Skip links

Manejo de pólipos de la vesícula biliar

12

Es frecuentemente diagnosticado en las ecografías de abdomen de rutina. Cualquier proyección de la mucosa en la luz de la vesícula biliar se define como una lesión polipoide independientemente del potencial neoplásico. Muchos de los pvb se han diagnosticado incidentalmente después de la colecistectomía para los cálculos biliares o por cólico biliar. La prevalencia estimada de los pvb varía según las características demográficas, pero en general se considera que es aproximadamente del 5%

clasificación en 1970 fue propuesta una clasificación de los tumores benignos y pseudotumores de la vesícula biliar.

Los tumores benignos son:

los adenomas
los lipomas
los hemangiomas
los leiomiomas.

Los pseudotumores benignos incluyen:
los adenomiomas
los pólipos de colesterol e inflamatorios
la mucosa heterotópica del estómago, páncreas o hígado.

La clasificación aceptada actualmente divide a los pólipos en: neoplásicos (adenomas, carcinoma in situ)
no neoplásicos, estos últimos comprenden el 95% de las lesiones.

El más común de los pólipos no neoplásicos son los pólipos de colesterol. Estos se producen cuando la lámina propia está infiltrada por macrófagos espumosos cargados de lípidos.

La adenomiomatosis de la vesícula biliar es una hiperplasia causada por la proliferación excesiva de epitelio superficial, que puede invaginar en la capa muscular, es una lesión benigna y representa aproximadamente el 25% de los pólipos de vesícula biliar y por lo general se localiza en el fundus, como un pólipo solitario 10 a 20 mm.

La adenomiomatosis no se considera neoplásica. Los pólipos inflamatorios representan aproximadamente el 10% de pólipos de la vesícula biliar y son el resultado del tejido de granulación y fibroso secundarios a la inflamación crónica, típicamente < de 10 mm y no son neoplásicos.

Presentación clínica
los pvb en general no producen síntomas, en ausencia de otros hallazgos, el pólipo puede ser considerado una fuente de cólicos biliares.
Factores de riesgo
los síndromes de poliposis congénitas, como peutz-jeghers y gardner pueden desarrollar pvb, así también como la hepatitis b crónica en un reciente estudio retrospectivo en china.

Los factores de riesgo propuestos para pólipos malignos de vesícula biliar incluyen:
edad superior a 60 años
presencia de cálculos biliares
colangitis esclerosante primaria
tamaño del pólipo superior a 6 mm
solitario
sésil.

Diagnóstico
la mayoría de los pvb se diagnostican durante una ecografía abdominal. Se presentan como una imagen fija, hiperecogénica que resalta a la luz de la vesícula biliar, con o sin sombra acústica.
La precisión de la ecografía para el diagnóstico de estas lesiones ha sido cuestionada.
Para yang y col la sensibilidad diagnóstica de la ecografía fue del 90% y la especificidad del 94% especialmente cuando no hay cálculos biliares presentes. Sin embargo, para akyurek y col la ecografía abdominal tuvo una sensibilidad del 20% en el diagnóstico los pólipos < de 1cm y del 80% en pólipos > de 1cm.

otras modalidades de imágenes
jang y col en el seguimiento prospectivo de 144 pacientes con pólipos de 1cm que fueron a la colecistectomía y que a todos se les efectuó previamente ecografía transabdominal de alta resolución, ee y tomografía computada (tc), la sensibilidad para malignidad de la ecografía de alta resolución fue comparable a la ee (90% vs 86%, respectivamente), y ambos fueron mejores que el tc (72%), los autores concluyen que la ecografía transabdominal de alta resolución puede ser otra modalidad de imagen importante para los pvb.

Resumen
en el manejo de los pvb, el objetivo principal es prevenir el desarrollo del carcinoma de vesícula biliar. A menudo los pacientes con pvb sintomáticos son colecistectomizados. Los pólipos asintomáticos puede ser un dilema para el médico tratante. Desde hace tiempo el tamaño del pólipo ha sido conocido como el factor más simple de predicción de potencial maligno. Sin embargo, estudios recientes sugieren que el tamaño de corte debe ser de 6 mm en comparación con la recomendación tradicional de 10 mm. La edad y la presencia de cálculos biliares son otros factores importantes del paciente a considerar.

Opinión:
otra enfermedad muy frecuente entre los adultos y menciona que la imagen más sensible, barata, menso invasiva es el ultrasonido.
Mencione que te tiene mayero sensibilidad y especificidad.
Nos damos cuenta una vez que el ultrasonido es muy útil en las patologías abdominales.
Pero hay mencionamos que se debe tener practica y tener en cuenta la variantes anatómicas.

Leave a comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?