Abordaje diagnóstico por imagen en patología benigna de la vesícula y vías biliares.

El presente artículo trata del abordaje de la vesícula y vías biliares: hace referencia que el ultrasonido (US) es el método de imagen inicial recomendado para la detección de obstrucción mecánica del árbol biliar y para la identificación de litiasis biliar, en menor porcentaje lo es para la detección de lesiones tumorales obstructivas, incluyendo el cáncer pancreático y al colangiocarcinoma.

El diagnóstico por US de la litiasis biliar se basa en tres criterios: 1) los cálculos aparecen en el US como imágenes ecogénicas, los cálculos muy pequeños pueden no dejar sombra acústica, 2) asociados a sombra acústica y 3) la movilidad de los cálculos libres flotantes. Debemos de estar conscientes que cuando no se puede precisar por US y Tomografía Computada (TC), la localización exacta y la causa de la obstrucción biliar estará indicada la colangiografía transhepática o bien a través de la colangiopancreatografía endoscópica.

En la imagenología la exploración por US el cálculo se visualiza como una estructura muy ecogénica; rodeada de líquido con una sombra acústica posterior. En la colecistitis aguda alitiásica el diagnóstico ecográfico se dificulta, ya que solo en un 60 % de los casos se puede observar engrosamiento de la pared mayor a 3 mm . Otros datos importantes son presencia de lodo biliar con ecos de baja longitud y tiene la particularidad de no producir sombra acústica posterior.

En la dilatación de la vía biliar podemos observar que el colédoco puede tener una medida mayor de 6 mm por lo que podemos apreciar estructuras tubulares de baja ecogenicidad paralelas a las ramificaciones de la vena porta.

En este caso se tratan las variaciones anatómicas y las anomalías congénitas de los conductos biliares, se encontró en  mujer de 36 años un conducto hepático común el cual terminaba en el cuerpo de la vesícula y se continuaba con un cístico largo hasta el duodeno en ausencia del colédoco.  Su padecimiento inició con fiebre, ictericia progresiva no dolorosa y coluria, posteriormente edema de las extremidades inferiores y astenia importante. Se realiza USG abdominal que demostró hepatomegalia, dilatación de las vías biliares intra y extrahepáticas, pared vesicular de 4 mm, imagen litiásica con sombra acústica, varias imágenes ovoideas en la vía biliar extrahepática sin sombra acústica, lo que hizo sospechar la presencia de fasciola. Se realiza colecistectomía abierta encontrando barro biliar y tres cálculos ocres de 15 mm, y gran número de adenomegalias voluminosas en el pedículo hepático. El conducto hepático común era corto 5 mm con ausencia de colédoco y la presencia de un cístico largo hasta el duodeno.

Esta anomalía congénita es muy rara y difícil de diagnosticar antes de la intervención quirúrgica. Se considera que la derivación en Y de Roux es una alternativa para el manejo de este caso.

COMENTARIO.

Con este artículo aprendemos hasta donde nos puede ser útil el abordaje de la vesícula biliar a través del US, dado que este medio de imagen es el más recomendado para el diagnóstico de obstrucción mecánica del árbol biliar y para la identificación de litiasis biliar, así como es el estudio de imagen más accesible para la población, además de no ser un método invasivo.

Este caso clínico nos orienta sobre la limitación del USG en las vías extrahepáticas, pero sí nos refiere como se encuentra la vesícula biliar y la vía intrahepática, sin embargo con el abordaje quirúrgico que se presenta en el caso se puede llegar a un buen tratamiento y diagnóstico.

Artículo escrito por el Dr. Manuel González

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Llamar ahora