Caracterización ultrasonografía de nódulos tiroideos como valor predictivo para la realización de BAAF

0AE

El estudio ultrasonográfico de la glándula tiroides aporta importante información respecto a su patología nodular benigna y maligna, esto puede ser complementado con la BAAF, contribuyendo al diagnóstico definitivo de la patología tiroidea, además permite la ubicación intraoperatoria de lesiones y sirve como guía en procedimientos invasivos. El resultado del ultrasonido determina conductas de diagnóstico, terapéuticas o ambas en 63% de los pacientes con nódulos palpables.

El uso del Doppler color para dilucidar las características de los nódulos no es algo que esté definitivamente aceptado. Otro hallazgo de la ultrasonografía cervical en el contexto de un cáncer tiroideo, son las metástasis ganglionares, las cuales tienden a ser redondeadas y con pérdida de definición de los hilios. La BAAF guiada por ultrasonido es particularmente útil cuando se trata de nódulos de menos de 1 cm y permite obtener especímenes muy confiables, porque es factible evitar áreas quísticas, degeneradas o calcificadas y está exenta de complicaciones graves.

Material y métodos

En un periodo del 1 de marzo al 31 de agosto del 2008, se incluyó la población del sexo femenino, de 18 a 55 años, provenientes de la clínica de tiroides y endocrinología del Hospital Regional “General Ignacio Zaragoza” del ISSSTE, las cuales presentaban nódulos tiroideos palpables y aquéllas con nódulos tiroideos no palpables con antecedentes heredofamiliares de cáncer de tiroides. Se les realizó estudio ecográfico de la glándula tiroides, empleando ultrasonidos de alta resolución, valorando las características ecográficas de las imágenes nodulares, clasificándolos en dos grupos: los que presentaban características ecográficas benignas o malignas atendiendo al grado de ecogenicidad (hipo, iso o hiperecogenicidad), tamaño (menores de 1 cm o mayores de 1 cm), presencia de calcificaciones (finas o gruesas), grado de vascularidad y si se encontraban asociados a adenopatías cervicales.

Resultados

Se observó un predominio de los nódulos hipoecogénicos en los malignos en general con 24 pacientes e hiperecogénico en los benignos con 30 pacientes. En cuanto al análisis del tamaño nodular y la caracterización ultrasonográfica en benignos y malignos encontramos que los nódulos mayores de 1 cm fueron los más frecuentes, con 57 pacientes, para un 79%. Al analizar las lesiones malignas se encontró que éstas se ubicaron preferentemente en los nódulos mayores de 1 cm. Al establecer una relación entre la presencia de calcificaciones y la caracterización ultrasonográfica en benignos o maligno encontramos la mayor incidencia de calcificaciones finas en los nódulos malignos con 12 pacientes para un 46%.

Discusión

El resultado de nuestro trabajo coincide con el de otros investigadores, que señalan al nódulo hipoecoico como sospechoso de malignidad. Encontramos que los nódulos mayores de 1 cm fueron los más frecuentes (79%), coincidiendo con la literatura revisada.

La eficacia del procedimiento de ultrasonografía en la caracterización de los nódulos tiroideos es medida a partir de la evaluación de los mismos en aquéllos que poseen características ecoestructurales benignas o malignas y de su capacidad predictiva en la detección de cáncer de tiroides para los 72 individuos considerados en este protocolo.

COMENTARIO

En la patología de tiroides en cuanto nódulos se refiere, es importante el estudio ultrasonográfico ya que contribuye al diagnóstico definitivo si es benigno o maligno dicho nódulo y si se agrega la BAAF guiada por ultrasonido, nos da excelentes resultados para poder diagnosticar y tratar adecuadamente, también se aprecia el realizar un estudio ecográfico en tiroides ya que al haber sido en todo caso localizado un Ca de tiroides hay que descartar metástasis ganglionares y dicho estudio nos ayuda a localizarlos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*