Skip links

Componentes anatómicos de la vesícula biliar

La vesícula biliar es un reservorio fibromuscular que ocupa la fosa de la vesícula biliar en la cara visceral del hígado. Tiene aspecto piriforme, mide de 8 a 10 cm. de longitud y su ancho máximo en el adulto es de 3 a 4 cm. Está dirigida hacia arriba, atrás y a la izquierda. Tiene un fondo que sobrepasa el borde inferior del hígado, un cuerpo más o menos cilíndrico y un cuello formado por dilataciones y surcos, la más importante es el infundíbulo de la vesícula, de donde emerge el conducto cístico.

La vesícula biliar tiene una hoja peritoneal válvula que separa el cuerpo del cuello, una mucosa delgada y pálida, una submucosa, una capa muscular y una hoja peritoneal incompleta. Sólo el fondo tiene revestimiento peritoneal, ya que la vesícula biliar está aplicada al hígado, insertando en éste un meso que se prolonga para formar el ligamento hepatocólico. La vesícula biliar se relaciona por arriba con el hígado, y por abajo con el duodeno y el colon transverso.

El conducto cístico se extiende desde la vesícula biliar hasta la vía biliar principal. Es un conducto estrecho de 3 a 5 mm., con una longitud de 3 a 4 cm. Se dirige hacia abajo, a la izquierda y atrás. Alcanza el conducto común por el lado derecho. Este conducto se relaciona con el duodeno, apoyándose en él. Forma el borde inferior del trígono cistohepático, delimitado por arriba por la cara visceral del hígado y por la izquierda por el conducto hepático.

Los vasos que irrigan la vía biliar accesoria y sus nervios son:

– Arterias: provienen de la arteria cística.

– Venas: hay dos tipos: superficial (con venas satélites que terminan en la rama derecha de la vena porta hepática) y profunda (vénulas que penetran en el lecho de la fosa de la vesícula biliar).

– Linfáticos: se originan en las redes submucosas y drenan al ganglio cístico.

– Nervios: vienen de los plexos hepáticos posterior y anterior.

Normal: Sin anormalidades que consignar.

Afección biliar no agudizada: Evidencia de bilis espesa, colelitiasis con o sin bilis espesa.

Afección biliar aguda: Únicamente líquido peri vesicular, bilis espesa y/o colelitiasis con sobre distensión.

Indeterminada: Engrosamiento de la pared vesicular.

Colecistitis aguda alitiásica: Distensión vesicular, grosor de la pared mayor a 0.35 cm, bilis espesa y líquido peri vesicular.

Coledocolitiasis: Cambios inflamatorios peri vesiculares extensos con evidencia de lito en vía biliar, diámetro mayor a 0.6 cm.

Posible coledocolitiasis: Dilatación de la vía biliar sin que se logre identificar el lito.

Hidrocolecisto: Vesícula congestionada con o sin obstrucción del conducto cístico.

Tumor vesicular: Cambio en la forma de la vesícula.

Divertículo vesicular: Protrusión anecoica de la pared con un cuello definido y un saco

Sifón vesicular: Forma tortuosa.

Perforación vesicular: Cambio en la localización con pérdida de la continuidad de la pared vesicular.

Vesícula en porcelana: Pared anterior de la vesícula con bilis hipoecogénica y gran sombra posterior.

 

Artículo escrito por el Dr. Abimael Medina Molina

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?