Skip links

Formación de cálculos biliares de colesterol. Nuevos avances científicos

18

Los cálculos biliares de colesterol son la enfermedad más común de la vesícula biliar. El conocimiento sobre la química de la litiasis biliar de colesterol es fundamental para entender su fisiopatología.
La hipersecreción de colesterol biliar es un proceso necesario para generar cálculos biliares. Las interacciones de los tres principales lípidos biliares ( colesterol, fosfolípidos y sales biliares) y en particular, las sales no son suficientes para emulsificar el colesterol, lo que genera sobresaturación en bilis.
Los cambios en la composición de la bilis impiden la absorción de lípidos biliares por parte del epitelio vesicular. Produciendo reacciones de inflamación, infiltración celular, edema, hipersecreción de mucina, formación de lodo biliar y todos estos factores intervienen en el desarrollo de la litiasis de colesterol.
Secreción de lípidos biliares.
La bilis hepática es un líquido isotónico, alcalino y de color amarillo-verdoso; entre sus principales componentes están los lípidos biliares, quienes interactúan para generar micelas encargadas de transportar las grasas de la dieta facilitando su absorción.
Un proceso importante para generar litiasis de colesterol es la secreción hepática constante de esta molécula, que supera las tasas de secreción biliar normales.
El flujo de colesterol biliar es concomitante a la secreción de fosfolípidos y sales biliares, por ello un desajuste en alguna de estas secreciones se traduce a un desequilibrio general.
Cuando la bilis está sobresaturada de colesterol y fisicoquímicamente inestable, abundan liposomas o vesículas para solubilizar el colesterol. Estas vesículas tienen la capacidad de fusionarse disminuyendo su diámetro y con ello la concentración de colesterol es elevada en el interior. Las moléculas de colesterol generan fluctuaciones sobre si mismas, bajo un ambiente acuoso, produciendo núcleos cristalinos, este proceso fisiológico donde el colesterol cambia de un estado líquido a otro sólido en forma de microcristales se llama CRISTALIZACION y es el paso para producir cálculos biliares de colesterol.
La mucina es una mucoproteína producida en el epitelio de la vesícula biliar. Cuando la bilis se encuentra sobresaturada y con cristales de colesterol, los daños ocasionados al epitelio vascular ocasionan que la mucina se produzca en exceso. Esta proteína favorece el crecimiento del cálculo biliar.
La motilidad vesicular es controlada por la hormona colecistocinina, gracias a esta respuesta hormonal la vesícula realiza movimientos de contracción y relajación para facilitar el movimiento de la bilis en el intestino.
Es importante destacar que dentro de las etapas para formar cálculos biliares, se debe dar mayor importancia a la secreción de colesterol biliar, porque es la fuente principal para desarrollar litiasis. Por otro lado la absorción intestinal de colesterol también se postula como blanco para evitar que el exceso de colesterol entre al hepatocito y genere hipersecreción biliar. La terapia farmacológica es limitada y la colecistectomía sigue siendo el tratamiento estándar para la litiasis sintomática.

× ¿Desea más información sobre este diplomado?