Skip links

La evaluación de posibles predictores de cáncer de próstata para establecer un sistema de puntuación para repetir biopsias en hombres

En ésta ocasión la población de estudio se trata del continente asiático quienes por su gran diversidad en su estilo de vida en general cuentan con diferencias estadísticas significativas en comparación con el Occidente, independientemente de esto el realizar un puntaje adecuado como predictor para toma de biopsias en cáncer de próstata resulta un tema de interés de salud a nivel internacional. La incidencia de cáncer prostático es por mucho superior en los pacientes norteamericanos de raza negra, seguidos por los blancos y aquellos del continente europeo, siendo relativamente baja para los países asiáticos y africanos, esto es debido a que esta patología es multifactorial y existen poblaciones específicas con factores de riesgo predisponentes mayores en comparación con otras. En la población asiática el número de casos ha ido en aumento con el paso de los años debido a un cambio radical en la dieta normal, los grupos etarios cada vez tienden a ser más grandes en el extremo final de la vida, entre otras cosas.
Aquellos pacientes con factores de riesgo para CA se les realizan una biopsia de próstata y aproximadamente menos de 35% resultan positivos, en aquellos en los que se encuentran aun niveles elevados de PSA se toma una segunda biopsia para confirmar el resultado, de acuerdo con el artículo, la mitad de estas biopsias resultan innecesarias y de ser posible la implementación de un puntaje basado en factores predisponentes para una toma de biopsia se realizaría un menor número de estudios innecesarios.
De forma retrospectiva se estudiaron los reportes de 1952 pacientes a los que se les practico toma de biopsia transrectal guiada por ultrasonido entre los años 1999-2010. La razón de practicar biopsia a estos pacientes fue por un incremento hallado en la primera toma o mantenido en varias tomas de un PSA mayor de 4ng/ml. La primera toma de biopsia resultó positiva para un total de 731 pacientes; el resto se dio resultado negativo, sin embargo, a 129 pacientes que continuaron con niveles de PSA mayores a 10ng/ml se les practicó una segunda toma y los que presentaban cifras menores de 10ng/ml se mantuvieron en observación. Las características de los pacientes se basaron en edad, IMC, las variantes de PSA, volumen prostático, sintomatología de obstrucción urinaria y características encontradas al tacto rectal. En cada estudio de Ultrasonografía transrectal se tomaron muestras para biopsia de varios puntos específicos abarcando la totalidad de los lóbulos para una mayor especificidad y sensibilidad.
Se implementó un sistema de puntaje basado en las características anatómicas e histopatológicas de la primera biopsia, así como en los niveles séricos y diferentes variaciones de la medición del PSA. De acuerdo con los resultados obtenidos, aquellos valores que demostraron ser adecuados valores predictivos para cáncer protático en una segunda toma de biopsia con una P significativa menor de 0.05 fueron el tacto rectal, el PSA total, la relación PSA libre y total, el volumen prostático, la densidad del PSA y la relación entre volumen y biopsia transrectal; resultando en una sensibilidad y especificidad del sistema de puntaje de 76.5% y 74.7% respectivamente.
El estudio se realizó a un número poblacional adecuado y por un tiempo prolongado, pero los pacientes incluidos radican en una zona geográfica en donde la incidencia de cáncer prostático resulta mucho menor en comparación con el occidente aunado a esto la raza. Fuera de estas variables es interesante el tratar de incluir al estudio de los pacientes con patología prostática un esquema de puntaje predictor para cáncer prostático en aquellos en los que la primera biopsia demostró valores negativos y se plantea la posibilidad de una segunda toma para valorar la evolución del cuadro; considero que aunque estadísticamente muchos de los valores fueron satisfactorios es de vital importancia realizar un estudio enfocando los mismos parámetros a una población del continente americano pudiendo agregar algunos otros valores al puntaje como lo es la raza, la toma de estudios ultrasonográficos con medio de contraste o Doppler, entre otras. De obtenerse valores estadísticos significativos este puntaje se podría implementar en todos los consultorios de medicina familiar (para poder referir al paciente al siguiente nivel de atención oportunamente), de urología o aquellos que se enfoquen al estudio de estos pacientes, de esta forma los tiempos de detección de cáncer prostático posterior a una primera toma de biopsia negativa se verían considerablemente reducidos, de igual forma el costo económico para el estudio de estos pacientes se reduciría notablemente al evitar tomar segundas biopsias a los pacientes que no lo ameriten.

Artículo escrito por el Dr. Oscar Retama Baldivia

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?