Skip links

Neurofibrosarcoma de vesícula biliar

En este artículo reportan un caso de neurofibrosarcoma, el cuál es sumamente raro que se encuentre en vesícula biliar. Reportan que el adenocarcinoma es el tumor más común en este órgano del cuerpo humano.

En el artículo, describen una caso de una paciente de 72 años, sometida a colecistectomía extendida, el primero reportado. La paciente había sido hospitalizada por tres días con dolor en cuadrante superior derecho. Se refiere que el dolor aumentaba después de ingerir alimento.

Clínicamente, se encontró únicamente vesícula tumescente a la palpación, de aproximadamente 6 cm x 6 cm, sin incremento de hígado y bazo. La biometría hemática y las pruebas de funcionamiento hepático fueron normales.

Ultrasonográficamente, se encontró aumento del volumen de la vesícula biliar, con engrosamiento de pared (0.6cm) y una tumoración de 6.4 cm x 4.9 cm. La tomografía no arrojó características diferentes a las antes mencionadas.

Se reporta que durante la cirugía, se encontró un hígado con alteraciones crónicas, una vesícula de 12 x 10 x 6 cm de color gris – rojo con un tumor que se extendía hasta la superficie visceral en la parte inferior de la vesícula de un tamaño de 8 x 6 cm con textura dura. No se encontró inflamación de nódulos linfáticos, sin embargo, la intervención quirúrgica incluyó la resección del quinto segmento del hígado y la disección del ligamento hepatoduodenal.

Histológicamente, se encontró que el tumor estaba conformado por células neoplásicas fusiformes dispuestas en forma fasciculada.

Dentro de la discusión, se establece que el adenocarcinoma es el principal tumor con una frecuencia del 82%, seguido por el carcinoma indiferenciado con un 7%, el carcinoma de células escamosas con un 3% y el 1% es ocupado por el sarcoma linfático, rabdosarcoma, sarcoma de células reticulares y fibrosarcoma.

El neurofibrosarcoma es originado en la periferia de los nervios, frecuentemente entre los 30 a 50 años. No se había reportado otro caso en vesícula biliar aunque es difícil encontrar un diagnóstico preoperatorio sin embargo, frecuentemente son mal diagnosticado como cáncer vesicular.

COMENTARIO.

Me pareció un artículo interesante en cuestión de reencontrarme con este tema, así mismo, conocer la incidencia y los diversos tipos de tumores dentro de vesícula biliar. Considero una patología en la cual, el estudio clínico es obligatoriamente reforzado con estudios complementarios, y el ultrasonido es el principal ya que de ahí parte los procedimientos y decisiones a seguir dentro del tratamiento.

Si bien es cierto que el neurofibrosarcoma es un tumor sumamente raro, es cierto que dentro de la clínica habitual, los malos diagnósticos tanto clínicos como ultrasonográficos son muy frecuentes, por lo que es importante conocer que la variedad de patologías vesiculares va más allá de la litiasis y el cáncer vesicular. Así mismo, considero que este artículo nos demuestra que el diagnóstico pronto juega un papel fundamental para la recuperación del paciente, por lo que la práctica clínica y el adecuado uso ultrasonográfico son fundamentales para la práctica médica.

Artículo escrito por el Dr. Roberto Mora Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?