Skip links

Errores y dificultades más comunes en la exploración ultrasonográfica del riñón

El riñón uno de los órganos vitales del cuerpo humano, cuya función es la del equilibro de los electrolitos y del pH, además de la eliminación de sustancias de desecho provenientes de las proteínas y de las grasas, importante regulador de la homeostasis del equilibrio hemodinámico que junto con  el corazón mantiene la tensión arterial de la circulación en el organismo en situaciones de alerta o en patologías crónica degenerativa que obstaculizan la llegada de oxígeno al cerebro, al corazón, al mismo riñón y las otras estructuras del cuerpo humano. Además de la excreción de medicamentos, toxinas y cuerpos químicos que pueden ocasionar daño. Los riñones emplean tres procesos distintos en la producción de la orina; A) filtración, realizado a través de glomérulos) Secreción, es un proceso activo, que ocurre principalmente en los túbulos contorneados, mediante el cual las células de revestimiento excretan y seleccionan sustancias anormales que se encuentran en exceso y lo transportan a la luz de los túbulos y C) Absorción; parte del agua y de las sales son reabsorbidas y devueltas al medio circulante por  las células renales, especialmente por el asa de Henle. Embriológicamente el riñón se forma a partir de los metanefros en la quinta semana de la vida. A los 3 meses de gestación el 20% de las nefronas se han formado y un 30% a los 5 meses. Al término de la gestación cada riñón contiene 85,000 y 100,000 nefronas. En los prematuros continua la nefrogénesis después del nacimiento, pero acaba antes de los que lo hubiera hecho en un feto intraútero. En pacientes nacidos con alguna malformación congénita en corazón o cerebro, el riñón es más pequeño de lo normal.1 Hay algunas patologías en el sistema nefrocolector fetal como es la agenesia uní y bilateral, ésta última incompatible con la vida, el riñón en herradura, poliquistosis renal, riñones multiquístico, hidronefrosis, dilatación del sistema pielocalicial, Hipoplasia renal, Ectopia renal,etc. Últimamente se detectan a temprana edad gestacional por ultrasonografista experimentados y con equipos de  ultrasonido de alta resolución, lo que permite tomar decisiones de manejo intraútero. Sin embargo se presentan algunos errores y dificultades en su estudio ultrasonografico, Por ejemplo en hidronefrosis severa y moderada es muy específico, pero hay que hacer los diagnósticos diferencial con la lipomatosis del seno renal, riñón multiquístico y el quiste parapielico. En hidronefrosis mínima tiene gran sensibilidad pero baja especificidad, pues se puede observar un despliegue leve del sistema excretor en todos los casos en que exista hiperflujo urinario  (riñon único, diuréticos, poliuria),en algunos estudios la observación por imagen de ultrasonido de un riñón se ve normal en la insuficiencia renal aguda y crónica ,en la detección errónea de quiste parapielicos como parte de una hidronefrosis, en el carcinoma de células transicionales que se ve con una ecogenicidad similar a la de la corteza renal pero separando a la pelvis. Hay un 16% de error en la detección de cálculos renales, se requiere colocar el transductor de modo que la litiasis quede en el foco del mismo. Uno de los mayores problemas del ultrasonido es la diferenciación entre un quiste y un hipernefroma poco vascularizado o con necrosis interna.3 aunado a esto a factores relacionados con el paciente, obesidad, gas intestinal, factores relacionados con la poca pericia del ultrasonografista y la resolución del equipo utilizado. Esto nos  lleva a hacer diagnósticos ultrasonografico erróneos. Motivo por el cual en éste ensayo se hace un análisis de los errores y dificultades en el estudio ultrasonografico del riñón y algunas sugerencias en forma particular para disminuir al mínimo éstos errores. Como ya se señaló en la introducción de éste ensayo, el metanefros o riñón definitivo comienza en la quinta semana de vida del producto, la nefrogénesis se detiene antes de la completa maduración fetal y al término de la gestación cada riñón contiene 85,000 a 100,000 nefronas. El crecimiento renal durante la lactancia y primera infancia depende de la hipertrofia de las unidades ya existentes y generalmente el tamaño renal se corresponde bien con la edad y los parámetros normales de crecimiento somático. Aunque no es así en pacientes con enfermedades congénitas renal intrínseca.

Artículo escrito por el Dr. Francisco Velázquez Ovando

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?