Skip links

Apariencia mamográfica, ecográfica e histopatológica del hemangioma cavernoso de mama

Los tumores vasculares mamarios son infrecuentes. La mayoría de los tumores parenquimatosos son angiosarcomas y los tumores extraparenquimatosos usualmente corresponden a hemangiomas. Presentamos el caso de una paciente asintomática, que fue remitida para la realización de biopsia de un nódulo superficial identificado en mamografía de tamizaje. El diagnóstico histológico fue hemangioma cavernoso. Se describen las características clínicas, imagenológicas e histopatológicas de esta entidad y se realiza una revisión de la literatura.

INTRODUCCIÓN

Los hemangiomas son tumores vasculares benignos descritos comúnmente en varios órganos. Sin embargo, la mama no es una localización descrita con frecuencia en la literatura. Algunos reportes indican que se encuentran en el 1,2% de los especímenes de mastectomía y hasta en el 11% de especímenes en estudios post-mortem. Sus características imagenológicas permiten incluirlos dentro de los diagnósticos diferenciales de un nódulo mamario de aspecto benigno, pero en la mayoría de casos se requiere valoración histológica para confirmar su origen vascular.

En el presente artículo presentamos un caso, describiendo las características clínicas, histopatológicas e imagenológicas con énfasis en los hallazgos mamográficos y ecográficos.

DISCUSIÓN

El tejido mamario se encuentra rodeado por las hojas anterior y posterior de la fascia pectoral superficial y las neoplasias vasculares más frecuentes en su interior son angiosarcomas, mientras que las neoplasias vasculares benignas suelen ser extra-parenquimatosas.

Algunos autores sugieren el término “malformaciones venosas mamarias”, dado que los hemangiomas propiamente dichos típicamente crecen durante los primeros 6 meses de vida e involucionan antes de la pubertad. Además, su histopatología se caracteriza mediante marcadores celulares.

No son frecuentes las manifestaciones clínicas de los hemangiomas mamarios, ya que la mayoría son detectados en estudios de tamizaje y pocos consultan por masa palpable. Es importante tener en cuenta que, en general, si un paciente consulta por sensación de masa y se trata de un tumor vascular, debe sospecharse como primera posibilidad un angiosarcoma.

No obstante, encontramos casos con manifestaciones clínicas atípicas como el de una mujer de 18 años, nulípara, cuya única manifestación fue el aumento de tamaño de una mama sin dolor asociado y el de otra paciente, de 26 años, que presentaba una masa palpable en la mama que había aumentado progresivamente de tamaño durante los últimos 6 meses, asociada a coloración rojiza de la piel, y que fue malinterpretada, en un inicio, como un carcinoma inflamatorio. Se encuentra descrito el aumento de tamaño de un hemangioma en una paciente recibiendo terapia de reemplazo hormonal, así como la disminución en su tamaño al suspenderla.

Los hemangiomas mamarios no son frecuentes en hombres y usualmente se manifiestan como masa palpable unilateral, lo cual en primera instancia es sospechoso de malignidad.

IMÁGENES DIAGNÓSTICAS

En un estudio reciente se describieron mediante el léxico BI-RADS (4° edición), las características mamográficas y ecográficas de 15 hemangiomas con diagnóstico histológico. En mamografía se encontró que, frecuentemente, su forma es oval o lobulada, sus márgenes circunscriptos o microlobulados, y su densidad similar a la del tejido fibroglandular. En uno de los casos (6,5%) se asoció a calcificaciones gruesas, atribuibles a flebolitos.

La apariencia ultrasonográfica de los hemangiomas de la mama es variable. La forma y los contornos usualmente sugieren una lesión benigna, al igual que su aspecto en mamografía.

En ultrasonido (US), el hemangioma cavernoso suele ser una masa sólida, bien definida, hipoecoica, que contiene focos ecogénicos consistentes en áreas de calcificaciones o lesiones quísticas septadas con área ecogénica de calcificación.

Con menor frecuencia se trata de una masa hiperecoica, con focos anecoicos o se evidencian contornos microlobulados.

En ocasiones se observan como una masa hipoecoica con septos e importante transmisión acústica que sugiere que se trata de un quiste complejo.

Algunos autores mencionan que los hemangiomas son menos definidos en US, en relación con la palpación al examen clínico e incluso a la mamografía.

El US es la modalidad diagnóstica más adecuada para diferenciar la localización subcutánea o intraparenquimatosa de las masas, ya que la fascia pectoral generalmente se observa de forma adecuada utilizando transductores de alta resolución. Estas lesiones suelen ser de localización superficial.

Existen pocos reportes de imágenes de ultrasonido Doppler o resonancia magnética de hemangiomas en la mama, por lo que se sugiere que estas técnicas no permiten diferenciar un hemangioma de enfermedad neoplásica.

Artículo escrito por el Dr. Daniel Nava García

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?