Skip links

Cáncer de próstata

En la actualidad el cáncer de próstata es, a nivel mundial, la sexta causa de muerte por cáncer y la cuarta causa de muerte por cáncer en los hombres con una incidencia y mortalidad marcadamente variable entre los diferentes países. los pacientes más afectados por el cáncer prostático de la serie fueron los de la octava década de la vida y de la raza negra; que el patrón ecográfico transrectal que se presentó en el mayor número de pacientes fue la lesión focal hipoecoica ya sea en forma de nódulo o difusa; que hubo un alto porcentaje de coincidencia diagnóstica entre los resultados del USTR sospechosos y los de la histopatología.  El USTR mostró una alta sensibilidad en este estudio y un alto valor predictivo lo que dice que un resultado positivo es altamente probable que el paciente presente un cáncer de próstata, Por el contrario, la especificidad y el valor predictivo negativo son relativamente bajos, por lo que un resultado negativo del USTR no es sinónimo de ausencia de cáncer de la próstata. A pesar de que el USTR no muestra el 100 % de efectividad en el diagnóstico del cáncer de la próstata, se le debe emplear cada vez más, ya que tiene un costo relativamente bajo, es bien tolerado por los pacientes y brinda la oportunidad de realizar biopsias dirigidas a zonas sospechosas de la glándula, pues constituye el método imagenológico de elección actual para el estudio de esta afección .

La hiperplasia prostática benigna es el tumor benigno más   común en los hombres y es responsable de la aparición de síntomas urinarios en la mayoría de hombres mayores.  Se denomina hiperplasia prostática gigante a las próstata que tiene un volumen superior a los quinientos gramos,  no se sabe por qué de su etología, pero hay un aumento desproporcionada de factores de crecimiento. El crecimiento desmedido solo corresponde al 3 por-ciento de las próstata operadas, pero es una causa de obstrucción  urinaria e insuficiencia renal secundaria de allí la importancia de su diagnostico.  También es importante su diagnóstico para ver la vía de abordaje  operatorio, que en este caso es por la vía abdominal.

La proyección de imagen espectroscópica de la resonancia magnética (MRSI) es un método no invasivo para detectar los marcadores moleculares pequeños (históricamente los metabolitos colina y citrato) dentro del citosol y de los espacios extracelulares de la próstata, conjuntamente con proyecciones de imágenes anatómicas de alta resolución que permiten diagnosticar y estatificar a aquellos cánceres de la próstata de difícil diagnóstico, así como conocer su extensión extracapsular y su agresividad. Objetivo. Demostrar si la imagen de espectroscopia de la resonancia magnética permite diagnosticar aquellos cánceres de la próstata “ocultos”, que se han escapado a la biopsia transrectal guiada por ultrasonido. Material y método. De febrero a septiembre del 2004 fueron evaluados 22 pacientes con elevaciones repetidas y consecutivas del antígeno prostático específico que habían sido sometidos, al menos en dos ocasiones, a biopsias transrectales de próstata guiadas por ultrasonido, mínimo 10 muestras, y cuyo resultado histológico era negativo a malignidad. Resultado. Con la aplicación de espectroscopia y resonancia magnética por vía transrectal de próstata se encontró en cuatro pacientes disminución de la colina y elevación del citrato en al menos alguna zona de la glándula prostática, la biopsia tomada directamente de dicha área demostró adenocarcinoma de la próstata en estos pacientes. Los restantes 18 pacientes encontraron niveles normales de los marcadores moleculares y las biopsias tomadas de las áreas “sospechosas” por imagen de resonancia, únicamente, resultaron negativas para cáncer. Discusión. Los estudios recientes han indicado que la información metabólica proporcionada por la imagen espectroscópica en la resonancia magnética (MRSI) combinado con la información anatómica resultante de la resonancia magnética (MRI) puede mejorar perceptiblemente el diagnóstico, grado de localización y cantidad de cáncer dentro de la próstata, así como extensión extracapsular y la agresividad del tumor. Conclusión. Los estudios clínicos de la MRSI demuestran que es un método no invasor, único, por el cual se puede estudiar el metabolismo y la anatomía celulares de la próstata. Esta tecnología tiene el potencial de definir el volumen del tumor con proyección de imagen funcional o metabólica, mejorando nuestra comprensión de la agresividad del cáncer. La imagen de MRI combinada con MRSI han demostrado ya un potencial para el diagnóstico, la estadificación y la planeación de tratamiento para los pacientes con cáncer de la próstata. Los estudios adicionales revelarán los aspectos positivos y los desafíos clínicos de la imagen espectroscópica de la resonancia magnética.

 

Artículo escrito por la Dra. Silvia Muralles

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?