Skip links

Ultrasonografía genital femenina

El útero es un órgano muscular piriforme, de pared gruesa ubicado entre la vejiga urinaria y el recto, el diámetro longitudinal del útero incluyendo el cérvix es de 75 mm. El cérvix mide 25 mm de longitud aproximadamente entonces el útero mide  aproximadamente 50 mm.

El tamaño varia entre mujeres nulíparas y mujeres con embarazos previos, el útero al ultrasonido debe medirse del orificio cervical interno al fondo uterino. Los diámetros del útero de una mujer adulta con embarazos previos son 50 mm el longitudinal y 35 mm el anteroposterior, este diámetro no deben exceder los 70 mm y 40 mm en el mismo orden.

En la mujer nulípara el diámetro longitudinal y anteroposterior normales son 10 mm menos que en las mujeres con embarazos previos, el longitudinal 40 mm y el anteroposterior 25 mm.

El endometrio esta en el centro del útero y es la mucosa de la cavidad uterina, la forma del endometrio es triangular a la vista de frente del útero. En el corte coronal el endometrio tendrá forma triangular, el corte transversal nos presentara el endometrio en forma oval.

La posición del útero en antero o retroflexión se obtiene en corte sagital. El espesor endometrial se mide en el corte sagital y en el corte transversal.

La alteración mas frecuente que se encuentra en el útero son los miomas, se presentan con aumento de las dimensiones del útero, con la perdida de la homogeneidad de la ecogenicidad uterina y en ocasiones la ondulación del contorno del útero.

Los leiomiomas son los mas frecuentes en mujeres en la cuarta década de la vida y es la causa mas frecuente de aumento de tamaño uterino en ausencia de embarazo. Son tumores benignos, pueden ser múltiples, causan dolor y sangrado uterino con relativa frecuencia. Pueden ser miometriales, subserosos y submucosos; siendo mas frecuentes los intramurales o miometriales.

Inicialmente provocan aumento del diámetro anteroposterior del útero dándole forma esferoidal. El contorno ondulado se observa en los miomas subserosos, los miomas que se proyectan a la mucosa producen sintomatología con mayor frecuencia. El curso natural de la enfermedad indica su aparición entre los 25 a 30 años seguido de estabilización de las lesiones, lo que se comprueba con estudios de seguimiento en un lapso de 12 meses y su eventual disminución o desaparición en el periodo postmenopáusico.

La ultrasonografía en el caso de la miomatosis uterina, tendrá un papel relevante en evitar intervenciones quirúrgicas innecesarias.

Los ovarios son los órganos que contienen a los óvulos y los expulsa a la cavidad uterina, son ovalados ubicados a los lados del útero, generalmente a la altura de ambos cuerno uterinos, miden aproximadamente 30 mm de diámetro mayor y 20 mm de espesor.

Para estudiar a los ovarios en ultrasonografía, se procede a identificar el útero en un plano sagital y al ubicar el haz de ultrasonido en el fondo uterino, se gira el transductor para obtener el corte transversal o alternativamente un corte coronal hasta lograr la  imagen característica oval de los ovarios, con ecogenicidad equivalente a la del útero.

Se miden a continuación el diámetro máximo y los diámetros perpendiculares a este diámetro mayor. El utero y los ovarios se pueden estudiar mediante ultrasonografía abdominal, con moderada distención vesical y como segunda opción, con transductor intracavitario con la vejiga vacía.

Es innecesaria la distención excesiva de la vejiga para el estudio de los ovarios, dos vasos de agua media hora antes del estudio es suficiente. El examen siempre será realizado con la vejiga llena y vacía para comparar los hallazgos. Solo podrá estimarse la presencia de orina residual postmiccional cuando el llenado es moderado ya que la repleción extrema siempre deja orina residual.

Los folículos ováricos son quistes fisiológicos que se desarrollan durante el ciclo menstrual aumentando sus dimensiones para sufrir ruptura en la mitad del ciclo menstrual liberando el ovulo, se debe hacer estudios de seguimiento folicular para observar su desarrollo y desaparición.

En los ovarios se pueden encontrar dos o mas folículos, uno de ellos siempre con mayor tamaño luego de la expulsión del ovulo disminuye e incluso desaparece.

Los ovarios poliquisticos, es un a alteración común en la que hay presencia de múltiples quistes pequeños en el parénquima ovárico, disminución de la ecogenicidad del ovario se puede observar aumento del tamaño del ovario. El ovario poliquistico indica anovulación crónica y problemas de fertilidad.

La anti concepción femenina es muy utilizada, en el caso especifico del DIU para el medico ultrasonografista no siempre se puede precisar la ubicación absoluta intracavitaria incluso con transductores transvaginales. En algunos casos será necesario el uso de rayos X con contraste y descartar la posibilidad de dispositivo encarnado total o parcialmente.

El dolor abdominal y pélvico son comunes en la mujer como ya se ha descrito todo dolor abdominal debe ser estudiado para determinar el origen, a este síntoma lo acompaña muchas veces el sangrado transvaginal asociado a ciclo menstrual, en estos casos se debe hacer un estudio exhaustivo, clínico, laboratorial y radiológico para determinar el diagnostico.

La ultrasonografía ofrece inmediatez en el diagnostico, pero hay que recordar que como todo método de imágenes tiene sus limitantes, siempre que existan dudas se debe recurrir a otros métodos  como TC y Rx.

La determinación del sexo fetal no es parámetro clínico se importancia en la ultrasonografía pero por lo general los padres desean conocer el sexo fetal, queda a criterio medico, tomando en cuenta muchos aspectos, notificar este diagnostico y este diagnostico nunca debe darse si existe duda, es preferible referirlo a estudio posteriores.

Artículo escrito por el Dr. Roberto Elvir

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?