Skip links

Estudio comparativo entre onfalocele y gastrosquisis.

El onfalocele y la gastrosquisis son los defectos de la pared abdominal, de tamaño variable, que se ubica en directa relación con el cordón umbilical, que contiene asas intestinales y a veces otros órganos como parte del hígado, recubiertos por amnios en la superficie externa, peritoneo en la superficie interna, y entre ambos gelatina de Wharton, junto a ellos los vasos propios del cordón.

La etiopatogenia del onfalocele ha sido explicada como un cierre incompleto de los pliegues laterales del embrión durante la cuarta semana de gestación, secundaria a un defecto del desarrollo del mesodermo a nivel del saco vitelino, que hace que la mayor parte de los órganos abdominales permanezcan fuera del embrión dentro de un saco transparente formado por el amnios, peritoneo parietal y gelatina de Wharton. Ello ocurre a la sexta semana de gestación. Al terminar su formación, alrededor de la 10° a la 12° semana, el intestino regresa a la cavidad, rota y se fija a la pared posterior. Cualquier alteración de este proceso puede producir defectos de cierre de ella.

La gastrosquisis es un defecto de la pared abdominal anterior, paraumbilical habitualmente a derecha, por el que salen las asas intestinales las que flotan libremente en el líquido amniótico, sólo recubiertas por el peritoneo visceral.

Su etiopatogenia corresponde a probablemente una disrupción vascular a nivel de la arteria onfalomesentérica derecha y de la vena umbilical derecha que en un momento de su embriogénesis involucionan. Si el desarrollo y la involución ordenados se alteran tanto en su intensidad como en la cronología, se produciría un defecto de la pared abdominal como efecto de una isquemia de la pared. Ha sido relacionada con la edad materna baja, como también con exposiciones a drogas, tabaco y alcohol.

Los objetivos de este estudio son: Estimar las tasas de prevalencia al nacimiento de onfalocele y gastrosquisis en la maternidad del Hospital clínico de chile, estudiar la mortalidad y letalidad producida por estas patologías. Comprobar la frecuencia con que se presentan en cada grupo etario de las madres, e individualizar las diferencias demográficas entre estas dos entidades.

Onfalocele y gastrosquisis  presentaron una prevalencia al nacimiento mayor que lo publicado por otros autores. Ambas anomalías mostraron, además, un aumento significativo en sus tasas. Desde el punto de vista clínico encontramos diferencias significativas entre estas dos entidades: onfalocele tiene mayor mortinatalidad, mortalidad y letalidad. Mayor frecuencia de malformaciones asociadas. Mayor severidad de estas anomalías asociadas. Mayor promedio de edad materna.

COMENTARIO

La mortalidad y la letalidad de estas dos anomalías congénitas las hace completamente diferentes, especialmente en el manejo médico Antes del nacimiento, en el parto y período neonatal. Es muy importante mencionar que nosotros como médicos y ahora como ultrasonografista, el apoyo del ultrasonido nos revela alteraciones congénitas como estas, para una posterior decisión médica en la evolución del embarazo y el parto.

Artículo escrito por la Dra. Xochitl Elvira Tlaxcala Navarro

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?