Skip links

Alteraciones estructurales de la glándula tiroidea tras la radioterapia.

1

Son poco frecuentes en la niñez, el más frecuente es el cáncer diferenciado, generalmente papilar o folicular. Los de tipo histológico anaplasico o medular son menos comunes pero más agresivos y con metástasis.

La forma de presentación es con un nódulo en la glandula tiroidea en la región anterior del cuello, más común en el sexo femenino y las edades son entre los 25 y 65 años.

Hay muchos factores de riesgo entre los que encontramos radiaciones, exposición a precipitación nuclear radioactiva, infecciones de la glandula, sexo femenino, raza asiática, fibrosis glandular, quistes y lesiones adenomatosis. La mayor parte de las veces se presenta como un nodo asintomático o un aumento de volumen localizado o difuso de la glandula.

La citología es el método de estudio para distinguir lesiones malignas de benignas. El objetivo de este estudio es revisar a pacientes que tuvieron tumores malignos en cabeza y cuello y checar la indecencia de alteraciones anatómicas de la glandula.

Se examinaron a 43 pacientes, con antecedentes de tumores en cabeza y cuello que recibieron radioterapia o quimioterapia o cirugía. Se les realizo una historia clínica detallada además de una exploración de la glandula tiroides, y un ultrasonido y se realizo citología en caso de nódulo.

De los 43 pacientes, 19 fueron del sexo femenino y 24 masculino. El tumor primario más común fue el linfoma de no Hodgkin, el tiempo de evolución fue de 1 a 4 años y casi el 30% de los pacientes recibió dosis de radiación de 3000 cGy.

El 79 % no presentaba alteraciones en el examine físico, el ultrasonido fue homogéneo en 62.8% y heterogéneo en 30.2%. la alteración mas detectada fue la fibrosis glandular. Según los resultados de la citología en 27 pacientes, el 7.4% de los niños tuvo una citología positiva maligna.

Este estudio nos demostró ue existe una alta prevalencia de patología tiroidea en menores que tienen como antecedente una tumoración en la cabeza o en el cuello y que han sido radiados. La citología guiada por ecografía  nos permitió diagnosticar las alteraciones estructurales no se  detectaron por medio del examen físico. En cuanto mas radiado este el paciente, mayor es la probabilidad de que sufra de estas alteraciones.

Comentario:

Uno de los principales factores o causantes de las alteraciones en la glandula tiroidea es la radiación, por tal motivo es de esperarse que los pacientes presentes este tipo de alteraciones  a la hora de recibir su tratamiento. Por eso debemos siempre estar al pendiente en pacientes que hayan presentada algún tipo de cáncer y que hayan recibido radioterapia, para poder detectar a tiempo la alteración.

× ¿Cómo puedo ayudarte?