Skip links

Abordaje diagnóstico por imagen en patología benigna de la vesícula y vías biliares

El presente nos habla del ultrasonido (US) como  método de imagen inicial recomendado para la evaluación de pacientes que se presentan con síndrome ictérico o con dolor en el cuadrante superior derecho debido a la capacidad del Ultrasonido para evaluar órganos adyacentes y a su capacidad de localizar sitios específicos de dolor abdominal, así convirtiéndose en un método tiempo –efectivo excelente. Continúa al plantear la epidemiologia de las enfermedades del árbol biliar y como estas en más de un  95% se pueden atribuir a colelitiasis. En Estados Unidos, el costo anual de la colelitiasis y de sus Complicaciones es de 6 a 8 miles de millones de dólares. De los estadounidenses de más de 40 años, el 40% tiene cálculos biliares y 10 a 30% presentarán síntomas en un momento dado. La prevalencia varía de acuerdo con la edad, sexo y grupo étnico.

Y es entonces cuando surge como objetivo ¿Cuál es el mejor método diagnostico? Según las circunstancias clínicas, el diagnóstico diferencial incluye colecistitis, coledocolitiasis, o tumor. El Ultrasonido se vuelve  muy sensible para la detección de obstrucción mecánica del árbol biliar y para la identificación de litiasis biliar y en menor porcentaje lo es para la detección de lesiones tumorales obstructivas, incluyendo al cáncer pancreático y al colangiocarcinoma. En aquellos pacientes en los que el US documenta la presencia de colelitiasis y coledocolitiasis, la colecistectomía laparoscópica es el procedimiento quirúrgico de elección. En pacientes con sospecha clínica de litiasis biliar, sin identificación previa por Ultrasonido  de coledocolitiasis, el Ultrasonido endoscópico o la colangiopancreatorresonancia es el siguiente paso diagnóstico por imagen. El diagnóstico de colecistitis aguda se confirma ante la presencia de cálculos biliares en una vesícula biliar dolorosa al rastreo por US y muestra bilis espesa en su interior y una pared ecogénica engrosada. Si la vesícula biliar tiene cálculos pero el paciente no tiene dolor vesicular, entonces es factible que el paciente tenga colecistitis crónica.

En la práctica actual se concluye el que la utilización de múltiples estudios de imagen, en forma simultánea, en el mismo paciente resulta en un elevado número de procedimientos inapropiados y de resultados negativos. En la evaluación del síndrome doloroso abdominal, si se realiza un segundo método de imagen, éste será de utilidad si es por indicación y/o recomendación del radiólogo.

Es por ello que es indispensable, que tanto el radiólogo como los demás médicos conozcan qué esperar de los métodos diagnósticos, estableciendo una comunicación entre ambos que les permita establecer diagnósticos de precisión. Además de reconocer cuáles son las ventajas y desventajas entre los diversos métodos diagnósticos que se utilizan en el abordaje diagnóstico por imagen de la patología benigna de la vesícula y vías biliares.

Artículo escrito por el  Dr. Mauricio Hiram Nájera Ríos

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?