Skip links

Avances en el manejo de la poliquistosis hepática

Los quistes e pueden formar en cualquier sitio del hígado. Los quistes hepáticos pueden ser adquiridos o congénitos, únicos o múltiples. Son más comunes en personas de edad avanzada y mujeres.

Sus paredes casi siempre son lisas y el líquido que contienen es claro y anecoico.

Quistes simples adquiridos.

Los quistes simples adquiridos pueden ser únicos o múltiples, por lo general solo se encuentran solo unos pocos quistes  distribuidos en todo el tejido hepático. Se cree que se forman a partir de conductos biliares  y casi siempre son asintomáticos.

ENFERMEDAD POLIQUISTICA CONGENITA.

No se puede distinguir de otros quistes simples. En esta afección se encuentran las mismas características acústicas de paredes lisas, contenido anecoico y reforzamiento posterior con formación de sombras en los bordes o sin ella.

TRATAMIENTO:  Tiene como objetivo reducir el volumen hepático. En la actualidad, el manejo incluye procedimientos radiológicos, intervenciones quirúrgicas, y el tratamiento a base de análogos de somatostatina.

Manejo quirúrgico:

 Fenestración. Consiste en un abordaje quirúrgico cuyo objetivo es la intervención sobre capas superficiales de los quistes para lograr una reducción del tamaño hepático.10-11 La ventaja de esta técnica es que múltiples quistes se tratan en un solo procedimiento.

Hepatectomía. La resección hepática segmentaria está indicada en pacientes con quistes hepáticos múltiples distribuidos de forma difusa (Gigot II), con al menos un segmento hepático de parénquima sano. Eficacia en el 86% de los pacientes.

Trasplante hepático. Opción curativa indicada en pacientes con síntomas extremadamente limitantes, con manejo refractario de complicaciones, como las

Secundarias a hipertensión portal junto con un deterioro nutricional significativo.

Manejo radiológico:

Aspiración percutánea. Produce un alivio temporal de los síntomas por el “efecto masa”, sin embargo, los pacientes suelen recaer por relleno posterior de los quistes.

Manejo médico:

Análogos de somatostatina. El lanreotide y el octreotide se unen a los receptores de somatostatina 2, 3 y 5. octreotide 40mg cada 28 días resultaba en una disminución del volumen hepático.

Efectos secundarios, del uso deanálogos de somatostatina: dolor abdominal y diarrea.

Artículo escrito por el Dr Ruben Omar Santiago Tepepa

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?