Skip links

GINECOLOGÍA, TRES TRIMESTRES DEL EMBARAZO, MALFORMACIONES CONGÉNITAS Y OTRAS CONSIDERACIONES DEL EMBARAZO

ÚTERO Y OVARIOS

Al estudiar el hueco pélvico hay que tener en cuenta la anatomía del sistema reproductor femenino ya que partiendo de esto se podrán identificar anomalías en los mismos.

Un punto importante para el estudio del hueco pélvico es utilizar la vejiga urinaria como ventana sónica, sin caer en el error según comentado muy frecuente de los ultrasonografistas de la sobre distención de la misma ya que esto alterara por efecto compresivo ocasionalmente las estructuras posteriores. Hay que realizar también como posible rutina la revisión del hueco pélvico con vaciamiento vesical para valorar el posible efecto anterior que podría haber causado error al hacer una revisión simple, así como c calcular la orina residual y en ocasiones la mala interpretación de quistes de gran tamaño como una vejiga en repleción. Como comenta en la experiencia un quiste puede ser visto como una vejiga eco lúcida que postnacional sigue sin cambios mayores, tomando en cuenta la posibilidad de una mala información respecto a la información que ofrece la paciente en relación al llenado de su vejiga. Otro caso que se comentó en el módulo anterior fue la de tomar como vejiga urinaria un quiste ovárico y como un endometrioma unan vejiga con cistitis severa a la cual se le observaba un contenido muy turbio, en este caso postmiccional se vería el cambio del supuesto endometrioma al vaciar la vejiga con el quiste sin modificaciones.

Al observar la cavidad pélvica se debe hacer inicialmente en un corte sagital en el que se exponga la linea media del  útero. Así podremos estimar si se encuentra en la típica anteversoflexión o en la retrovesoflexión menos habitual, evitando errores en la interpretación en el estudio transversal ya que esto cambia la apreciación del estudio según el modo de rastreo en la angulación A y B en la que el transductor proyecta inicialmente una imagen que va de arriba a abajo y de adelante a atrás,  en un útero en anteversoflexión evidenciaría el contenido endometrial con una imagen triangular, siendo en la posición B que va de adelante a atrás pero de abajo a arriba una imagen trasversal del mismo en sí que expone una forma oval del endometrio. En el caso de un útero con retroversoflexion las condiciones cambian siendo las imágenes en presentadas en sentido contrario en las proyecciones tomadas con el Angulo A y el Angulo B,

Las dimensiones normales de un útero van desde su fondo hasta su OCI siendo normales desde 50 hasta 70 mm en su diámetro longitudinal y de 35 a 40 mm en su diámetro posteroanterior, teniendo en cuenta que en las nulíparas estos diámetros pueden ser menores en 10 mm. El cérvix aproximadamente mide entre 25 y 30 mm siendo una suma total normal del útero con el cérvix de entra 75 y 80 mm de longitud total, esto puede ser medido si el útero y el cérvix se encuentran alineado, no siendo confiable en el caso de angulación marcada por la versión uterina.

Un aumento de estos diámetros pone en evidencia el aumento de las paredes uterinas muy frecuentemente relacionadas con la miomatosis uterina. Esta patología muy frecuente entre la 3ra y la 4ta década de la vida.

Los miomas uterinos con formaciones nodulares tumorales del musculo del útero y pueden encontrarse en el cuerpo de la pared uterina (intramurales) en la superficie del útero en contacto con la serosa (subserosos) siendo estos a su vez encontrados con una base extensa en el cuerpo uterino o pediculados en los que la masa tumoral queda libre únicamente adherida por un pedículo de diámetro variable, esto puede dar errores de interpretación al ser confundidos con masas anexiales en el hueco pélvico, la tercera ubicación de los miomas son submucosos mismos que pueden tener las mismas características de los miomas subserosos en cuanto a su nacimiento pero proyectadas a la cavidad uterina, generalmente rodeados de endometrio. Estos son los que mayormente general cuadros aparatosos de sagrado trasvaginal anormal en las pacientes afectadas.

Al ultrasonido se pueden observar según el tamaño siendo los pequeños no siempre valorables individualmente encontrando únicamente un aumento del tamaño de alguno diámetro del útero generalmente el anteroposterior, con cambios en la ecogenicidad del miometrio confiriéndoles una aspecto heterogéneo, ya que la mayorías de las veces los momas tiene una hipoecogenicidad en relación el miometrio sano. Se pueden identificar con relativa facilidad los miomas de mayor tamaño. Estas lesiones sufren generalmente regresión al culminar la vida reproductiva de las pacientes. Ya que estas tumoraciones están “alimentadas” por las hormonas femeninas. Al sufrir un decremento de los niveles séricos de las mismas estos tienden a la regresión.

El endometrio en el tejido mucoso intrauterino que se encuentra en la línea media en el corte sagital, que tiene como mencione un aspecto triangular en el corte coronal y una forma ovoide en el corte trasversal, esto en el útero en anteversoflexión, siendo en sentido inverso en el útero con retrovesoflexión.

Las medidas del endometrio siempre están en constante cambios según del estado del ciclo ovárico, siendo en el periodo pos menstrual muy delgado e hipoecóico, con una línea ecogénica, la cual va en aumento durante la fase secretora siendo en la fase premenstrual muy tortuosa y ecogénico central. Algunos libros comentan que el espesor del endometrio mayor del 6 mm debe ser considerado como hiperplasia endometrial, y los espesores de más de 10 mm como hiperplasia con alto grado de malignidad, entiendo que esta mediciones, sin embargo en las fases premenstrual generalmente se alcanzan estas mediciones, debiendo tener cuidado de una revisión posterior en otro periodo del ciclo ovárico.

Los ovarios son los órganos responsables de la producción de óvulos en las mujeres, anatómicamente se encuentra a los lados del cuerpo uterino y tiene un tamaño aproximado de 30 x 20 mm.

El aspecto ovárico varia conforme a si ciclo de igual manera, ya que al inicio del ciclo inicia la maduración de aprox. 15 folículos de los cuales 1 será el que sufriría atresia y expulsará al ovulo maduro al final de la mitad del ciclo aproximadamente, el tiempo de la primera mitad del ciclo ovario es variable, siendo la segunda mitad del ciclo contante de 14 días, tomando como media el momento de la ovulación.  Es decir desde el inicio de la estimulación de los folículos hasta la expulsión del ovulo, el periodo es variable, de esto depende la regularidad del ciclo menstrual, si la ovulación se retrasa al periodo se alarga, si la ovulación se precipita los ciclos se acortan. Por lo que es imperante conocer las características de los ciclos menstruales al momento del estudio de los ovarios así como el momento del ciclo en el que se encuentra para orientarse con el diagnostico probable.

A la mitad del ciclo o días antes en posible identificar uno o más quistes foliculares los que pueden llegar a alcanzar tamaños variables. La persistencia de estos demostrara quiste foliculares persistentes o quistes de cuerpo lúteo según sus características, como lo comente en el ensayo anterior, por lo que la revisión en otro momento del ciclo ovárico es necesario como comente.

La presencia de aumento del tamaño ovárico con disminución de la ecogenicidad y visualización de múltiples quistes pequeños en el interior orienta al diagnóstico de ovarios poliquísticos.

TERATOMA QUÍSTICO

Conocido y más frecuentemente encontrado en la literatura como teratoma ovárico o como quiste dermoide, se trata de un tumor con apariencia quística generalmente por lo que toma el nombre de quiste, con inclusiones embriológicas anormales procedentes de las diferentes capas de las que se forma el ovario en su organogénesis, es del ecto, meso y endodermo.

La característica principal de este tipo de neoplasia es la heterogeneidad de su estructura ya que puede contener desde componentes, líquidos, grasa, y solidos como pelos hueso o dientes.

Al ultrasonido encontramos un quiste de tamaño variable en el que se observa una irregularidad de su forma aunque generalmente e ovoide, con ecos mixtos en el interior, el componente que con frecuencia complica el estudio es la grasa ya que puede simular gas o confundirse con materia fecal que opaca los elementos posteriores, en una literatura leí un signo clásico de los teratomas con contenido graso principalmente que en la imagen proyecta una curva o espica ecogénica con sombra acústica (como gas) denominada punta de Iceberg ya que solo es el indicio de un teratoma que puede ser mucho mayor de lo aparente. Las estructuras como pelos en un medio líquido, dientes y hueso y pequeñas cantidades de grasa en líquido son más fácilmente identificables,

Tiene relevancia en cuento al desenlace ya que muy frecuente mente tiende a la torsión. Rara vez son degenerados a una neoplasia mayor aunque no es un hecho imposible. Sin embargo generalmente tienden a permanecer sin datos de alarma e inclusive pasar desapercibidos durante años siendo encontrados incidentalmente en estudios realizados con otros propósitos.

MALFORMACIONES UTERINAS

Las malformaciones uterinas son defectos que tiene origen embrionario esto en relación a los conductos de Müller que dan origen a el aparato genital femenino, y que están en relación a la formación del aparato urinario, por lo que es común encontrar malformaciones del aparato genital femenino relacionadas con malformaciones en el sistema urinario como ectopial renal o dobles sistemas pielocaliceales.

Las malformaciones uterina más frecuentes es el útero bicorne en el que el útero esta bipartido en el cuerpo uterino y que generalmente comparten un cérvix común, en otras cuestiones como el útero didelfo completo puede haber un cérvix bipartido o un cérvix común con doble conducto cervical, en el que cada cuerpo uterino formado tiene el suyo propio. Es común encontrar una trompa de Falopio unida a el cuerpo uterino o cuerno ipsilateral con su ovario respectivo, por lo que es posible el embarazo en uno de los cuernos uterinos, los cuales pueden llegar a la culminación del embarazo, sin embargo estos embarazos tiene alto riesgo de ruptura uterina en el momento del trabajo de parto. Es posible evidencia el embarazo en un cuerno uterino y el cuerno uterino lateral vacío con endometrio tortuoso y ecogénico característico de la reacción decidual. En algunos casos de útero didelfo con cérvix doble  o con doble conducto se logran encontrar a la exploración física tabiques vaginales o membranas vaginales que no es posible evidenciar en el estudio ultrasonográfico.

EMBARAZO

En el embarazo el ultrasonido es la mejor herramienta de imagen para el diagnóstico y seguimiento de la evolución del mismo. Ya que el ultrasonido es el menos invasivo y relativamente inocuo.

Para el estudio de un embarazo debemos tener en cuenta que las diferentes etapas del embarazo comprenden 3 diferentes trimestres, en los que la ultrasonografía puede arrojar diferentes datos. Siendo el primer trimestre el más indicado para estimar la edad gestacional del mismo partiendo de ahí para estimas la fecha probable de parto más exacta que en los dos posteriores trimestres, así como la evolución del mismo en relación a su crecimiento.

En el primer trimestre es indispensable la confirmación del embarazo así como su ubicación intra o extrauterina, posteriormente la viabilidad del embarazo con respecto a la formación de las estructuras embrionaria primitivas en el interior del saco gestacional, es decir si existe o no un embrión en el interior, así como la vitalidad del mismo al visualizar o si es posible medir la FCF del mismo.

En el ultrasonido endovaginal el embarazo es visible a partir de la 4 semana de gestación siendo más tardío en el transabdominal y que en este el saco gestacional es visibles a partir de la 5ta semana de gestación. En si esto es en relación a la visualización del saco gestacional, ya que en semanas previas únicamente es indicativo de embarazo probable la desiduación del endometrio encontrándolo engrosado y ecogénico con forma circular. A la 7ma semana es posible visualizar ecos embrionarios en el interior, la actividad cardiaca es fundamental para establecer el diagnostico de un embarazo intracavitario normal, si no se observa es necesario repetir el estudio 1 o 2 semanas más tarde para revalorar y descartar un huevo muerto retenido.

Un embarazo con un saco gestacional sin saco vitelino y sin ecos embrionarios en el interior con un tamaño mayor de 25 mm en su diámetro mayor es considerado un embarazo anembriónico, aun cuando haya reacción desidual normal. Sin embargo la revaloración generalmente  es necesaria.

En términos generales la ultrasonografía ofrece un margen e error menor en cuanto más cerca del primer trimestre se encuentra en relación a la edad gestacional teniendo los siguientes márgenes de errores como estándares de la edad gestacional.  De la semana 5 a las 16 el rango de error es de 1 semana. De las 17–25 semanas el rango es de 10-11 días. De las 26 a las 29 semanas la variación en el cálculo es de 2 semanas y finalmente en embarazos de más de 29 semanas la variación puede llegar a ser hasta de 3 semanas.

Los parámetros para la estimación de la edad gestacional en el embarazo son la medición del diámetro biparietal DBP, la circunferencia abdominal y la longitud del fémur. La medición de la circunferencia craneal se toma en relación con la circunferencia torácica como parámetro para estimar el crecimiento intrauterino normal, siendo también clave para un buen diagnóstico. Así mismo el estudio del feto debe ser minucioso debiendo inspeccionar al feto de pies a cabeza.

En el estudio ultrasonográfico del embarazo en los diferentes trimestres, como es la razón de todos los estudios de imagen el fin es para constatar la normalidad del mismo, teniendo como base parámetros de la normalidad así como de las alteraciones posibles. Es en por esta razón que cada uno de los estudio de ultrasonografía realizadas a las pacientes es para constatar la normalidad del embarazo y la integridad del feto, sin embargo esto se hace con la búsqueda intencional de los parámetro normales y anormales de las diferentes estructuras valorables del feto.

Se debe tener cuidado con la emisión de los diagnósticos emitidos, siendo estos de gran impacto y trascendencia de las acciones tomadas con posterioridad y del manejo emocional de los padres en cuento al embarazo actual, es decir un buen diagnóstico como un mal diagnostico repercute de sobremanera en el entorno del dicho embarazo y de la paciente.

Uno de los diagnostico delicados de emitir es el del sexo fetal ya que esto crea una expectativa inimaginable en las acciones futuras de los padres así como en la credibilidad del ultrasonografista, ya que un mal diagnostico al momento del nacimiento derrumba la credibilidad del ultrasonografista en opinión de los padres. Otro punto es tener cautela en la emisión del mismo diagnostico aun teniendo la certeza del mismo, Ya que en algunos casos la emisión del mismo puede no ser del agrado de los padres por cuestiones personales o culturales diferentes.

No es debido tomar este diagnóstico como diagnostico menor ya que engloba un marco delicado e inclusive legal.

Para fines prácticos según comenta el diagnostico se establece mejor a partir de la 18va semana de gestación, aunque en algunos casos puede saberse desde la 13ra semana.

Unas de las situaciones que complican el diagnóstico es la presentación pélvica, el oligohidramnios, los embarazo gemelares, la inaccesibilidad por cualquier índoles (posición fetal) o inclusive las malformaciones congénitas de los mismos.

MALFORMACIONES CONGÉNITAS

Esta entidad de diagnóstico es una de las más cruciales ya que en verdad dar malas noticitas nunca es fácil. Por lo que se debe tener la certeza del criterio diagnostico antes de emitirlos. A su vez es importante la sensibilidad con la que se emite el diagnóstico, así como saber aclarar la mayoría de las dudas generadas en la paciente con respecto al diagnóstico, el pronóstico y las acciones pertinentes en cada caso.

Las malformaciones congénitas fetales se describen en el siguiente orden debido a su etiología fetal:

MALFORMACIONES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL.

  • Aumento del tamaño de los ventrículos cerebrales.
  1. MALFORMACIONES CONGÉNITAS DEL TRACTO URINARIO.
  • Agenesia renal unilateral.
  • Agenesia renal bilateral.
  • Hidronefrosis fetal.

III. DEFECTOS DE LA PARED ABDOMINAL.

  1. ALTERACIONES DE LA COLUMNA VERTEBRAL.
  • Teratoma sacrococcígeo.
  1. ANOMALÍAS DEL TUBO DIGESTIVO Y VÍAS BILIARES.
  • Atresia de duodeno.
  • Quiste de colédoco.

HIDROCEFALIA

La hidrocefalia es el general el aumento de la cantidad de líquido en los ventrículos con o sin aumento del volumen cefálico. Generalmente es mayor en los ventrículos laterales y es la forma más característica de diagnóstico ultrasonográfico, ya que se encuentra un agrandamiento del espacio comprendido en cada lado de la línea media a expensas de líquido colectado en dichos ventrículos.

La hidrocefalia tiene 3 etiologías principales, la sobreproducción de LCR, la obstructiva, que impide el flujo libre el LCR y la falta de absorción del mismo.

En la hidrocefalia el aumento del volumen de los ventrículos que comprime el encéfalo no condiciona lesión en el mismo ya que las neuronas funcionales generalmente no son las lesionadas.

La hidrocefalia obstructiva es la más común y se divide a su vez en comunicante y no comunicante. La hidrocefalia comunicante la obstrucción ocurre en los espacios subaracnoideos o en las cisternas. Y en la hidrocefalia no comunicante la obstrucción se encuentra dentro del sistema ventricular. La hidrocefalia encontrada en los fetos es generalmente la no comunicante s ya que la comunicante siempre está dada por lesiones en los espacios subaracnoideos por cuestiones no congénitas como infecciones o hemorragias intracraneanas generalmente intraparto.

ANENCEFALIA

La anencefalia consiste en falta de cierre del extremo cefálico del neuroporo que debe producirse a los 41 – 44 días de amenorrea aproximadamente. Teniendo como resultado la ausencia de la formación de la bóveda craneana con formación anormal o ausencia del encéfalo. Esta malformación no es compatible con la vida por lo que se debe ser interrumpido el embarazo con la autorización de la madre claramente. Previa consejería de algún experto.

ENCEFALOCELE

El encefalocele es la herniación de las meninges a nivel occipital o frontal por alguna de las cisuras mayores, esta puede o no contener partes del encéfalo lo que le conferirá el pronóstico debido dependiendo de la cantidad de encéfalo contenido y de la localización del mismo. Esta determinada por un defecto abierto común del tubo neural y obedece a la falta de separación del ectodermo superficial del neuroectodermo lo que determina un defecto mesodérmico. Generalmente son occipitales en un 75% de los casos según se comenta.

Al ultrasonido se puede evidencia como una saco o espera ecolúcida si no tiene encéfalo en el interior, o como una formación exofítica del cráneo con elementos encefálicos visibles.

Debe ser cuidadosamente estudiado así como el resto del feto ya que generalmente viene acompañado de otras malformaciones. Así también debe tenerse cuidado en realizar los diagnósticos diferenciales posibles como el higroma quístico, el hemangioma, los quistes branquiales, los teratomas y el edema cutáneo.

MALFORMACIONES DEL SISTEMA URINARIO

AGENESIA RENAL

Es la falta de uno o ambos riñones fetales. Esto va de la mano con el pronóstico fetal y la viabilidad del embarazo. La agencia renal bilateral no es compatible con la vida, en tanto que la agenesia renal unilateral si lo es, hay que tener cuidado con la exploración de las demás estructuras con fin de localizar otras malformaciones que mejoren o empeoren el pronóstico.

El diagnóstico de la agenesia renal está dada por la falta de visualización de uno o ambos riñones fetales, teniendo cuidado de explorar bien la cavidad abdominal en búsqueda de los mismo ya que se pudiera confundir la agenesia al no visualizar el riñón en el lugar habitual con un ectopial renal, teniendo que revisar con cautela la pelvis fetal, así también valorar la cantidad de líquido amniótico, generalmente en el segundo trimestre ya que en las primeras 16 semanas la relación de líquido amniótico no tiene relación con la función renal. La visualización o no de una vejiga urinaria en un tiempo considerable es un punto crucial para el diagnóstico de una función renal.

HIDRONEFROSIS FETAL

Anomalía más común en el diagnóstico prenatal de malformaciones congénitas. Esta dada por alguna malformación en los conductos ureterales, la agenesia vesical o la atresia uretral. Se puede visualizar aumento del volumen de la pelvicilla renal la cual no debe exceder el 50% del diámetro AP del riño estudiado. Puede ser uni o bilateral, y la visualización de la vejiga y la cantidad del líquido también tiene importancia en esta entidad. Generalmente es más certero el diagnóstico después de la 20va semana.

DEFECTOS DE LA PARED ABDOMINAL

ONFALOCELE

Consiste en la herniación de asas y elementos abdominales generalmente parte del hígado por un defecto en la pared anterior medial del abdomen. Caracterizado por la inserción del cordón umbilical en el vértice. Y las estructuras abdominales herniadas están contenidas siempre contenidas en un saco herniario. Tiene mayor relación con otras malformaciones si solo hay asas en el interior y menor si hay partes del hígado fetal en el interior del saco herniario.

GASTROSQUISIS

Es la evisceración de asas intestinales por un defecto de la pared abdominal, generalmente lateral al cordón umbilical el cual puede ser de inserción normal, casi nunca esta asociada a otras malformaciones y se tiene antecedentes genéticos previos generalmente maternos según algunas literaturas. Es de buen pronóstico si se protocoliza adecuadamente para su manejo quirúrgico inmediato.

ALTERACIONES DE LA COLUMNA VERTEBRAL

TERATOMA SACRO

El teratoma sacrococcígeo es una malformación congénita que puede originarse fundamentalmente a partir del sacro y coxis. Debe hacerse adecuadamente el diagnóstico descartando otras anomalías como cordoma, mielomeningocele, sarcoma, lipomas etc. El tamaño define la vía de obtención del producto. 45mm o mayor deberá ser por vía abdominal.

ANOMALÍAS DEL TUBO DIGESTIVO

ATRESIA DEL DUODENO

Esta dada por la falta de recanalización del duodeno que tiene lugar alrededor de la décima semana de gestación. En casi el 50% tiene otras malformaciones gastroenterales asociadas. En el ultrasonido se observa la imagen de doble quiste enteral.

El diagnóstico se debe hacer después de la semana 24 y siempre está asociado con poli hidramnios.

QUISTE DEL COLÉDOCO

En el texto refiere cinco tipos, a saber: el tipo I que consiste en un quiste extra hepático simple, el tipo II representado por divertículo biliar extra hepático simple, el tipo III o coledococele en forma de divertículo biliar intraduodenal, el tipo IV manifestado por dilataciones fusiformes intra y extra hepáticas y finalmente el tipo V o enfermedad de Caroli. El más común es el tipo I

ANOMALÍAS DE LAS EXTREMIDADES

Estas pueden ser muy variadas y van desde las muy complejas y aparatosas que vienen concomitantes con defectos mayores que no son compatibles con la vida, hasta lesiones pequeñas que pueden ser fácilmente pasadas por alto y que no vienen acompañadas de otras malformaciones mayores que comprometan la vida del feto.

Las más severas que pude revisar son las asociadas con defecto de la formación de las extremidades inferiores por un cierre prematuro caudal como la sirenomelia en la que no hay compatibilidad con la vida, la agenesia de tibia como se comentó en el texto, las polidactilias o las sindactilias.

TRASLUCENCIA NUCAL

La traslucéncia NUCAL forma parte de los marcadores ultrasonográficos de cromosomopatías, siendo este un marcador temprano de cromosomopatía en relación a la Trisomía 21. Esta aunada a la ausencia del hueso nasal, regurgitación tricúspide entre otras es de los marcadores más confiables según la literatura.

La traslucéncia nucal es un espacio comprendido en la región occipital y cervical posterior traslúcida que es vista desde la 10ma a la 14va semana de gestación siendo el pliegue nucal en las semanas posteriores menos específico para el diagnóstico. En la traslucéncia nucal no se deben visualizar septos o heterogeneidad ya que esto entraría en otro diagnostico como el higroma.

Un error común es tomar a la ligera el diagnóstico de traslucéncia nucal como definitivo, ya que en algunos casos este puede ser únicamente edema que es reabsorbido posteriormente, por lo que una vez visualizado, se debe dar seguimiento posterior para confirmar o descartar el diagnostico o complementarlo con otros de los marcadores aceptados.

OTRAS CONSIDERACIONES DEL EMBARAZO

PIELOCALIECTACIA GESTACIONAL

La pielocaliectacia gestacional, es la dilatación de los cálices renales de la paciente embarazada generalmente unilateral ocasionada por la retención de orina en el sistema colector.

Generalmente es el riñón derecho el afectado. Esto dado por el efecto compresivo que ejerce el hígado al aprisionar al riñón contra el fondo uterino, obstaculizando el vaciamiento urinario. Es decir al está preso entre el útero y el hígado el uretero no logra pasar la orina de la pelvis renal hasta la vejiga por lo que hay una hidronefrosis relativa en el mismo. La ectasia pielocaliceal visualizada en el mismo

PARTO PRETÉRMINO

Es aquel que se presenta antes de las 37 SDG, generalmente está en relación a la actividad física de la paciente, al estrés y a incompetencia cervical, la cual se establece con antecedente de abortos o partos pretérminos repetitivos sin otras causa aparente. Esta estrechamente relacionada con rupturas de membranas.

La relevancia de la ultrasonografía en esta evento está en la capacidad de exploración fetal y de sus parte en relación al cérvix, a la apertura del cérvix en sí y a la relación que lleve con la bolsa amniótica. La vitalidad fetal y la implantación placentaria correcta también son datos relevantes encontrados al ultrasonido. Esto tiene ventaja contra la exploración física ya que es menor invasivo que un tacto vaginal frecuente y es reduce el riesgo de infecciones o de ruptura por efecto mecánico de la bolsa propasada en el cérvix al manipularla en un tacto vaginal.

ANOMALÍAS PLACENTARIAS

NEOPLASIA TROFOBLASTICA GESTACIONAL

Es la alteración de la formación del trofoblasto gestacional en relación a una proliferación anormal. En si la enfermedad trofoblástica gestacional tiene un alto grado de carcinogénesis por lo que deber ser maneja da a la brevedad por especialistas.

Las formas de neoplasia trofoblásticas son la mola hidatiforme o embrazo molar, la mola progresiva, el coriocarcinoma y el tumor trofoblasto placentario. El coriocarcinoma tiene un alto grado de malignidad y metástasis según la bibliografía.

EMBARAZO MOLAR

Es el más benigno de los casos, y en si es la forma de diagnóstico ultrasonográfico. Ya que el coriocarcinoma demás son entidades diagnosticadas posteriores a estudios histopatológicos.

Según la literatura se dice que el embarazo molar está dada por la unión anormal de un espermatozoide con un ovulo en el que alguno de las dos células germinativas sufrió un error en la meiosis  en la que uno de ellos lleva la carga genética completa por lo que la unión resultante desencadena la formación de células anormales. Una especie de trisomía total.

Está relacionada con antecedentes genéticos, y generalmente es repetitivo en embarazos posteriores aun con la posibilidad de embarazos previos normales, el embarazo molar puede presentarse. Así también está en relación estrecha a la edad de la paciente o de su pareja ya que con el aumento de la edad, la producción principalmente de espermatozoides con duplicatura de la carga genéticas es mayor.

El embrazo molar nunca está en relación a la formación de embrión ya que no es un embarazo en sí, si no la triplicación anormal del genoma celular.

La resultante es la formación de un saco de vellosidades hidrópicas de característica hidatídica o hidatiforme (forma de un dátil) de tamaños variables desde 2 hasta 30 mm de diámetro. Se puede pensar en esta patologías desde el final del primer trimestres pero se confirma en el segundo según el texto. El crecimiento es mucho mayor de lo esperado por lo que el volumen es drásticamente mayor en un estado con relación al siguiente.

Inscripciones para Diplomado

Inscripciones para curso

diplomadomedico.com 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?