Skip links

Actualización en cáncer de vesícula biliar

El cáncer de vesícula biliar es una patología altamente prevalente en el país de Chile, lamentablemente es una enfermedad que solo presenta síntomas cuando se encuentra en estados avanzados.  Dentro de los factores de riesgo, la colelitiasis, la obesidad, la edad, ele género, infecciones bacterianas y algunos factores genéticos ocupan relevancia en su etiopatogenia.

El diagnóstico se realiza principalmente por imágenes como la ultrasonografía y la tomografía, además de algunos marcadores tumorales ayudan en el seguimiento y pronóstico, la cirugía es el tratamiento de elección en etapas iniciales, ya que muchas veces esta enfermedad se pesquisa como hallazgo de colecistectomías de rutina por colelitiasis.

 

COMENTARIOS

El cáncer de vesícula biliar tiene una alta prevalencia en el país de Chile, es más común en mujeres que en hombres, la incidencia aumenta con la edad, y se estable el diagnóstico en la sexta o séptima década de vida, es la primera causa de muerte en la mujer en chile sobre el cáncer de mama, el pulmonar y el de cérvix.

Uno de los factores de riesgo son la presencia de colecistolitiasis de larga evolución, el diagnóstico de cáncer vesicular generalmente se presenta con los síntomas clásicos de una colelitiasis y solo presenta síntomas cuando la enfermedad está muy avanzada.

En cuanto al diagnóstico por imagen se incluyen los siguientes procedimientos:

1.-Ultrasonografía: Es la técnica más utilizada en el estudio preoperatorio por el rol diagnostico en pacientes con dolor en hipocondrio derecho, los signos primarios de cáncer de vesícula biliar son; una masa que ocúpela vesícula o su lecho, una lesión hipo o isoecogénica con respecto al hígado o irregularidad en el contorno principalmente secundario a la infiltración del tumor en el parénquima, presenta una baja sensibilidad y especificidad en el diagnóstico del cáncer vesicular al no poder diferenciar de una colecistitis crónica y presentar limitaciones en la identificación de linfonodos patológicos o de diseminación peritoneal.

2.-Tomografía computada; presenta mayor sensibilidad y especificidad, aunque ambas técnicas son limitadas en el diagnóstico de lesiones de menor tamaño, se determinan como lesiones sospechosas de Cáncer de Vesícula Biliar las que muestran pólipos de más de 10 mm, vesícula en porcelana, engrosamiento difuso de la pared vesicular o lesiones con efecto e masa o de sustitución.

La tipificación se rige según el sistema TNM (tumor- nodo – metástasis), el tratamiento debe considerarse  antes de la etapificación ya que desde el punto de vista clínico existen pacientes con cáncer inaparente en los cuales la biopsia posoperatoria revela la presencia del tumor, y en muchos de estos casos la colecistectomía puede ser curativa, por lo tanto es importante descartar de forma intraoperatoria la presencia de metástasis, en los cuales el tratamiento seria la cirugía radical y planificar terapias paliativas.

Artículo escrito por la Dra.  María Natividad Ramírez Solache

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?