Skip links

La imagenología en los tumores malignos del riñón en adultos

En este estudio se analizan los diferentes tipos de estudios de imagen para poder hacer diagnósticos en masas en el riñón, y así poder definir cuál es el estudio gold standard para este tipo de padecimientos.

La mayoría de los tumores renales (80%) se originan en el parénquima, siendo el más frecuente el carcinoma de células renales (90-95%), el crecimiento por lo general es lento y unilateral. Es más común en varones de entre 50 y 70 años de edad, se ha visto que la incidencia aumenta en pacientes fumadores, además de la obesidad, enfermedad renal previa, etc.

Hay una triada característica de esta neoplasia pero solo se presenta en el 30% de los pacientes, que es hematuria, dolor y masa palpable, cuando se encuentra presente generalmente es porque ya se encuentra la neoplasia en un estado avanzado. Se le ha llamado también tumor del internista por que causa varias patologías distintas a las renales. La incidencia ha ido en aumento gracias a la tecnología en los estudios de imagen que han permitido su diagnostico, o como en varios casos su hallazgo incidental. El método de imagen que mas diagnósticos de este tipo realizo fue la ecografía con un 72% contra un 27% de la TAC.

Una vez que contamos con un diagnostico de sospecha de tumoración renal, se empieza a determinar cuál es la conducta a seguir para poder realizar un diagnostico de presunción. Aun no existen criterios de uniformidad entre las distintas publicaciones a nivel mundial, por lo que en este estudio se tratara de generar una secuencia. El diagnostico de certeza se confirmara con un estudio patológico

Los estudios de imagen deben de tener las siguientes características: deben poder diferenciar pseudomasas de masas verdaderas, masas quísticas de solidas, determinar si el quiste es simple o complejo, criterios de malignidad y benignidad y poder estadificar.

Existen diferentes tipos de estudios para poder revisar el riñón, ahí es donde entra el criterio del médico para poder decidir qué tipo de estudio requiere el paciente y cuál es el mejor en cuanto a costo beneficio.

La urografía excretora, no es un método muy sensible para el diagnóstico de masas renales, no se puede caracterizar, solo se logra observar una silueta agrandada o deforme, no se recomienda para este tipo de anomalías.

La ecografía, es el mejor en cuanto a costo-beneficio, permite diferenciar solido de liquido y puede detectar pequeñas masas de hasta menos de 3 cm y además puede diferenciar entre maligno y benigno. Por lo general cerca del 80% de las masas renales cumplen con los requisitos de quiste benigno los cuales son: forma ovalada o redonda, ausencia de ecos internos, pared lisa y definida, sombra acústica en los bordes del quiste y septos delgados y escasos. Si se llegasen a detectar calcificaciones, dos tabiques, engrosamiento o presencia de componente solido pues es un indicativo de que hay que continuar con los exámenes para poder hacer un diagnostico, llegan a ser un 20% de las masas y se continúan los exámenes con TAC o RMN.

La técnica Doppler permite detectar flujos, así con esta herramienta extra para poder diferenciar entre pseudomasas y masas. Con el Power Doppler podemos empezar a diferencias las lesiones, obviamente no puede suplir a la TAC o a la RMN, pero es un estudio muy valioso para la detección y seguimiento.

la tomografía es uno de los método más confiables para detectar masas tumorales en riñón, puede detectar hasta lesiones de menos de 3 cm . es uno de los métodos que mas información permite recabar. La Uro-Tomografía permite mezclar las ventajas de los dos estudios para poder así también revisar la función excretora del riñón. Se administra contraste endovenoso, si capta el contraste es probable que sea una pseudomasa, en cambio si es diferente al de los vasos se puede tratar de una masa tumoral para lo cual necesitamos ser muy exhaustivos en el cuadro clínico y exploración. Las características tomograficas son definitorias en un 95%. Aunque tiene sus desventajas, no es muy confiable a la hora de determinar si el compromiso venoso se debe a invasión por un trombo o por el tumor.

La resonancia magnética nuclear permite determinar con mayor seguridad que la TAC  la arquitectura del quiste, eso resulta bastante útil para pacientes con poliquistosis.

Después de que se realizo un extenso análisis de las bibliografías se llego a la conclusión que el método de elección de primera instancia para revisión de pacientes con masas renales es la ecografía, y de ahí se tomara la decisión de seguir con la investigación, ya sea con TAC o con la RMN, dependiendo los datos arrojados por la ecografía, ya que esta última es menos costosa y es muy sensible para poder diferenciar ente quiste o no quiste.

Comentario

Después de haber leído este articulo pues no cabe duda que uno de los mejores métodos de imagen con el que los médicos contamos , es en definitiva la ecografía, por cual motivo, pues porque es un estudio de bajo costo, sensible para detectar masas de pequeño calibre que si bien, no es el gold standard para realizar el diagnostico si nos orienta a este y nos ayuda a poder diferenciar si es alguna masa maligna o no para poder darle seguimiento, además gracias a este estudio podemos realizar hallazgos o diagnósticos que anteriormente no se podía. Tal es el caso de este tipo de carcinoma que si se detecta a tiempo la sobrevida es mucho mayor, en el pasado este tipo de neoplasia al momento de ser diagnosticada ya contaba con metástasis creando una sobrevida corta para el paciente por el desarrollo tan acelerado de esta tumoración. En cambio ahora al momento de diagnosticarlo de manera temprana se le puede ofrecer al paciente un tratamiento oportuno para que así pueda tener una sobrevida más larga.

Artículo escrito por la Dra. Brisa Villareal

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?