Skip links

Galactocele imitando masas solidas sospechosas en la ecografía

17

El galactocele está patológicamente definido como una enfermedad benigna caracterizada por una lesión quística revestida por epitelio cúbico que contiene leche. Estas lesiones se encuentran principalmente en las mujeres lactantes o en unos pocos meses después de la lactancia. En la ecografía, esta lesión suele ser bien circunscrita en masa anecoica o hipoecoica ovoide con refuerzo posterior acústica o el nivel de grasa-liquido. Esto puede ser útil para diferenciarlo de un tumor sólido. Los galactoceles no relacionados con el embarazo o la lactancia también se ha informado, puede tener hallazgos variables e incluso pueden parecerse a la aparición de una masa sólida sospechosa. El objetivo de este estudio fue examinar los hallazgos ecográficos anormales de un galactocele apareciendo a ser una masa sólida sospechosa y también para examinar los hallazgos ecográficos que sugieren un galactocele.
Materiales y Métodos
Desde septiembre de 2002 a febrero de 2004, 8,631 mujeres fueron remitidas al centro de ecografía para mama, y las evaluaciones finales de estos exámenes se registraron prospectivamente de acuerdo con el BI-RADS. Entre los 8,631 casos, 804 presentaron lesiones de mama (9,3%) y fueron clasificados como BI-RADS 4, sospechosa de malignidad. Por último, 33 presentaron lesiones (4,6% de 715 lesiones), en 31 de los pacientes se confirmo que eran galactoceles, y que estas lesiones componen nuestra población de estudio. Las historias clínicas de los 31 pacientes eran revisadas en función de la edad del paciente, antecedentes obstétricos, síntomas de presentación y el intervalo entre el último parto y la aparición de síntomas. La mamografía se realizó en 24 mujeres, en vistas oblicuas, craneocaudal y mediolateral, y se obtuvieron de forma rutinaria. Nueve de nuestros pacientes fueron de una edad promedio de 39 años, y 6 eran menores de 35 años. Las ecografías y mamografías fueron de forma independiente, revisados de forma retrospectiva por 2 radiólogos experimentados. Ambos estudios fueron examinados conjuntamente respecto de cada paciente. Cualquier discrepancia se resolvió por consenso. Los hallazgos ecográficos fueron clasificados de acuerdo con el sistema BI-RADS. Las lesiones fueron evaluadas en términos de tamaño, forma, orientación, margen, ecogenicidad, cobertura y características posteriores tales como la presencia o ausencia de sombra acústica posterior o refuerzo acústico posterior, calcificaciones, dilatación ductal.
Resultados
Los 31 pacientes fueron mujeres y la edad media fue de 48 años (rango, 29-73 años). Las indicaciones para exámenes fueron; el cribado para una mamografía, masa creciente en la ecografía en 3 (9%), masa palpable en 6 (18%), dolor localizado en 1 (3%), y descarga a través del pezón en 1 (3%). Tres los pacientes tenían una historia de patología mamaria en familia (N = 1) o personal (n = 2). Veinticuatro pacientes se sometieron a una mamografía. Todas las mamografías mostraron tejido mamario heterogéneo o tejido denso (composición grado 3 o 4). Sólo 2 pacientes presentaron hallazgos mastograficos, con una densidad de desarrollo focal en 1 caso y un nódulo ovalado circunscrito. La forma más común para las lesiones era redonda (N = 19 [57,6%]). Treinta y un lesiones (93,9%, cifras 2-5) tenía un margen no circunscrito, y la mitad de aquellas lesiones mostraron un margen microlobulado, (N = 15 [48,4%]). Una parte importante de las lesiones
mostró un una orientación no paralela (N = 22 [66%]) e hipoecogenicidad inerna (n = 23
[69,7%]. La dimensión máxima media de la lesión fue de 0,8 cm (mediana, 0,6 cm, rango, 0.3-2.6 cm). La distancia media desde el pezón hasta la lesión fue de 2,12 cm (rango, 0-4 cm).
Discusión
EL galactocele es una lesión benigna poco frecuente de la mama y se define como una colección enquistadas de los productos lácteos y que está recubierta por un epitelio aplanado cuboidal. El
Galactocele, es generalmente asociado con el embarazo y la lactancia. Kopans informó que los hallazgos ecográficos que indican galactoceles están bien definidos, contiene ecos de bajo nivel interno, y muestran refuerzo acústico posterior, similar a un tumor solido de mama circunscrito. Un galactocele se asocia generalmente con la lactancia, aunque algunos informes sugieren que podría ocurrir después del parto varios años (13 y 30 años). No hubo lactancia relacionada en las lesiones encontradas en este estudio. La duración media desde el período post-parto fue de 15 años, y 4 mujeres no tenían antecedentes embarazo. Una explicación para esto puede ser que una lactancia relacionada a galactocele tiende a tener una apariencia quística y era por lo tanto excluido del estudio. En teoría, un galactocele puede ser iniciado por factores secretores al epitelio: estimulación de prolactina y alguna forma de obstrucción ductal. Además de la lactancia, varias lesiones resultantes en la obstrucción ductal o una afección generalizada, como la cirugía de mama, pasaje transplacentario de prolactina, y los anticonceptivos orales, puede crear factores que promueven el desarrollo de un galactocele. Salvador et al, reporta que un quiste con un nivel de grasa-líquido es un hallazgo patognomónico de un galactocele. Un nivel líquido- grasa corresponde a una línea ondulada que separa el líquido superior anecoíco, del material graso proteínico inferior ecogénico.
Park y cols, informaron hallazgos variables ecográficas de un galactocele e hizo hincapié en
que un galactocele no relacionado a embarazo tiende a mostrar una apariencia atípica, lo que puede sugerir un tumor maligno. En nuestro estudio, los casos considerables patológicamente como galactoceles demostraron varios hallazgos ecográficos sugestivos de malignidad. La mayoría tenía un forma redonda o irregular (78,8%) y sin margen circunscrito o definido (93,9%), microlobulado, indistinto o incluso espiculado. Algunos de ellos también muestró un sombreado posterior (39,4%). El borde ecogénico puede ayudar en la diferenciación de un galactocele, de otro hallazgo sospechoso de malignidad, aunque estos hallazgos no son definitivos, en el diagnóstico de un galactocele.
En conclusión, un galactocele puede tener hallazgos ecográficos que imitan una masa sólida sospechosa, aunque tiende a aparecer como un nódulo pequeño, redondo, microlobulado, hipoecoíco con sombra posterior leve.

× ¿Cómo puedo ayudarte?