Skip links

Las infecciones del tracto urinario son las enfermedades urológicas más comunes en Estados Unidos. El ultrasonido es usado ocasionalmente como estudio de primera línea en pacientes con síntomas de pielonefritis, desafortunadamente la nefritis intersticial no es observable en la escala de grises y por otro lado la mayoría de los pacientes con sospecha de pielonefritis tiene resultados negativos en el US. En un estudio prospectivo el US demostró anormalidades en solo 24% de los pacientes y otro estudio reporta resultados tan bajos como el 20%. Cuando los hallazgos son positivos, pueden incluir anormalidades congénitas, cambios en el parénquima renal como hidronefrosis, crecimiento renal, pérdida de la grasa del seno renal debido a edema. Cambios en la ecogenicidad debido a edema ( hipoecoico ) o hemorragia, pérdida de la diferenciación cortico-medular, formación de abscesos y áreas de hipoperfusión visibles con doppler. Cuando los hallazgos  son positivos el ultrasonido tiene limitación para diferenciar calcificación intrapaenquimatosa o gas sistémico manifestado por áreas limpias y sucias y reverberaciones. La identificación de la extensión perinéfrica de la infección y visualización de pequeños micro abscesos son comunes en el curso temprano de las infecciones. Ocasionalmente, áreas de ecogenicidad normal pueden tener una apariencia semejante a una masa. La vejiga urinaria debe ser siempre evaluada en la evaluación por US, si se sospecha pielonefritis. Volúmenes residuales de orina en la vejiga después de la micción pueden ser calculados y la pared de la vejiga, puede ser medido para evaluar obstrucción. En pacientes hombres, la presencia de crecimiento prostático puede soportar la evidencia de obstrucción a la salida vesical. Nuevas aplicaciones del US, como la imagen armónica han reportado sensibilidades  y especificidades del 97 al 80% respectivamente, con la imagen tisular armónica los defectos parenquimatosos de la pielonefritis fueron comúnmente vistos como un parche focal o segmentario, lesiones hipoecoicas que se extienden de la médula a la cápsula renal. Kim y colaboradores infirieron que el mismo proceso fisiopatológico  observado por tomografía: edema, obstrucción tubular y vasoconstricción fueron demostrados por US. En la pielonefritis enfisematosa la infección necrotizante con formación de gas dentro o alrededor de los riñones  se demuestra por crecimiento de los riñones con ecos de alta amplitud, diferentes de los vistos en enfermedad litiásica, con la sombra distal teniendo reverberaciones y ecos de bajo nivel que mimetizan una mancha sucia. El US se utiliza también para observar la dilatación del sistema pélvico caliceal, señales de dentro del sistema colector por tejido de debridación  y niveles de líquido o gas indican pionefrosis. En la pielonefritis xantogranulomatosa el  US demuestra crecimiento del riñón con una ecogenicidad grande, central, amorfa que corresponde a la pelvis renal con un cálculo grande

Inscripciones para curso.

Inscripciones para Diplomado.

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?