Skip links

Diagnostico radiológico de tumor hepático vs absceso hepático piógeno en periodo neonatal

La presencia de masas hepáticas en los neonatos es poco frecuente, ocupa el 5% aproximadamente de todos los tumores en fetos y recién nacidos. El uso de técnicas de imagen tiene un papel importante, para conocer su localización, características y poder brindar un mejor tratamiento y seguimiento de las lesiones. Existen diversos tumores hepáticos que han tenido una mayor prevalencia en dicha población, siendo hemangioendotelioma infantil, hemagioma, hamartoma mesequimatoso y el hepatoblastoma, otro tipo de lesión infrecuente en edad pediátrica son los abscesos hepáticos piógeno, este tipo de lesión puede similar neoplasias primarias, por lo que este tipo de estudios es de importancia ya que permiten el drenaje guiado por imagen y el seguimiento de las lesiones.

Tumores hepáticos

hemangioendotelioma infantil, es un tumor vascular benigno solitario o múltiple de carácter agresivo, el cual puede llegar a medir hasta más de  15 cm. se detecta antes de los 6 meses de edad, se caracteriza por una masa abdominal palpable, hepatomegalia, distensión abdominal trombocitopenia e insuficiencia cardiaca congestiva.

Ecográficamente se observa una masa hepática hipo o hipercoica, en el doppler muestra anastomosis arteriovenosas, con el paso de tiempo se hace una mayor ecogenicidad.

Por TC sin medio de contraste se observan masas hipodensas homogéneas bien definidas, pueden observarse calcificaciones punteadas.

Hemangioma, son múltiples o únicos, suelen ser hallazgos y asintomáticos. Aquellas lesiones que son más grandes pueden causar hepatomegalia y molestias abdominales.

Ecográficamente se observan bien delimitados hipercoicos con refuerzo acústico, son de ecogenicidad heterogénea, con el uso del doppler se observan vasos en la periferia.

Por TC, se observa una masa bien delimitada hipodensa y lobulada.

Hamartoma mesequimatoso, es la segunda lesión hepática más común se observa en menores de 2 años, se presenta con distensión abdominal progresiva son una masa palpable, puede ser quística o aspecto sólido, encapsulada y puede llegar a medir de 12 – 15 cm.

Ecográficamente, se observa una masa quística, puede ser de múltiples quistes con tabiques gruesos, dando la apariencia de “queso suizo”.

En TC, una masa bien definida quística, con una área central hipodensa.

Hepatoblastoma, es un tumor maligno común representa el 79% de los tumores, se presenta como una masa abdominal asintomática en niños menores de 3 años. Hasta en un 90% se elevan los niveles séricos de alfa feto proteína, es una lesión única de superficie nodular, su localización más frecuente es en el lóbulo derecho con un promedio de 10-12 cm.

Ecográficamente, es una lesión solitaria de bordes definidos, se observa una masa ecogénica con zonas de sombra acústica, que son calcificaciones y áreas hipoecoicas que reflejan zonas de hemorragia o necróticas.

En TC, una masa solida hipodensa con calcificaciones.

Abscesos hepáticos piógeno, es una colección de células inflamatorias la cual presenta destrucción del parénquima, es un tipo de lesión infrecuente, su cuadro se caracteriza por fiebre dolor abdominal y hepatomegalia.

Ecográficamente, puede ir desde ecogénico hasta anecoico, dependiendo del estadio. El absceso en las primeras etapas suele ser sólido, conforme llega a la necrosis y licuefacción el absceso de observa de bordes irregulares con contornos delimitados. Las lesiones que son más ecogénicas se deben a  la presencia de gas dentro de la cavidad del absceso, este gas produce sombra acústica o reverberaciones. Cuando las lesiones son hipocoicas representan necrosis y licuefacción, con el doppler muestra flujo en la periferia.

Reporte de caso

Se trata de recién nacido a término, obtenido por vía cesárea, liquido amniótico con meconio, con antecedente de asfixia perinatal, el cual requirió reanimación e intubación. Durante su internamiento presenta alteración en pruebas de función hepática y hepatomegalia, se le realiza un usg es donde se observa a nivel de hígado una masa de 40×30 mm de aspecto heterogéneo, con vascularidad periférica, se hizo diagnostico de probable absceso hepático, vesícula biliar distendida con barro biliar e hidronefrosis. Se decidió administrar antibioticoterapia durante 15 días, y seguimiento ultrasonográfico semanal,  en donde se observó el decremento de dicha masa, confirmando absceso hepático.

Este artículo nos muestra las diferentes tumoraciones que podemos encontrar a nivel hepático, aunque son lesiones que no son propiamente frecuente en la edad pediátrica, nos menciona cuál de estas lesiones son más comunes de  encontrar y que propiedades y características tiene cada lesión, con la finalidad de tener la capacidad de brindar un buen diagnostico, tratamiento y dar un seguimiento, es importante utilizar otras pruebas diagnósticas como laboratorios, en el caso de reporte obtuvieron alteración de las pruebas de función hepática y hemocultivos, así como una buen exploración física.

También nos menciona que tan importante es la utilidad de los estudios de imagen; en este caso se utilizó la ultrasonografía, pero también nos mencionaba ciertas características de las lesiones por medio del uso de Doppler y Tomografía computarizada.  También es importante el buen manejo del recién nacido, ya que tuvo caterización umbilical, siendo este un factor importante para el desarrollo del absceso, por lo que debe de llevarse a cabo dicho procedimiento con la mayor asepsia y antisepsia. Y  mantenerlo así.

Artículo escrito por la Dra. Vianey Posadas

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?