Skip links

Vesícula en porcelana y carcinoma de vesícula: correlación de diagnósticos por imagen y anatomopatológico

El objetivo principal del presente articulo es establecer la correlación entre el diagnóstico de vesícula en porcelana por imagen y el diagnóstico anatomopatológico de carcinoma de vesícula biliar en los pacientes atendidos en el Hospital Central Militar.

El término vesícula en porcelana fue acuñado en 1929 para describir la decoloración azulosa y la consistencia quebradiza de una vesícula biliar con calcificación extensa de su pared.

La vesícula en porcelana es un padecimiento con mayor incidencia en la sexta década de la vida; afecta con mayor frecuencia a pacientes del sexo femenino (relación 5:1) y tiene una fuerte asociación con la litiasis vesicular (hasta en 90%). El padecimiento se presenta con pocos síntomas, generalmente dolor intermitente en el hipocondrio derecho.

El cuadro clínico es inespecífico pero los síntomas más comunes, en orden de frecuencia, son: dolor en el hipocondrio derecho, síndrome ictérico y anorexia e hiporexia.

La radiografía simple de abdomen fue utilizada como estudio complementario.

El estudio más utilizado (de forma exclusiva) en la identificación de la vesícula en porcelana fue el Ultrasonido (9 pacientes, 47%) seguido por la TC (3 pacientes, 16%).  A 7 pacientes (37%) se les realizaron ambos estudios (US t TC) como procedimientos complementarios.

El diagnóstico más común continúa siendo la colecistitis aguda, que en 90-95% de los casos es secundaria a litiasis vesicular. Sin embargo, es indispensable conocer los distintos diagnósticos diferenciales para la vía biliar. A pesar de ser una enfermedad rara la vesícula en porcelana tiene características por imagen que pueden confundir al radiólogo poco experimentado; esto puede conducir a un diagnóstico erróneo o a la exposición del paciente a estudios o procedimientos innecesarios. Por otra parte, la bibliografía relacionada reporta datos variables acerca de la relación entre la vesícula biliar en porcelana y el cáncer de vesícula, hecho que complica las decisiones del equipo médico, incluido el radiólogo.

Cabe mencionar que a escala mundial los estudios en los cuales se han reportado incidencias altas en la relación entre la vesícula en porcelana y el cáncer de vesícula han sido estudios cuyo universo de población variaba entre los 9 y los 26  pacientes. En México se cuenta con estudios de prevalencia de cáncer vesicular en pacientes colecistectomizados, sin embargo, no se han reportado correlaciones entre el diagnóstico por imagen de la vesícula en porcelana y el cáncer de vesícula.

La afección hepatobiliar es común entre los pacientes que buscan atención médica en la consulta cotidiana. El médico radiólogo radiología debe estar familiarizado con los diagnósticos por imagen más comunes en este ámbito para hacer la detección de este padecimiento y dar el tratamiento adecuado.

La identificación de la vesícula en porcelana fue incidental, durante el estudio del paciente por otro padecimiento, en su mayoría neoplásico. El grupo etario en el que fue más común el hallazgo de la vesícula en porcelana hace sospechar que la etiopatogenia del padecimiento es secundaria a procesos inflamatorios crónicos vesiculares, con la consecuente afectación. El principal estudio de diagnóstico utilizado para la identificación de la vesícula en porcelana fue el Ultrasonido. No se tuvieron casos corroborados de vesícula en porcelana y cáncer de vesícula. Por lo tanto, se considera la posibilidad de manejar inicialmente al paciente (en quien se identificó la vesícula en porcelana) de manera conservadora. Dada la infrecuencia del padecimiento es importante considerar un seguimiento por imagen del paciente.

Artículo escrito por  el Dr. Pedro Mojica Mondragón

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

 

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?