Skip links

Protocolo de exploración del hígado

El hígado se evalúa mejor con una ecografía en directo, lo ideal con 6 horas de ayuno para que haya poco gas intestinal y la vesícula no esté contraída. Se utiliza una sonda convexa de baja potencia (2.5 a 5 Mhz).

Deben evaluarse las proyecciones en supino y oblicua anterior derecha si el paciente puede moverse, es de gran ayuda un transductor de superficie pequeña que permita el abordaje intercostal.

Para el estudio completo deben obtenerse las proyecciones sagital, transversa, coronal y oblicua subcostal.

Anterior al hígado se visualizara al piel, el tejido celular subcutáneo, músculos rectos del abdomen, el diafragma y más cefálico y posterior el pulmón derecho y el corazón.

Haremos cortes longitudinales desde la línea media hacia la zona lateral derecha del cuadrante superior derecho del abdomen, los cortes se realizaran siguiendo el borde costal, aunque en ocasiones, en pacientes muy obesos o cuando existe mucho aire en la cavidad abdominal debemos usar la via intercostal para su mejor visualización, puede requerir solicitar al paciente una inspiración profunda o Valsalva mantenidos para que el descenso del diafragma nos facilite su visualización.

Se deben realizar mínimas variaciones en el desplazamiento del transductor para explorar en su totalidad y comprobar que se visualiza todo el contorno, desde la punta del LHI a nivel izquierdo de epigastrio hasta la punta inferoposterior de LHD y todo el contorno yuxtadiafragmático.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?