La utilidad de la ultrasonografía para el medico

En la actualidad, prácticamente no existe proceso patológico ginecológico que no sea susceptible de ser estudiado por medio del ultrasonido, tanto porque se requiera para llegar a un diagnóstico etiológico, como para descartar otras posibles intercurrencias de procesos en otros más banales.

Bajo el concepto general de ecografía clínica, lógicamente también aplicable a la patología del aparato genital interno femenino, la ecografía tiene que dejar de ser utilizada como medio de diagnóstico complementario y pasar a ser una más de las maniobras exploratorias que se utilizan para cada aparato o sistema, evidentemente realizada por los médicos clínicos, entre los que también se encuentra el médico general y de familia.

Naturalmente, el empleo de la técnica requiere, como todo, una formación específica en el manejo de la misma, dado su carácter explorador dependiente, así como adquirir conocimientos anatómicos y fisiológicos que nos permitan, cuando menos, reconocer las estructuras y órganos del aparato genital femenino en su estado de normalidad.

El desarrollo tecnológico ha beneficiado en forma importante al diagnóstico por imágenes permitiendo identificar lesiones con extraordinaria precisión espacial, ello ha permitido un gran avance de las técnicas intervencionistas, evitando en

algunos casos cirugías mayores, disminuyendo la morbimortalidad, días de hospitalización y costo total de un tratamiento.

Actualmente en muchas unidades de intervencionismo de los servicios de imagenología, se realizan procedimientos guiados por ecografía, tomografía computada (TC), fluoroscopia y resonancia magnética. En nuestra unidad se realizan una serie de técnicas diagnósticas y terapéuticas guiadas por ultrasonido (US) tales como: biopsias, drenaje de colecciones, nefrostomías y tratamientos percutáneos de tumores con ablación por radiofrecuencia y alcoholización entre las más frecuentes.

LA ECOGRAFÍA EN ATENCIÓN PRIMARIA

La ecografía supone para el médico de Atención Primaria un nuevo ojo diagnóstico, el llamado ojo ecográfico, que permite ver por dentro y sin dañar la estructura a estudiar, a la vez que nos facilita una aproximación diagnóstica y terapéutica, y una derivación más precoz y dirigida al especialista más adecuado según la patología diagnosticada.

La implantación de la ecografía en el estudio de la patología abdominal y músculo-tendinosa de la clínica diaria de Atención primaria tiene su mayor punto de apoyo en las ventajas que ofrece la ecografía, como su inocuidad, bajo coste, y la fiabilidad diagnóstica demostrada,  ampliación del arsenal de técnicas de estudio, reducción de costes, por sustituir a veces a técnicas mucho más caras o por disminuir los viajes del paciente para otras pruebas, disminución de las molestias al paciente, al restringir el uso de técnicas invasivas y adelantando el estudio pertinente por el especialista con la consiguiente reducción de las listas de espera.

Así mismo la evolución de la Medicina, el aumento de oferta y demanda de cursos formativos y el mismo desarrollo de las Sociedades Científicas de Atención Primaria ha facilitado que esa curiosidad por la ecografía se torne en múltiples cursos de formación en ecografía que ha posibilitado la creación de un amplio número de compañeros de Atención Primaria que ya están utilizando esta técnica como medio diagnóstico en sus Centros de Salud.

En ello ha colaborado el afán de la Atención Primaria por tener en sus manos una técnica inocua, barata y resolutiva como es la ecografía, dado que en muchos Centros de Salud, sobre todo en aquellos con cierto aislamiento o condiciones socioeconómicas bajas, el llegar al diagnóstico de una simple litiasis biliar  o calcificación del tendón supraespinoso del hombro, podría tardar de 3 a 5 meses; eso sí, tras múltiples viajes, citas para pruebas, citas para especialistas etc.

Eso se puede evitar si el médico de cabecera del paciente cuenta en su Centro de Salud con los recursos apropiados, como un ultrasonido, y personal que formados, podrían realizar un diagnóstico precoz en la primera consulta del mismo centro, de distintas alteraciones del tipo de:

*

Patología abdominal

  • Litiasis biliar
*
  • Calcificación hepática
*
  • Hígado graso
*
  • Tumor hepático
  • O de patología músculo-esquelética:
*
  • Calcificación de tendón supraespinoso,
*
  • Rotura parcial del tendón recto anterior
*
  • Rotura parcial de tendón de Aquiles

Artículo escrito por la Dra. Jenny Maritza Martinez Martinez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com