Skip links

Protocolo de exploración del hígado por ultrasonografía

Situado en hipocondrio derecho, el hígado es la víscera abdominal más grande, tiene un peso aproximado de 1500 grs. Sabemos que presenta una afectación muy frecuente tanto debido a patología local como a patologías sistémicas, pero en la práctica médica diaria la valoración clínica/analítica es nuestra gran y única arma para su estudio ya que su localización subcostal dificulta otro tipo de valoración. Es, sin embargo, su carácter sólido y proximidad a pared abdominal lo que hace de la ecografía la técnica más adecuada para diferenciar la normalidad de la patología que lo puede afectar y, junto a la clínica y analítica poder realizar un diagnóstico correcto. Además, a la ecografía hay que añadir como ventajas el ser rápida, inocua y relativamente barata en relación a otros métodos complementarios de diagnóstico.

TÉCNICA

El hígado se evalua mejor con una ecografía en directo, lo ideal tras al menos 6 hrs de ayuno para que haya poco gas intestinal y la vejiga no este crontraida. Deben evaluarse las proyecciones en supino y oblicua anterior derecha. La interrupción de la respiración en inspiración permite explorar la cúpula del hígado, que con frecuencia es un punto ciego para la ecografía. Para un estudio completo deben obtenerse las proyecciones sagital, transversa, coronal y oblicua subcostal. Con el paciente en decúbito supino y con apnea inspiratoria se realizan cortes longitudinales, transversales y oblicuos, no sólo perpendiculares a pared abdominal, sino angulando el transductor lo necesario para valorar la totalidad del mismo. Escogemos el transductor más adecuado para cada paciente, generalmente de 3,5 Mhz cónvex o sectorial; el de 5 Mhz se utiliza para niños. La exploración se realiza con inspiración mantenida para lograr un desplazamiento caudal del hígado y evitar la parrilla costal. Cuando la apnea no es posible por las condiciones del paciente, o en pacientes muy obesos, se recurre al estudio a través de los espacios intercostales, aunque esto limita bastante la exploración. Aunque no es imprescindible para el estudio del parénquima hepático, se debe realizar la exploración en ayunas de 6 horas, ya que se debe acompañar de la valoración del resto del abdomen, en especial de vesícula/vías biliares, páncreas y bazo.
Técnica Decúbito supino. Inspiración mantenida Ocasional Decúbitos laterales Cortes intercostales Transductor adecuado: 3,5 Mhz, 5 Mhz. Estudio del resto del abdomen: ayuno de 6 horas Con el paciente en decúbito supino y con apnea inspiratoria se realizan cortes longitudinales, transversales y oblicuos, no solo perpendiculares a pared abdominal, sino angulando el transductor lo necesario para valorar la totalidad de hígado.
Artículo escrito por el Dr. Adolfo Abel Martínez González

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

 

 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?