Skip links

Prednisolona o Pentoxifilina para Hepatitis Alcohólica

La hepatitis alcohólica es un síndrome clínico caracterizado por ictericia y deterioro del hígado en pacientes con antecedente de uso intensivo y prolongado de alcohol, con mortalidad a corto plazo de 30%.

Ambas, prednisolona (esteroide) y pentoxifilina (Inhibidor del Factor de Necrosis Tumoral) se recomienda. En el tratamiento de hepatitis alcohólica grave.

Se trata de un estudio multicéntrico, doble ciego, aleatorizado, con diseño factorial 2×2. El objetivo del estudio fue evaluar el efecto del tratamiento con prednisolona y pentoxifilina en pacientes con hepatitis alcohólica.

Punto final: mortalidad a los 28 días.

Puntos secundarios: muerte o transplante de hígado a los 90 días y a un año.

Los pacientes fueron asignados a cuatro grupos:

Grupo 1: recibió placebo de pentoxifilina y placebo de prednisolona.

Grupo 2: recibió prednisolona y placebo de pentoxifilina.

Grupo 3: recibió pentoxifilina y placebo de prednisolona.

Grupo 4: recibió ambos prednisolona y pentoxifilina.

Con una duración total de tres años se analizaron 5234 pacientes a los que se les aplico criterios de elegibilidad, los cuales cumplieron 1103 pacientes; estos fueron asignados aleatoriamente a los cuatro grupos mencionados:

  • G1: 276 pacientes
  • G2: 277 pacientes
  • G2: 276 pacientes
  • G2: 274 pacientes

Todos los pacientes fueron monitor izados por 12 meses o hasta el momento de su muerte, si ésta ocurría antes (excepto los pacientes añadidos al final del ensayo).

A los 28 días de seguimiento, el 16% de pacientes murieron, 1% perdió monitoreo, 2% se retiraron del estudio y 4% no completo seguimiento por cese de estudio.

Al año, 56% de pacientes (421/747) murió o fue sometido a transplante hepático (3 pacientes), 8% perdió seguimiento, 20% no completo seguimiento por cese del estudio y 4% se retiró del mismo.

Puntos finales; Muertes por grupo a los 28 días

  • G1 17%  (45 de 269 pacientes)
  • G2 14%  (38 de 266 pacientes)
  • G3 19%  (50 de 258 pacientes)
  • G4 13%  (35 de 260 pacientes)

No hubo interacción medicamentosa significativa entre pentoxifilina y prednisolona (P= 0.41).

La razón de momios por paciente que recibieron pentoxifilina (G3 y G4) comparado con los que no la recibieron es de 1.07 (intervalo de confianza de 95%, 0.77 a 1.49) con P=0.69, y la razón de momios en pacientes que recibieron prednisolona (G2 y G4) comparado con pacientes que no la recibieron fue de 0.72 (IC de 95% de 0.52 a 1.01) con P=0.06.

Variables de referencia que influyeron en la mortalidad a 28 días: edad, encefalopatía, recuento de glóbulos blancos, relación de protrombina y niveles séricos de bilirrubina, creatinina y urea.

Ninguna, prednisolona o pentoxifilina demostraron influir en la mortalidad o la necesidad de transplante en 90 días a un año.

Se reportaron eventos adversos en 42% de los pacientes, que se distribuyeron equitativamente en los cuatro grupos, 20% de estos eventos culminaron en la muerte. Ocurrió infección en 71 de 547 pacientes (13%) que recibió prednisolona comparado con 38 de 545 pacientes (7%) que no la recibieron (P=0.002).

Ocurrió daño renal agudo en nueve de 549 pacientes (2%) que recibieron pentoxifilina comparado con 14 de 546 pacientes (5%) pacientes que no la recibieron.

Hubo 418 muertes durante el estudio, 95% por causas relacionadas al hígado como infecciones  (24%), hemorragia de tubo digestivo, sepsis, etc.

Los resultados del ensayo muestran que después de 28 días ninguno de los dos fármacos influyó en la mortalidad, además de que la mortalidad acumulada a los 90 días y a un año es alarmante.

Se observó abstinencia de alcohol en un año de 37% de los pacientes, pero este dato es difícil de obtener ya que se presta a pacientes que lo ocultan y que puede modificar mortalidad o mejoría significativamente.

Los hallazgos sugieren que la administración de 40mg de prednisolona diario por un mes puede beneficiar el efecto en mortalidad a corto plazo pero no a mediano y largo plazos en hepatitis alcohólica.

Comentario:

La administración de estos dos fármacos en la hepatitis alcohólica ha sido tema de discusión por mucho tiempo. Pese a la gran cantidad de estudios randomizados que se realizan sobre el tema, aun no se dictan las pautas para el tratamiento unificado para este padecimiento. Es necesario entonces individualizar cada caso y adaptarlo a las mejores opciones que se les pueda otorgar a los pacientes. Este estudio mostró que hay una disminución en la mortalidad a 28 días con administración de prednisolona, pero no a 90 días y un año. Lo que abre las puertas a buscar un tratamiento multidisciplinario efectivo en el tiempo que “se gana” con estos 28 días con la finalidad de modificar la mortalidad y ofrecer mayor expectativa de vida del paciente a mediano y largo plazo.

Inscripciones para Diplomado

Inscripciones para curso

diplomadomedico.com 

× ¿Desea más información sobre este diplomado?