Skip links

Cirrosis hepática

La cirrosis hepática  suele asociarse al consumo de alcohol; sin  embargo, como se verá en este artículo , la etiología  de esta enfermedad es muy variada ,  como variadas pueden ser   también las complicaciones  que pueden generar  si no es diagnosticada  a tiempo  con consecuencias para  la calidad de vida  y supervivencia del paciente.

La cirrosis  es una enfermedad  crónica difusa  e irreversible  del  hígado , caracterizada  por la presencia de fibrosis  y por la formación de nódulos  de regeneración, que conducen a una alteración  de la arquitectura  vascular así  como de la funcionalidad hepática .representa el estadio final  de numerosas enfermedades  que afectan al hígado. Los mecanismos celulares  que conducen  a la cirrosis  son comunes. la célula  estrellada  o perisinusoidal  ha  sido implicada.

En el inicio y mantenimiento de los cambios fibrocitos  que conducen  finalmente  a la cirrosis  como consecuencia de los cambios histológicos  que sufre el hígado  aparecen los síntomas (insuficiencia hepatocelular  e hipertensión portal) o manifestaciones clínicas de la cirrosis

Epidemiologia

Se estima  que la cirrosis hepática  se halla  detrás de 800.000 muertes anuales  en todo el mundo .en los varones  la prevalencia  es dos veces mayor  que en las mujeres es cierto que las que la causa más  común  de la cirrosis  es el alcoholismo ,seguido de la hepatitis  virales y es diagnosticada  frecuentemente  de forma  accidental.

Etiología:

Son numerosos agentes  capaces de dar  lugar a una lesión del hígado  que finalmente desemboque en  una cirrosis.  La cirrosis tiene su origen en el consumo de alcohol  y en hepatitis virales:

A).- Alcohol: el alcohol es el causante del 65 % de las cirrosis  que se diagnostican.

Con una proporción varón /mujer  de 2.5/1 que en la actualidad  está tendiendo a

Igualarse. La cirrosis  alcohólica  se observa fundamentalmente  en pacientes  con un consumo excesivo y prolongado de alcohol  con cifras de consumo  entre 40 y 80 g/ día  el paciente  puede mantener  un elevado consumo  alcohólico  durante mucho tiempo  retrasando obviamente el diagnostico. La presencia de la enfermedad de dupuytren y la hipertrofia paratirioidea  son indicativas de  de un excesivo consumo de alcohol

La lesión hepática que caracteriza la cirrosis  no guarda relación  con el tipo de bebida  sino con su graduación alcohólica  la dosis de mayor riesgo  se sitúa por encima  de los 80 g de alcohol/día  durante al menos 5 años  y de forma continua,  la hepatotoxicidad  directa del acetaldehído , hasta procesos de fibrogenesis  mediados por  citoquinas  otros factores que acrecientan  el daño hepático  y la rapidez del proceso  incluyen:

  • Sexo femenino
  • Variaciones genéticas en la ruta de metabolización del alcohol
  • Desnutrición
  • Otras hepatopatías de origen vírico.

El  principal problema  que conlleva la cirrosis alcohólica es su irreversibilidad con independencia que el enfermo abandone el alcohol. No obstante , no todos los individuos  que abusan del alcohol de forma crónica  desarrollan  irremediablemente  una cirrosis  ya que su incidencia sólo se ha demostrado  en el 15% de las necropsias  realizadas  en alcohólicos.

VIRUS HEPATOTROPOS

Los más significativos son los virus C y B de la hepatitis, acompañado o no  de este ultimo  por el virus delta .

En la cirrosis de origen vírico  es fundamental la vía de  de transmisión

(Parenteral o vertical).

En este sentido, la hepatitis B se cronifica en 98% de los portadores  por transmisión  perinatal  y puede sospecharse en los siguientes colectivos: usuarios habituales de uso de drogas por vía parenteral, homosexuales,  recién nacidos de madres positivas  para el antígeno  HBs (antígeno Australia).  Trabajadores de hospitales  inmigrantes de países mediterráneos. En pacientes con hepatitis C , aproximadamente  el 20%  de ellos desarrollara  cirrosis transcurridos  10 y 20 años  se admite que este virus  es el causante del 40%  de las cirrosis de  en estado avanzado  la transmisión de este tipo de virus   tiene lugar  principalmente por vía parenteral

El virus delta  es una partícula de ARN sin capacidad parea replicarse  por si misma   que requiere la presencia   del virus B  para dañar al hígado  esta patogénesis puede tener lugar  por mecanismos directos  de daño celular o por mecanismos indirectos  por procesos inmunes  y autoinmunes.

Artículo escrito por el Dr. Alejandro Flores Ocampo

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?