Skip links

Para el estudio ultrasonográfico de la glándula tiroides se prefieren transductores lineales de alta frecuencia (7.5 – 15 MHz) ya que ofrecen mayor penetración e imágenes de gran definición. La glándula tiroides es uno de los órganos más vascularizados del organismo y el ultrasonido Doppler puede aportar información diagnóstica útil en algunos trastornos.

La exploración suele realizarse con el paciente en decúbito supino y el cuello hiperextendido, se puede colocar una almohadilla bajo los hombros para mejorar la exposición del cuello.

Hay que examinar la glándula tiroides minuciosamente en los planos transversal y longitudinal; se puede mejorar la visualización de los polos inferiores pidiendo al paciente que trague saliva, lo que hace que la glándula ascienda momentáneamente en el cuello.

Se debe examinar toda la glándula incluido el istmo y ampliar la exploración lateralmente para buscar la región de la arteria carótida y la vena yugular para así poder identificar posibles linfadenopatías.

  • ANATOMÍA

La glándula tiroides se encuentra en la parte anteroinferior del cuello, está formada por 2 lóbulos situados a ambos lados de la tráquea  y unidos en la línea media por el istmo, una estructura muy delgada que rodea la pared anterior de la tráquea. El 10 – 40% de los pacientes normales tienen un lóbulo tiroideo pequeño que surge de la parte superior del istmo (lóbulo piramidal).

En adultos la longitud media es de 40 – 60 mm y el diámetro anteroposterior medio de 13 – 18 mm; el istmo tiene un grosor medio de 4 – 6 mm. Es posible la medición ecográfica del volumen tiroideo, el cual puede servir para determinar el tamaño del bocio y evaluar la necesidad de cirugía, para calcular la dosis de yodo-131 necesaria para tratar la toritoxicosis y para evaluar la respuesta a los tratamientos supresores.

El método matemático más utilizado para calcular el volumen tiroideo se basa en la fórmula del un elipsoide con un factor de corrección: longitud x anchura x grosor x 0.52. Cuando se utiliza este método el error medio estimado es del 15% aproximadamente. La glándula tiroides tiene un volumen medio de 18.6 ± 4.5 ml, lo que equivale a un peso glandular de 18.6 gramos. Existe diferencia significativa entre el volumen de varones (19.6 ± 4.7 ml) y mujeres (17.5 ± 4.2 ml).

El parénquima tiroideo normal tiene una ecogenicidad homogénea que facilita relativamente las lesiones focales quísticas ó hipoecoicas en la mayoría de los casos.

  • TRASTORNOS TIROIDEOS NODULARES

Los nódulos representan trastornos tiroideos frecuentes y polémicos; en estudios epidemiológicos se ha calculado que el 4 – 7% de la población adulta norteamericana tiene nódulos tiroideos palpables que afectan más a las mujeres que a los varones.

La exposición a radiaciones ionizantes aumenta la incidencia de nódulos benignos y malignos, el 20 – 30% de la población expuesta a radiaciones tiene alteraciones tiroideas palpables.

El principal reto clínico consiste en distinguir los escasos nódulos malignos clínicamente significativos de los innumerables nódulos benignos y de este modo identificar a los pacientes en los que está indicada la escisión quirúrgica.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com 

× ¿Cómo puedo ayudarte?