Skip links

Frecuencia de masas renales parenquimatosas detectadas de forma incidental mediante ultrasonido renal

El ultrasonido representa un herramienta clave en el armamento diagnostico del urólogo, ya que rápido, efectivo, no invasivo, barato, no radiactivo, proporciona información renal detallada de la anatomía renal y el más importante detalle es que es una herramienta importante en la evaluación del tumor cortical renal ya que puede caracterizar una lesión como quística o solida, permitiendo evaluación y tratamiento rápido.  Desde la cátedra del sacerdote Spallanzani (1729-1795), donde reportaba que el vuelo del murciélago se realizaba a través de sonidos no audibles para el humano, pasando por Pierre y Curie con el descubrimiento el efecto piezoeléctrico, Dussik y el fallido intento de localizar tumores cerebrales con sonido pero dejando legado para posteriores investigadores el ultrasonido se ha convertido en una herramienta de ayuda diagnostica para múltiples especialidades.

Uno de los problemas que ha surgido por la utilización de ultrasonido en el campo de urología, es la competencia que presenta frente a otros estudios imagenológicos y radiológicos, donde gracias a su rapidez y sencillez de utilización a demostrado tener diagnósticos más rápidos, eficaces y que evita tener que requerir a estudios más complejos, o al contrario, ser bien utilizados estos estudios de alta especialización cuando lo requiere el paciente necesariamente y sin gastar el recurso.  Para la exploración del riñón se necesita un transductor convexo de 3.5mhz, que presenta una óptima relación profundidad/resolución, no se necesita de una preparación especial, por su abordaje sencillo del riñón derecho como del izquierdo, permite diagnosticar trastornos obstructivos, inflamatorios o masas ocupativas, el cual permite hasta sospechar de malignidad y benignidad.

El ultrasonido es una importante herramienta en el diagnostico del tumor cortical renal, que pueden ser malignos y benignos, ya que puede diagnosticar una lesión quística o sólida, en la cual la quística hay que describir si es simple o compleja, debido a la localización retroperitoneal del riñón es difícil la palpación de las lesiones, si no, hasta una etapa muy avanzada, por eso la importancia de la localización incidental de estas masas. Los quistes simples representan el 70% de las lesiones renales benignas asintomáticas

Objetivos: determinar el número de  masas renales parenquimatosas detectadas incidentalmente por ultrasonido en mayores de 18 años sin historial de patologías renales, determinar dimensiones renales en patología afectada, así como sintomatología relacionada.

Método: se tomo una muestra de 200 pacientes, sexo indistinto, sin antecedentes de patología renal o sintomatología renal, se tomo somatometría, datos clínicos y motivos de consulta (hiperplasia prostática benigna, prostatitis, trastornos de la fertilidad, vejiga hiperactiva, varicocele, infecciones urinarias, varicocele, los cuales se llevaron a toma de ultrasonido renal.

Resultados: de los 200 pacientes estudiados se encontró un con agenesia renal, resto con riñones con medidas promedio de 102.55mm por 49.48 mm por 50.20 mm para el riñón derecho y 100.30 mm por 49.13 mm por 50.62 mm para el izquierdo.  Se encontró una mayor frecuencia de quistes en hombres y una mayor frecuencia de tumores sólidos y de aspecto maligno en mujeres. El dolor lumbar fue el único antecedente en relación a tumor maligno renal.

Conclusiones: las dimensiones de los riñones fueron menores en relación a pacientes europeos, el ultrasonido demostró ser un método diagnostico útil de tamizaje para detección de tumores renales parenquimatosos, el dolor lumbar está asociado a tumores malignos renales.

Artículo escrito por el Dr. Javier Gutierrez Guerrero

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?