Esplenomegalia

Esplenomegalia Masiva: crecimiento del bazo cuyo polo inferior de encuentra hasta la pelvis, o cuando cruza la línea media hacia los cuadrantes abdominales derecho o inferiores. Son pocas las condiciones que cursan con este grado de esplenomegalia: leucemia mieloide crónica, mielofibrosis primaria o secundaria a policitemia vera o trombocitosis primaria, enfermedad de Gaucher, linfoma de células pequeñas, leucemia de células peludas, kala-azar (leishmaniasis visceral), Talasemia mayor), y el síndrome palúdico con esplenomegalia reactiva (esplenomegalia tropical).

Historia clínica: se debe incluir especial atención en: • Desarrollo agudo o crónico. • Presencia o ausencia de dolor u otros síntomas locales. • Ingestión o contacto con sustancias hepatotóxicas que resulten en hepatitis o hipertensión portal. • Traumatismo abdominal que pueda resultar en hematoma esplénico. • Enfermedad aguda: hepatitis, mononucleosis, paludismo, tifoidea. • Diarrea (por salmonelosis, enfermedad inflamatoria del intestino). • Dolor óseo, fiebre, diaforesis, malestar, fatiga, letargia, hemorragias (por su asociación frecuente con leucemia). • Pérdida de peso, fiebre, sudoración nocturna (por su asociación con linfomas). Antecedentes personales • Enfermedad cardíaca: insuficiencia cardiaca congestiva, Cor pulmonale. • Cirugías previas: infecciones quirúrgicas, trombosis, hipertensión portal. • Transfusiones: hepatitis crónica por Virus de Hepatitis B o C (VHB o VHC), síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). • Traumatismo abdominal: posibilidad de formación de pseudo quiste. • Viajes recientes: contacto con malaria, leishmaniasis, esquistosomiasis, tripanosomiasis. • Conducta sexual: considerar presencia de hepatitis, citomegalovirus (CMV), virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). • Enfermedad hematológica conocida: deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G-6-PD), anemia de células falciformes, esferocitosis hereditaria. Historia familiar • Anemia, colecistectomía a edad temprana: cálculos biliares asociados a anemia hemolítica crónica. • Esplenectomía: por anemia hemolítica. • Origen mediterráneo: alta frecuencia de talasemia. Deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G-6-PD). • Origen africano: alta frecuencia de anemia de células falciformes, deficiencia de G-6-PD, piropoiquilocitosis hereditaria. • Origen Judío (Asquenazí): alta frecuencia de enfermedad de Gaucher y enfermedad de Neimann-Pick. • Origen nórdico: deficiencia de piruvato kinasa, esferocitosis hereditaria. • Origen asiático: deficiencia de G-6-PD. • Hemólisis aguda en hombres: deficiencia de G- 6-PD.

Examen físico La palpación del bazo se debe realizar con el examinador del lado derecho del paciente y palpar el cuadrante superior izquierdo del abdomen con la mano derecha, en decúbito dorsal. La palpación debe iniciar justo por arriba del pubis y desplazar la mano derecha hacia el cuadrante superior izquierdo del abdomen para detectar el borde medial o posterior del bazo en casos de crecimiento masivo. La percusión sobre la parrilla costal izquierda puede detectar esplenomegalia no evidente a la palpación En el caso de patología pulmonar obstructiva (hiperinsuflasión) se puede palpar aumento de tamaño tanto de hígado como de bazo (por otro lado normales) por desplazamiento de ambos órganos hacia abajo (pseudoesplenomegalia). Se puede confundir esplenomegalia con tumores localizados en el cuadrante superior derecho del abdomen. Otros aspectos importantes del examen físico son los siguientes: Piel • Palidez: por anemia que puede indicar hemólisis, infiltración de la médula ósea, hiperesplenismo. • Petequias, púrpura: por trombocitopenia que puede indicar enfermedad autoinmune asociada a leucemia linfoide crónica (LLC), hiperesplenismo. • Ictericia: secundaria a anemia hemolítica, enfermedad hepática. • Prurito: por colestasis; actividad tumoral (linfomas). • Rash: Secundario a enfermedad aguda o crónica, Lupus Eritematoso Sistémico (LES), artritis reumatoide (AR), endocarditis infecciosa, histiocitosis. • Eczema: por histiocitosis de Langerhans, inmunodeficiencia. Cabeza, ojos, oídos, nariz y garganta • Ictericia: anemia hemolítica, disfunción hepática. • Fondo de ojo: manchas color rojo cereza en retina, opacidad de corneas (enfermedad por depósito de lípidos). • Uveítis, iritis: sarcoidosis, AR. Respiratorio y cardiovascular • Disnea, fatiga: anemia, insuficiencia cardiaca congestiva, síndrome de vena cava superior (por trombosis o tumor mediastinal). • Soplo reciente: endocarditis bacteriana. Gastrointestinal • Dolor abdominal: litiasis biliar, hepatitis, trauma, esplenomegalia aguda (trombosis venosa mesentérica). • Wascitis, hipertensión portal. • Tamaño y textura del hígado. Musculoesquelético • Dolor articular o artritis: LES, AR, enfermedades inflamatorias autoinmunes, gota (por hiperleucocitosis o síndrome de lisis tumoral). • Dolor óseo: leucemia, enfermedad de Gaucher. Neurológico • Visión disminuida, osteopetrosis. • Cefalea, desde síndrome anémico hasta infiltración infecciosa o maligna. • Alteraciones encefálicas específicas por enfermedades por depósito, inmunodeficiencia, infecciones, encefalopatía hepática.

Artículo escrito por el Dr. Gutiérrez Guerrero Javier

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com