Descripción del Protocolo de Exploración del Riñón

Los riñones y la vejiga urinaria son órganos muy fácilmente accesibles para su visualización ecográfica. En el ámbito de la Medicina Interna, sobre todo en la medicina de urgencias, deberemos ser capaces de valorar la presencia de hidronefrosis y la confirmación de un globo vesical en casos de retención aguda de orina.

La evaluación de la presencia de litiasis dentro del riñón o de la vía excretora no será un objetivo en nuestro estudio, dada la escasa sensibilidad y la variabilidad de los hallazgos dependiendo de la experiencia del ecografista. Es preciso tener en cuenta además que la TAC es mucho más sensible y específico que la ecografía para observar litiasis ureteral.

Sin embargo, ante un paciente con sospecha de cólico nefrítico, la detección de hidronefrosis leve o moderada y aorta abdominal normal sirve para confirmar el diagnóstico y evita realizar otras pruebas radiológicas. Esto es especialmente relevante en individuos mayores de 55 años con dolor lumbar agudo sugerente de cólico nefrítico y factores de riesgo cardiovascular que favorecen el desarrollo de aneurisma aórtico y sus complicaciones.

Las masas renales tampoco serán el objetivo de nuestro estudio. En caso de ser apreciadas deberemos solicitar pruebas adicionales para su filiación y diagnostico final.

La vejiga urinaria, especialmente si hay retención urinaria, se detecta muy fácilmente. En un paciente con insuficiencia renal aguda siempre es obligado descartar la etiología obstructiva.

Por otra parte, tampoco es difícil comprobar la presencia de lesiones papilares en la pared vesical, así como de formaciones diverticulares. En el contexto de un paciente con hematuria, la realización de una ecografía vesical bien replecionada puede condicionar la solicitud de un estudio urológico más amplio en caso de detectar lesiones en la pared de la vejiga, y sobre todo, la detección precoz de posibles tumores vesicales.

La capacidad de visualizar ecográficamente los órganos del aparato genitourinario es multifactorial y se relaciona con: 1) el hábito corporal, 2) la experiencia del operador y 3) el tipo de equipo.

El paciente debe estar en ayunas durante un mínimo de seis horas antes de la exploración en un intento de reducir el gas intestinal. Se debe utilizar transductores sectoriales de alta resolución en tiempo real. En la evaluación de los cálculos del aparato genitourinario se debe utilizar sistemáticamente la visualización armónica.

Técnica

Riñón: Los riñones se deben evaluar en los planos transversal y coronal. La posición del paciente debe incluir las posiciones de decúbito supino, oblicua, decúbito lateral y manera ocasional decúbito prono. Habitualmente es necesaria una combinación abordajes subcostales e intercostales para evaluar totalmente los riñones, particularmente el polo superior del riñón izquierdo.

Uréter: El uréter proximal se visualiza mejor utilizando una proyección coronal-oblicua con el riñón como ventanas acústica. Se intenta seguir el uréter hasta la vejiga manteniendo el mismo abordaje. Puede ser imposible ver un uréter no dilatado debido al gas intestinal interpuesto.

Un corte transversal del retroperitoneo con frecuencia mostrara un uréter dilatado, que entonces se puede seguir en dirección caudal con imágenes tanto transversales como sagitales. En las mujeres se puede ver el uréter distal dilatado con ecografía transvaginal si la visualización a través de la pared abdominal es mala por la presencia de gas intestinal interpuesto o si la vejiga es vacía.

Vejiga: La vejiga se evalúa mejor cuando esta moderadamente llena. Cuando esta demasiado llena el paciente experimenta malestar. Se debe evaluar la vejiga en el plano transversal y en el sagital y de manera ocasional en una posición de decúbito. Para visualizar mejor la pared vesical en las mujeres puede ser útil la ecografía transvaginal.

Si la naturaleza de una gran masa llena de líquido en la pelvis es incierta, la micción o la inserción de catéter de Foley permitirán aclarar la localización y el aspecto de la vejiga en relación con la masa llena de líquido.

Uretra: La uretra en una mujer se puede estudiar con ecografía transvaginal, transperianal o translabial. La uretra posterior o prostática en los varones se visualiza mejor con sondas endorrectales.

Artículo escrito por el Dr Alexis Pérez Alvarez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

Llamar ahora