Skip links

Aspecto ecográfico por escala de grises de los tumores malignos de ovario más frecuentes

Los tumores malignos representan hasta 20 % de las neoplasias que afectan al ovario. Estas se dan principalmente entre la 2ª y 6ª décadas de la vida.

En el presente estudio se realizó una revisión retrospectiva de  casos de tumores ováricos malignos observados por ultrasonido.

Se encontraron casos de cistoadenocarcinoma serosos. Los tumores mullerianos constituyen 80-90 % del total de las neoplasias malignas del ovario, en general son multiloculados, contienen septos gruesos e irregulares y proyecciones papilares múltiples, dentro de las loculaciones puede haber material eco génico.

Tumores mucinoso malignos comprenden de 5-10% de las neoplasias primarias de ovario, aparecen como lesiones quísticas grandes y multiloculadas que contienen material eco génico y excrecencias papilares.

Tumores endometriados aproximadamente el 80% de estos son malignos, se presentan como una masa quística que contiene proyecciones papilares aunque en algunos casos predomina una masa solida con hemorragia interna o necrosis.

Los tumores de células claras son los menos frecuentes, suelen presentarse como masas complejas de predominio quístico.

Teratoma quístico maduro (quiste dermoide) está compuesto por derivados bien diferenciados de las tres capas germinales: ectodermo, mesodermo y endodermo se observan ecos brillantes difusos con sombra acústica posterior o sin ella, líneas y puntos hiperecogenicos y niveles líquidos.

Las metástasis hacia los ovarios representan cerca de 5-10 % de las neoplasias ováricas y son bilaterales en más de 80% de los casos, se observan como masas grandes, solidas, con áreas de necrosis.

Los leiomiomas uterinos (miomas) son los tumores más comunes encontrados en la mujer. El ultrasonido transvaginal y/o abdominal es un buen método diagnóstico.

Se observa por ultrasonido como masas nodulares múltiples, bien definidas, hipoecogenicas y homogenaes, los antiguos se hacen hiperecogenicos. Pueden llegar a causar dolor pélvico, se palpa masa pélvica, sangrado transvaginal y/o síntomas urinarios bajos.

El estudio es descriptivo y transversal tratando de describir las características ecográficas del mioma en una comunidad en particular,

Se observó la mayor incidencia de miomas en mujeres de 15-45 años, esto debido a su dependencia de estrógenos. Mayor número de casos en mujeres negras, se piensa que es por la predisposición genética y a la influencia hormonal. Se observaron más frecuente múltiples y de manera intramural, dentro de los hallazgos ecográficos sugerentes de complicación el más frecuente fue degeneración quística seguido de calcificaciones y necrobiosis.

No hubo total correspondencia entre las indicaciones médicas presuntivas de miomas y el diagnostico ecográfico definitivo, esto debido a que los miomas cursa casi siempre asintomáticos y generalmente son un hallazgo ultrasonografico.

Comentario:

Me parece un artículo interesante pues aunque no está enfocado a la población de nuestra comunidad  me parece que se relaciona mucho a como se presentan los miomas en las mujeres mexicanas. Los miomas son muy frecuentes así es que considero de suma importancia aprender a verlas y delimitarlas de manera adecuada.

Artículo escrito por la  Dra. Angélica Ayala Vivanco

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?