el “manguito rotador”, aunque no en raras ocasiones coexiste patología en los elementos que no forman parte de él, pero que sí lo son del hombro, los cuales a su vez pueden simular o sobreponerse clínicamente a un desgarro del manguito rotador y que si no se exploran de manera adecuada  podemos pasar por alto patología independiente del manguito rotador, y que quizás en ese momento aún pueda responder a un tratamiento de tipo conservador.

Por tal motivo, es de vital importancia el tener un conocimiento pleno de la anatomía- trasonográfica normal de las estructuras que conforman el hombro,  tanto en su comportamiento estático como en su comportamiento dinámico (en su caso), para con ello poder entender e identificar las patologías más frecuentes que se presentan.

 

Equipo:

Es necesario contar con transductores lineales, multifrecuencia, cuyo rango podría considerarse aceptable desde los 5 hasta los 13 Mhz Existen algunas aplicaciones dependientes netamente

del software con que cuente el equipo con importantes aplicaciones en este campo. La que mayores ventajas ha ofrecido es el modo de barrido extendido, en el cual se puede reconstruir una imagen con la recolección de múltiples campos de visión hasta dar una perspectiva semejante a la imagen que se obtiene por resonancia magnética,

Técnica de exploración

El conocimiento de la anatomía del hombro desde una perspectiva tridimensional, así como su funcionamiento son elementos indispensables para lograr un mayor entendimiento en cuanto a la obtención e interpretación de las imágenes obtenidas por ultrasonido.

Por otra parte, la ventana acústica limitada, aunada a las estructuras óseas adyacentes son un factor adicional que hacen la evaluación ultrasonográfica técnicamente difícil.

El paciente debe ser estudiado colocándolo en un banco giratorio que facilite su posicionamiento en el estudio, sentado frente a nosotros.

 

Posición en la que coloca el brazo

 

Se usan para ayudar a diagnosticar:

  • desgarros de tendones, como desgarros del manguito rotatorio del hombro o el tendón de Aquiles en el tobillo
  • anormalidades de los músculos, como las lágrimas
  • sangradura u otras acumulaciones de fluido dentro de los músculos, bolsas y articulaciones
  • tumores benignos y malignos del tejido blando
  • cambios tempranos de la artritis reumatoidea
  • efusión articular (fluído) o engrosamiento sinovial (revestimiento de las articulación)
  • dislocaciones de las caderas en niños pequeños
  • fluido en una articulación con dolor de la cadera en niños
  • bultos en los músculos del cuello de niños pequeños
  • masas de tejido blando en niños (bultos/chichones)

 

Beneficios

  • La exploración por ultrasonido no es invasiva (sin agujas o inyecciones).
  • Ocasionalmente, un examen por ultrasonido puede resultar incómodo en forma temporaria, pero casi nunca es doloroso. El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.
  • Las imágenes por ultrasonido son extremadamente seguras y no utilizan radiación ionizante.
  • La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos X.
  • El ultrasonido proporciona una imagen en tiempo real, por lo que es una buena herramienta para guiar procedimientos de invasión mínima tales como las biopsias por aspiración y las aspiraciones con aguja.
  • A diferencia del fuerte campo magnético de la resonancia magnética nuclear (RMN), el ultrasonido no se ve afectado por marcapasos cardíacos, implantes ferromagnéticos o fragmentos dentro del cuerpo. El ultrasonido también es una excelente alternativa a la RMN para pacientes claustrofóbicos.
  • El ultrasonido puede presentar ventajas en comparación con la RMN en lo respectivo a la observación de la estructura del tendón, que se aprecia mejor con el ultrasonido que con la RMN.
  • Las articulaciones de la cadera de los infantes, a diferencia de los adultos, están mayormente compuestas de cartílago que permite una visualización excelente de las mismas utilizando ultrasonido.
  • El ultrasonido tiene dificultades para penetrar masas óseas y, por lo tanto, sólo puede verse la superficie externa de las estructuras óseas y no lo que se encuentra en el interior (excepto en los infantes porque tienen más cartílago en sus esqueletos que los niños más grandes o los adultos). Para visualizar la estructura interna de los huesos o de determinadas articulaciones se usan habitualmente otras modalidades de imágenes tales como la RMN.
  • El ultrasonido no ha demostrado ser útil para detectar traumatismos cervicales o muchas otras causas del dolor de espalda.

Conclusiones:

El ultrasonido ha demostrado tener una alta sensibilidad y especificidad en la identificación de alteraciones a nivel del hombro, por lo que hay que saber hacer un buen uso de este método. Para lo cual, es de suma importancia el realizar el estudio de forma dinámica, así como el de seguir un protocolo de exploración que nos evitará omitir revisar estructuras (en su caso patología) que conforman el hombro.

Por otro lado, lo importante no es demeritar ningún método de imagen, sino más bien el de tener siempre  presente que son complementarios, que nos es muy útil desde una radiografía de hombro, hasta un estudio de artroresonancia magnética. Teniendo siempre como objetivo unánime darle al paciente la mejor opción para su padecimiento, así como a las características propias de cada persona

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?