Skip links

Diagnóstico por imagen de las afecciones pancreáticas y su correlación clinicapatologica

Las afecciones  de páncreas  reflejan dolor en mesogastrio  y pueden ser precedidas por litiasis vesicular o alcoholismo, cirrosis, lesiones inflamatorias o lesiones traumáticas o incluso tumoraciones las cuales se diagnostican  con la ecografía y posteriormente se caracterizan por tomografía.

En el hospital se realizó una revisión de expedientes  de 261 pacientes  con un diagnóstico de afección pancreática, se realizó una evolución de parámetros clínicos y resultados por imagen, del estudio realizado fueron  pacientes que predominaron más en seo masculino con una edad de predominio de 3 y 7 ma década de la vida  se incluyeron de diferente etiología  como origen biliar, complicaciones de hemorragia o abscesos, presencia de fistulas  a otros órganos, así como presentación de diferentes neoplasias  como quistoadenomas, adenocarcinoma y carcinomas ductales.

De las 213 manifestaciones pancreatitis  168 se consideraron agudas, 3 de origen biliar, 5 componente edematoso, 2 hemorragias, 1 afectación por  citomegalovirus y 7 pancreatitis crónicas agudizadas.

Entre los síntomas  más frecuentes  se encontraron:

  • Dolor abdominal en epigastrio  que se irradia a hipocondrio derecho  de tipo penetrante a región lumbar
  • Nauseas
  • Vomito
  • Fiebre
  • Dolor en mesogastrio con datos de resistencia muscular

De 70 pacientes de este grupo  se estableció el diagnostico  de enfermedad pancreática  por medio de ultrasónico como: tumores, pancreatitis, abscesos y quistes pancreáticos.  En algunos de los pacientes se procede a realizar tomografía para  determinar el estadio de la pancreatitis, para caracterizar la afección  tumoral e incluso como método de guía  para la realización de drenaje percutáneo del absceso.

30 pacientes con afección tumoral  se identificaron lesiones solidas  con diagnósticos que incluyen el adenocarcinoma, carcinoma de cabeza de páncreas y el cuerpo, carcinoma de los conductos  y abscesos en formación.

Pacientes con  diagnóstico de pancreatitis  aguda se efectuaron tomografía computada para determinar el grado de magnitud  de la afectación  según la clasificación de Baltasar.

De 167 pacientes  75 tuvieron grado 0-I con cambios inflamatorios mínimos, 35 pacientes  afectación grado II y disminución de  densidad pancreática, en 25 pacientes se detectó pancreatitis grado III con alguna colección intra y extrapancreatica con tamaños entre 10 y 25mm donde se presentan imágenes de seudoquiste. En 32 pacientes  se diagnosticó  pancreatitis  grado IV con grandes  colecciones  intrapancreaticas, en la cavidad abdominal  y hacia la izquierda principalmente.

La estancia hospitalaria y la recuperación  de los pacientes con categoría I Y II promedio de 4 días,  mientras que grado ii a iv viario de 7 a 21 días.

La pancreatitis aguda es un proceso  de inflamación del páncreas  y con tejidos peripancreaticos  de severidad variable, puede haber alteración morfológica y funcional. En algunos casos se presenta con pancreatitis hemorrágica, necrosante, aguda  con exudado  y destrucción del tejido  con complicaciones como seudoquistes, colecciones y abscesos.

El diagnostico por ultrasonido se ve limitado por  la presencia de gas intestinal.  El ultrasonido puede  observarse  crecimiento focal o difuso de la glándula, anormalidad en los contornos, disminución de la ecogenicidad y quistes o colecciones (anecoicos) con mínimos ecos internos.

Seudoqusites contienen  material hemático , tejido necrótico o detritus con ecogenicidad en su interior, absceso pancreático se ve  pared gruesa  con alteraciones en ecogenicidad  y brillantes debida al aire en su interior.

La tomografía  computada permite evaluar  la presencia  y grado de pancreatitis  y del proceso inflamatorio peripancreatico, determina la extensión de las colecciones  y detecta el grado y porcentaje  de tejido necrótico  pancreático a correlacionar con el grado de morbilidad  y mortalidad según existan colecciones  intra y extrapancretaicas

Neoplasias del páncreas: el adenocarcinoma ductal  es el más frecuente. La neoplasia epitelial pancreática se divide en dos grupos: exocrino y endocrino, el adenocarcinoma  ductal es de tipo exocrino, el origen de los tumores  son de tres líneas celulares: células ductales, de los acianos o de los islotes de Langerhans. La clínica de adenocarcinoma ductal es  dolor en epigastrio  con irradiación a espalda, pérdida de apetito, fatiga, nauseas, vomito, diabetes en 25 y 50% cuando el tumor se presenta en la cola. Ictericia, hepatomegalia, vesícula palpable, ectasia biliar. En ultrasonido puede identificarse  zonas localizadas de inflamación  como áreas focales  o difusas  de aumento de volumen  la mayoría son lesiones hipoecoicas , en tumores más de 3cm pueden presentarse zonas en forma de parches  de ecogenicidad heterogénea  y tumores mayor a 5 cm  muestran un Patrón hiperecoico  localizado. Cuando la tumoración se localiza en  cabeza de páncreas puede encontrarse dilatación del conducto más de 3mm.

Quistoadenoma mucinoso: el ultrasonido puede identificar  como lesión ovoide o redonda, paredes lisas  con contenido hipoecoico y tendencia al líquido, puede haber engrosamiento de los septos o tabiques  y lesiones papilares  solidas en su interior.

CONCLUSIONES:

El ultrasonido  es el método diagnóstico inicial para descartar afecciones del abdomen superior donde permite evaluar correctamente vías biliares y vesícula biliar  para identificar algunas causantes de  pancreatitis. Permite identificar cambios en morfología  y ecogenicidad pero no concluye exactamente  los diagnósticos por lo tanto tenemos que  apoyarnos de otros estudios de imagen como la tomografía ya que esta nos permite estadificar el grado de pancreatitis o afectaciones  para tener acabo un mejor diagnóstico  y a si dar un tratamiento oportuno.

Artículo escrito por la Dra  Vianey Salazar Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?