Skip links

Parámetros ecográficos específicos de la vesícula biliar en pacientes con colecistitis aguda.

La colecistitis aguda es la complicación más frecuente de la colecistitis crónica, por sus síntomas con dolor es considerado el factor principal causante del abdomen agudo, sobre todo en mujeres de edad avanzada. El diagnóstico certero para este padecimiento es la ecografía, que es un procedimiento, económico, rápido, eficaz e inocuo pues no utiliza radiaciones ionizantes con imágenes de alta resolución y óptima calidad que se puede repetir las veces necesarias. Los criterios ecográficos de la colecistitis aguda están bien establecidos: grosor de la pared vesicular igual o mayor que 4 mm, presencia de edema en la pared vesicular, litiasis intravesicular proyectada en el cuello, tamaño superior a 100 x 60 mm, líquido perivesicular, colédoco dilatado y bilis de estasis.

Métodos

Se obtuvieron datos de las historias clínicas de 201 pacientes por medio de un estudio descriptivo y transversal, con esta información se hizo un cuestionario con las principales variables sociodemográficas. Se buscó relación entre los diagnósticos ecográficos y operatorios.

Resultados

La mayor parte de los pacientes con colecistitis aguda  tenían la vesícula dilatada (140). En 174 de la casuística el grosor de la pared vesicular era igual o mayor de 4mm y des estos 171 presentaron edemas, esta es una relación. En 173 pacientes se vio litiasis, en 28 no. 10 pacientes presentaron dilatación de colédoco.

Algunos autores destacan la ayuda de la ecografía como un método certero para diagnosticar la colecistitis aguda, pero también hay otros que plantean que el tamaño de la vesícula es variable, que depende de ciertos grados de contracción y distención. Se sugiere que la vesícula dilatada es un claro indicio de colecistitis aguda, por eso se deben de ocupar al máximo los datos proporcionados por la ecografía. Según estudios se establece que en la fisiopatología de la colecistitis aguda la litiasis es responsable del 95% de los casos. La ecografía diagnostica en la etapa preoperatoria brinda información sobre el estado de las vías biliares y la presencia de coledocolitiasis, parámetros capaces de convertir la intervención por vía laparoscópica en cirugía abierta.

La ecografía es un medio de diagnóstico que ofrece imágenes y que independientemente de todas las ventajas y beneficios para el paciente el éxito del proceder depende de factores tales como la resolución y la calidad técnica del equipo, también depende de que el paciente este en ayunas y preparado para el estudio si no es el caso hay que estar consciente de la superposición de gases. Otro de los enemigos del ultrasonido es la superposición de panículo adiposo ya que resta precisión al examen, aquí depende de la destreza y habilidad del operador para  el resultado final del diagnóstico. La ecografía nos da un 98% de fiabilidad en cuanto a el diagnóstico de la enfermedad vesicular aguda, litiasis y la dilatación de las vías biliares, además nos permite ver las complicaciones de estas.

Comentario

La ecografía es insustituible para el diagnóstico y seguimiento de quienes padecen colecistitis aguda, la cual  afecta a pacientes del sexo femenino de 60 años o más. A través de la ecografía, se determina el diagnóstico y las complicaciones de este tipo de inflamación como son la vesícula dilatada, el edema y el aumento del grosor de la pared, así como la litiasis hacia el cuello vesicular. En el caso de la confirmación de piocolecisto y perforación vesicular fue menos precisa por lo tanto en estos casos se debe brindar un reporte ecográfico más detallado que dé a los cirujanos los datos para indicar el tratamiento adecuado para así mejorar la calidad de vida del paciente.

Artículo escrito por el Dr. Oscar Aldemar Hernández

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomadodiplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?