PREVALENCIA DE HÍGADO GRASO NO ALCOHÓLICO EN INDIVIDUOS CON SÍNDROME METABÓLICO

17

Actualmente la principal causa de enfermedad hepática crónica,  presentándose desde una esteatosis,  un daño al parénquima,  terminando finalmente en una cirrosis hepática, hepatocarcinoma o insuficiencia hepática,

Siendo el Síndrome metabólico un importante factor de riesgo para el desarrollo del hígado graso, siendo la Ciudad de México una de las ciudades más afectadas en un estudio de 7 ciudades latinoamericanas; no se conoce con exactitud la prevalencia del hígado graso en paciente con su metabólico, pero  se han asociado.

En la ciudad de México  se observó que el  22.8% de los pacientes con hígado graso no alcohólico diagnosticado por USG tenían síndrome metabólico.

Se realizó un estudio de corte transversal  con el fin de identificar la prevalencia de hígado graso  no al cólico en sujetos con síndrome metabólico, a través de los criterios del tercer informe del programa nacional de la educación del colesterol: TG mayor de 150mg/dl, TA mayor 130/85mmHg, circunferencia abdominal mayor de 102cm  hombres, o 88 cm en mujeres, realizándole a los pacientes la serie de estudios de laboratorio, que servirían para este Estudio Transversal.

Para detectar hígado graso se realizó un usg abdominal. Por un solo operador certificado, se observaron lóbulos hepáticos derecho  e izquierdo evaluando tamaño ecogenicidad y bordes del hígado, clasificándose de acuerdo a los sig. criterios en : leve, moderado y severo

Leve: mínimo aumento difuso de la ecogenicidad hepática, visualización normal del diafragma y bordes de los vasos intrahepaticos.

Moderada: moderado aumento difuso de la ecogenicidad hepática, ligera disminución de la visualización de los vasos intrahepática y del diafragma.

Severa: marcado aumento de la ecogenicidad, pobre penetración del segmento posterior del lóbulo hepático derecho y pobre o nula visualización de los vasos intrahepaticos y del diafragma.

Resultado.

Contando con 193 participantes 122 varones y 71 mujeres  con una edad que oscilaba entre los 18 y 70 años, y una mediana de 45 años,  la prevalencia de hígado graso fue de 82.9% prevalencia mayor en hombres que en mujeres.

La mayoría de los pacientes tuvo una severidad leve de hígado graso  52.3% una moderada de 22.3% y solo 16 pacientes tuvieron un grado severo. En 5 participantes hubo otros hallazgos ultrasonograficos como litiasis vesicular, hepatomegalia y esplenomegalia.

Encontrándose así una prevalencia que 8 de cada 10 individuos en esta población tiene hígado graso en alguno de sus estadios. Y se ha observado hasta en 46% de la población general y en un 100% en la población obesa siendo de este modo una patología de gran importancia por el impacto que genera y la amplitud de su población que la padece, siendo en este caso el sexo masculino el más afectado.

No obstante una de las limitaciones del ultrasonido es la imposibilidad para diferenciar entre esteatosis hepática y esteatohepatitis.

Comentario.

Con respecto al artículo mencionado se logra ver la gran importancia que tiene la ultrasonografía para el diagnóstico de diversas enfermedades a nivel hepático por lo cual se tiene que tener la capacidad suficiente para poder diferenciar los distintos estadios de esta patología mencionada, en la cual no solo consiste en tener una buena experiencia sino también en ver al paciente de manera integral  tanto en conjunto con sus estudios de laboratorio, y su cuadro clínico del paciente.

Con lo cual queda demostrado que el ultrasonido además de ser un estudio que se puede realizar de una manera más rápida con mayor disponibilidad, más económica y mucho más efectiva que algunos otros, es indispensable para tener un diagnóstico adecuado y a tiempo. Antes de que estas lesiones a un órgano muy valioso sean mayores.

Comportamiento Ecográfico de la cirrosis hepática en ciego de Ávila durante el año 2011.

Cirrosis hepática enfermedad crónico del hígado, progresiva, difusa, irreversible y de causa variada, que se caracteriza por presencia de fibrosis en el parénquima hepático y nódulos de regeneración que llevan a una alteración a la arquitectura vascular. Con distintas formas de manifestación clínica.  Este estudio se realizó en Cuba ya que aún es una enfermedad de gran importancia a nivel mundial en los países semidesarrollados y países pobres.

Para este estudio observacional transversal  el objetivo es determinar el comportamiento ecográfico de la cirrosis hepática, durante un año, con los criterios de inclusión siguientes: 1.- pacientes atendidos en el servicio de gastroenterología con sospecha de cirrosis hepática   y 2.- que el paciente esté dispuesto a participar.      Criterios de exclusión 1.- que ya tenga diagnosticada una patología hepática en seguimiento, 2.- que el paciente no esté dispuesto a participar en el estudio.

Los criterios para estadificar la severidad del problemas van desde poder identificar el volumen hepático  si esta aumentado normal o disminuido, si es homogéneo o heterogéneo. Se pregunta si el paciente consume o  consumió alcohol. El tamaño de nódulos macro o micro nodulaciones, y si existen signos de hipertensión portal.

Conclusiones: se predominó que el sexo masculino, mayores de 60 años y el consumo de alcohol como los factores predisponentes, en los hallazgos ecográficos predomino hígado de tamaño normal y heterogéneo, con macronodulos, la mayoría de los casos no tenían signos de hipertensión portal, y solamente 7 casos resultaron positivos. Se obtuvo una especificidad alta, así como el valor predictivo positivo.

Comentario:

La intensión de este artículo es identificar como se va observando el hígado de acuerdo a las fases que presenta la cirrosis hepática en pacientes con sospecha de la misma, ya que aún existe gran prevalencia de esta en los países semidesarrollados. Y para este cometido observamos que el ultrasonido es de gran ayuda para el diagnóstico de  primera estancia, con el ultrasonido de observa la forma, el tamaño y se existen o no datos de hipertensión portal, por lo cual es indispensable para poder diagnosticar esta patología y la evolución de la mismas, se puede ver que es de mucha importancia para esta patología ya que es económico, y este es disponible en menor costo que los otros estudios que se pudieran realizar al paciente. Por lo cual otra vez podemos decir que el ultrasonido es de gran importancia para la práctica médica diaria