Skip links

Comportamiento ecográfico de la cirrosis hepática

La cirrosis es una enfermedad crónica del hígado, progresiva, difusa irreversible. Se caracteriza por la presencia de fibrosis en el parénquima hepático y nódulos de regeneración que producen una alteración de la arquitectura vascular.

Las manifestaciones clínicas son el resultado de las alteraciones histopatológicas; a la insuficiencia hepática se deben la ictericia, el edema y la coagulopatía, mientras que la fibrosis y la alteración vascular originan hipertensión portal, que a su vez provoca varices esofágicas, esplenomegalia y ascitis.

Se encuentra entre las diez causas principales de muerte en el mundo.

De acuerdo con la incidencia de la cirrosis hepática en la provincia de Ciego de Avila, Cuba, se deduce que un número importante de pacientes asintomáticos acuden a las unidades asistenciales y no siempre se emite un diagnóstico asertivo. Por lo que se propone la alternativa de integrar los resultados de los estudios realizados  a los pacientes (evaluaciones clínicas, imagenológicas e histopatológicas) y trazar criterios en el manejo de los casos que producen cirrosis hepática.

Se realizó un estudio observacional analítico con el objetivo de determinar el comportamiento ecográfico de la cirrosis hepática en pacientes atendidos en el Hospital Provincial durante el  período de enero a diciembre del año 2011. El universo de estudio estuvo integrado por pacientes que acudieron al servicio de gastroenterología con sospecha de cirrosis hepática a los cuales  se les realizó estudio patológico.

RESULTADOS

Se observa mayor incidencia en el sexo masculino. Con predominio en los mayores de 60 años.

La ingestión de alcohol es un factor predisponente a padecer enfermedades hepáticas, pero en este estudio solo el 63 % de los pacientes ingerían bebidas alcohólicas.

El 42 % de los pacientes presentaban hígado de tamaño normal ( 20 casos ).

El 65 % tenían una estructura heterogénea.

En los estadios iniciales el hígado puede estar aumentado de tamaño pero con la evolución de la enfermedad se produce atrofia del lóbulo derecho. Es frecuente observar aumento de tamaño del lóbulo caudado y del segmento lateral del lóbulo izquierdo, debido  a que sus vasos están menos comprometidos.

El 46 % de los casos presentaban nódulos, más frecuentes los micro módulos. La superficie hepática nodular se hace más evidente en la interfase del hígado con la vesícula biliar y en la zona adyacente al riñón derecho.

Se aplicó como prueba diagnóstica ecográfica para la cirrosis hepática la medición de los diámetros de los lóbulos caudado y derecho.

El 76 % de los pacientes no tenían hipertensión portal. En los estadios iniciales puede no ser evidente. Se consideró la existencia de pequeña dilatación en algunos pacientes en el sistema venoso esplenoportal y colaterales venosas, está considerado como el signo más específico de hipertensión portal.

En el 78 % de los pacientes fue positivo el estudio clínico-patológico

Conclusiones

En los hallazgos ecográficos predominó el hígado de tamaño normal y de estructura heterogénea, con macro nódulos. La mayoría de los casos no tenían signos de hipertensión portal.  Se obtuvo una alta especificidad.

Artículo escrito por la Dra. Roció Martínez Vera

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?