Skip links

Estudio de la torsión ovárica fetal intrauterina mediante ecografía 3D

17

En los últimos años se ha visto como la ecografía ha ido evolucionando y tomando mayor auge en el ámbito medico. La ecografía en 3D ha ido creciendo rápidamente y se puede ver que tiene un futuro bastante prometedor. Gracias a este tipo de ecografía contamos con mayor información que con la tradicional.

Se presenta el caso de una femenina de 30 años de edad sin antecedentes, primigesta. A la semana 34 de gestación se observa una masa abdominal en el feto, se le realiza una ecografía en 3D donde se observa una masa quística de 38 mm de diámetro localizada en la fosa iliaca derecha, contiene quistes hijos en su interior, lo cual nos orienta al diagnostico de quiste ovárico fetal no complicado, con un volumen de 18.2cm. a la semana 36 de gestación en una ecografía de seguimiento se puede observar que la masa se torna de aspecto solido y heterogénea con cambios sugestivos de torsión y se ve el aumento de 39.3 cm. en la semana 37 de gestación se obtiene a recién nacida de 3,200 gramos que presenta un abdomen agudo por que se decide realizar laparotomía exploradora urgente, encontrando quiste de ovario torsionado con cambios necróticos.

El quiste de ovario fetal es la causa más frecuente de masa quística intraabdominal diagnosticada. El origen no se ha establecido pero se piensa que es un exceso de hormonas por parte de la madre. Al final de tercer trimestre el feto se encuentra en contacto con una gran cantidad de  gonadotrofinas maternas, estrógenos, lo que puede producir un desarrollo folicular y de ahí se pudieran originar los quistes de ovario, en un 40-60% de las recién nacidas presentan folículos de von –Graaf. Cuando se aumentan y se generan quistes por lo general  se autolimitan.

Entre los factores de riesgo podemos encontrar hipotiroidismo por parte de la madre o diabetes, preeclampsia, etc. En el diagnostico diferencial están los quistes ováricos, renales, vesicales, hepáticos, etc. por tal motivo es todo un reto poder identificar las patologías en los fetos.

La frecuencia de las complicaciones tiene mucho que ver con el tamaño del quiste, siendo los 5 cm el tamaño en el que empiezan a darlas. El quiste de ovario prenatal se sospecha en las ecografías al observar una masa en el área abdominal y sin anomalías en el tracto genitourinario.

Gracias a la ecografía en 3D podemos detectar y dar seguimiento a estos trastornos y en algunas ocasiones se puede preservar el ovario.

Comentario

Si la ecografía en 2D se considera de gran ayuda en el área medica, la ecografía en 3D viene a revolucionar completamente este ámbito, ha representado un gran avance, por lo general son más conocidos por las imágenes que ofrecen del feto en su desarrollo a los padres antes del nacimiento. La ventaja que ofrece es que se pueden hacer reconstrucciones  para poder analizarlas posteriormente, se realiza de la misma manera que un eco tradicional pero con más ventajas, puede observar patologías pequeñas y diagnosticarlas si son benignas, y si son malignas, permite su diagnostico de manera temprana. A parte que nos ofrece poder observar de manera tridimensional las estructuras y detectar defectos genéticos como labio leporino, trisomía 21 etc. Con esto nos damos cuenta de que la tecnología avanza a pasos agigantados y cada vez podemos diagnosticar de manera más rápida y temprana gracias a estos.

× ¿Desea más información sobre este diplomado?