Skip links

Vesícula biliar y vías biliares

La patología de la vía biliar habitualmente se presenta en la clínica como ictericia o alteración de las enzimas hepáticas, con o sin dolor abdominal o fiebre.

La ecografía suele ser la primera prueba de imagen que se realiza, con la intención de discriminar si el paciente presenta una enfermedad hepatocelular o de los conductos biliares. La ultrasonografia tiene una alta sensibilidad para detectar la dilatación de los conductos biliares intra y/o extrahepáticos.

En la medición de la vía biliar principal a nivel del hilio hepático, en la proximidad del cruce con la arteria hepática derecha, y de pared interna a pared interna, se considera patológico un diámetro superior a 7 mm.

Los conductos biliares intrahepáticos normales miden menos de 2mm o no más del 40% del diámetro del vaso portal al que acompañan. La dilatación de la vía intrahepática se manifiesta ecográficamente como “muchos tubos”, que se ramifican con ángulos irregulares, adoptando a veces una configuración estrellada.

COLEDOCOLITIASIS

La coledocolitiasis puede ser primaria o secundaria. En la primaria se produce formación de cálculos pigmentarios en los conductos biliares como consecuencia de patologías que obstruyen o estenosan la vía biliar, cirugía biliar previa o enfermedades hemolíticas crónicas. La forma secundaria es la más frecuente y resulta de la migración de cálculos desde la vesícula biliar.

En la ecografía aparecen como imágenes ecógenas con sombra acústica, si bien cálculos de tamaño inferior a 5mm o alojados en la porción distal del colédoco pueden ser difíciles de visualizar, se puede alcanzar una sensibilidad global del 75%.

Los cálculos intrahepáticos se ven como ecogenicidades definidas o lineales, con o sin sombra, en la región de las tríadas portales paralelas al trayecto de las venas portales.

QUISTES DEL COLEDOCO

Es una dilatación quística congénita de la vía biliar que puede ser focal o difusa. Se suelen diagnosticar en edad infantil, y se aconseja su extirpación por el riesgo de desarrollar hepatocarcinoma.

La dilatación fusiforme del colédoco es la más frecuente, mientras que la tipo V corresponde a la enfermedad de Caroli.

Ecográficamente se presenta como una estructura quística que comunica con el árbol biliar, y que puede contener en su interior barro, litiasis o neoplasias.

ENFERMEDAD DE CAROLI

Es una enfermedad congénita rara. Se caracteriza por múltiples dilataciones saculares o quísticas de las vías biliares intrahepáticas y se manifiesta como colangitis, litiasis intrahepática y abscesos hepáticos. Existen dos tipos, la forma clásica y otra que se acompaña de fibrosis hepática congénita que cursa clínicamente con hipertensión portal. Aparece un colangiocarcinoma en el 7% de los pacientes con enfermedad de Caroli.

El diagnóstico es esencialmente radiológico. La observación, en una eco abdominal de imágenes quísticas dentro del hígado, especialmente si contienen litiasis en su interior es altamente sospechosa.

COLANGITIS ESCLEROSANTE

Clínicamente cursan con colangitis recurrentes y pueden evolucionar a cirrosis biliar, insuficiencia hepática y complicaciones derivadas de la hipertensión portal.

Conlleva un riesgo de desarrollar un colangiocarcinoma en el 10 al 30% de los pacientes.

Según la etiología se clasifican en colangitis esclerosante primaria y secundaria.

En la ecografía se pueden visualizar dilataciones segmentarias de las vías biliares, a menudo en una sola porción del hígado, con paredes engrosadas e irregulares y estenosis segmentarias.

COLANGITIS BACTERIANA AGUDA

Es un cuadro caracterizado por estasis biliar e infección. La causa más frecuente es la coledocolitiasis aunque puede aparecer en otras situaciones como estenosis benignas o malignas de la vía biliar, infecciones parasitarias, anomalías biliares congénitas o tras la manipulación de la vía urinaria.

La presentación clínica clásica es la tríada de Charcot: dolor en hipocondrio derecho, fiebre e ictericia.

Se aconseja la ecografía como primera modalidad de imagen para determinar la causa y el nivel de la obstrucción, y excluir otras enfermedades. Los hallazgos ecográficos consisten en dilatación de la vía biliar, presencia de coledocolitiasis y/o barro biliar, engrosamiento de la pared de la vía biliar y abscesos hepáticos.

 COLANGIOPATIA POR VIH

Es un proceso inflamatorio que afecta a las vías biliares en estadios avanzados en la infección por VIH. Aparece en pacientes con recuentos de CD4 menores y en infecciónes oportunistas. Los pacientes presentan dolor en HD, colestasis sin ictericia y aumento de la FA sérica con bilirrubina normal.

Los hallazgos ecográficos son superponibles a los de la colangitis esclerosante primaria, con engrosamiento de la pared, estenosis y dilatación de la vía de la vía biliar intra y extrahepática. Pueden encontrarse también estenosis de la papila de Vater y engrosamiento difuso de la pared de la vesícula biliar.

Artículo escrito por la Dra. Blanca Morales Apanco

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?