Pronostico de los hematomas gigantes en el primer trimestre del embarazo

Los hematomas en el embarazo son hallazgos ultrasonográficos comunes que pueden estar asociados con sangrado del primer trimestre. En el primer trimestre del embarazo se produce una hemorragia en 5% a 25% de todos los embarazos y la incidencia de hematomas intrauterinos se ha informado del 4% al 22%, principalmente asociado con sangrado vaginal. La etiología de hematomas intrauterinos no está clara.

Los hematomas en el embarazo (intrauterinos) son diagnosticados por ecografía ya sea de paso o durante la evaluación de pacientes con sangrado en el primer trimestre. Los hematomas en general son hipoecoícos, en forma de media luna, con áreas de separación entre la pared uterina y el corion. Los hematomas en el intrauterinos en el primer trimestre de embarazo se han descrito como factores de riesgo adversos, para complicaciones maternas y neonatales, incluyendo preeclampsia, aborto espontáneo, restricción del crecimiento fetal y parto prematuro. Sin embargo, la asociación entre el tamaño del hematoma y el resultado, sigue siendo negativo. El objetivo de este estudio era evaluar los resultados de los embarazos complicados por hematomas muy grandes en el primer trimestre.
Materiales y Métodos
Este estudio se realizó entre enero de 2001 y en enero de 2006. Todas las mujeres con un hematoma grande en el primer trimestre que fueron vistos se consideraron elegibles para la participación. Los criterios de inclusión fueron los siguientes; embarazo intrauterino, edad gestacional entre 5 y 14 semanas y la detección de un hematoma grande.
El «Hematoma» se define como una colección debajo las membranas de la placenta o el feto que se evaluó como una imagen en su mayoría en forma de medialuna. El tamaño del hematoma se comparó con el tamaño del saco gestacional durante el examen y fueron clasificadas como pequeñas (<20% de la saco gestacional), media (20% -50% del saco gestacional), o grandes (> 50% del saco gestacional). Sólo la última categoría se incluyó en este estudio. Las pacientes fueron clasificadas de acuerdo a la edad gestacional, diagnóstico del hematoma, longitud cráneo-caudal, edad materna, sangrado vaginal, la posición y ubicación del hematoma, y resultado del embarazo (normal o adverso). La ubicación del hematoma se describió como anterior o posterior del fondo uterino, o cubriendo más de 1 sitio. La posición se describe en lo que se refiere al lugar de la placenta como subcoriónico (situado entre el corion y la pared el útero, externo para el corion), retroplacentario (Detrás de la placenta, externo para el corion frondoso), o ambos. El estudio Ultrasonográfico se realizo con varios equipos Ultrasonográficos.

Los “resultados Adversos” se definen como; aborto espontáneo, parto prematuro o ruptura prematura de las membranas. Los «resultados Normales» eran; sano y parto a término.
24 pacientes eran elegible para la estudio, de los cuales 11 (46%) tuvieron resultados adversos y 13 (54%) tenían resultados normales. De las 11 pacientes con resultados adversos, 1 tubo ruptura prematura de membranas, 8 tuvieron aborto involuntario en el primer trimestre, y 2 tenían una perdida en el segundo trimestre (entre las 16 y 22 semanas, respectivamente). La edad materna no difirió entre los grupos. La edad gestacional media en la primera ecografía fueron 7 semanas (rango, 5.7-8.4 semanas) en el grupo de resultado adverso y 8,4 semanas (Rango,
6.2-14 semanas) en el grupo de resultado normal. El sangrado vaginal se produjo en 16 (66%) pacientes, de los cuales 8 (73%) estaban en grupo 1 y 8 (61%) estaban en el grupo 2. En el grupo de resultado adverso, el hematoma se encuentra en sólo 1 sitio (anterior, posterior, cervical, o fondo del útero) en 8 (73%) pacientes. No hubo diferencias significativas entre la dos grupos en el grupo 1, la posición del hematoma fue subcoriónico o retroplacentario en 8 (73%) pacientes (resultado negativo) y subcorial tanto y retroplacentario en 3 (27%) pacientes. En grupo 2 (resultado normal), el hematoma era subcorial o retroplacentario en 11 (85%) pacientes y tanto subcoriónico y retroplacentario en 2 (15%) pacientes.
Discusión.
El Hematoma intrauterino es un hallazgo frecuente en el primer trimestre. La implicación clínica de un hematoma intrauterino durante el primer trimestre del embarazo no es del todo clara. Algunos autores han reportado una asociación con aborto espontáneo y resultados adversos durante el embarazo, tales como la preeclampsia, anormalidades placentarias y parto prematuro. La edad materna se considera un factor de riesgo independiente para resultado adverso, porque hay una fuerte correlación con anomalías cromosómicas y estructurales. Los resultados no demostraron una relación significativa entre resultados adversos y edad materna avanzad. Curiosamente, no había correlación entre sangrado vaginal y los resultados adversos. Otro tema controversial es la asociación entre el tamaño del hematoma y complicaciones durante el embarazo. Hay clasificaciones diferentes para el tamaño del hematoma. El hematoma puede ser clasificado como pequeño, mediano o grande de acuerdo con el tamaño relativo para el saco gestacional. Otra opción es medir el volumen del hematoma. Volúmenes se estimó midiendo la anteroposterior, diámetro longitudinal y transversal y multiplicando estos valores por 0.523 (la fórmula del elipsoide). Debido a que el hematoma puede envolver alrededor del saco gestacional, la fórmula del elipsoide induciría a subestimar el tamaño. En conclusión, este estudio sugiere que la presencia de un hematoma muy grande en el primer trimestre es asociado con un riesgo del 46% para resultados adversos durante el embarazo (Aborto espontáneo y RPM).

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*