Skip links

Quiste epitelial esplénico primario

El quiste epitelial esplénico primario es un evento inusual en la práctica quirúrgica diaria, se reportan cerca de 800 casos reportados hasta la fecha en la literatura Inglesa. Los quistes esplénicos puede ser parasitaria o no parasitaria en origen. Los quistes no parasitarios son primarios o secundarios. Los quistes primarios también conocidos como verdaderos, congénitos, epidermoides o epiteliales. Los quistes esplénicos primarios representan el 10% del total de los quistes esplénicos benignos no parasitarios y son los más frecuentes en los niños. Por lo general, los quistes esplénicos son asintomáticos y se pueden encontrar incidentalmente en estudios de imagenología o transoperatorios. Los síntomas están relacionadas con el tamaño de los quistes. Cuando asumen grandes tamaños, pueden presentarse con saciedad temprana, dolor local o referido, síntomas debido a la compresión de estructuras adyacentes (como náuseas, vómitos, flatulencia, diarrea) o raramente trombocitopenia, y de vez en cuando las complicaciones como infección, ruptura y / o hemorragia. En el preoperatorio el diagnóstico de los quistes esplénicos primarios puede determinarse por ultrasonografía (USG), la tomografía computarizada o imágenes por resonancia magnética, aunque el uso de USG ha llevado a un aumento en la incidencia de quistes esplénicos un 1%. El diagnóstico de la estirpe del quiste es por histopatología. El tratamiento ha cambiado drásticamente desde la esplenectomía total a métodos de conservación esplénicos recientemente.

El curso y el resultado es pobre para la mayoría de los pacientes con enfermedades pancreáticas. Los avances en la formación de imágenes de páncreas son importantes en la detección de enfermedades pancreáticas en las primeras etapas. La ecografía como herramienta de diagnóstico
ha hecho grandes avances en este siglo, no es sólo el método preferido para la primera línea de formación de imágenes, sino cada vez más para aclarar la interpretación de otra modalidades de imagen para obtener decisión clínica eficiente. Se revisaron las modalidades de ecografía, centrándose en imágenes avanzadas de páncreas y su potencial  para sustancialmente mejorar el diagnósticode las enfermedadespancreáticas. Se describen las técnicas de exploración y los protocolosde examen,susconsecuencias paracalidad de imagen yla capacidad de obtenerycompletar lavisualización detalladadel páncreas. Se describen también las característicasecográficas de las enfermedadespancreáticas, con énfasis en pancreatitiscrónica.

Las imágenes de US del páncreas pueden ser difíciles para obtener debido a la localización retroperitoneal, además del gas intestinal, obesidad de los pacientes. La examinación del páncreas se realiza de manera transversal, longitudinal y oblicua. Se puede apreciar de mejor manera al ingerir dos vasos de agua, esto a fin de utilizar el estómago lleno como ventana acústica. La visualización de la cola del páncreas se realiza con una ventana trans esplénica. El páncreas es  isoecogénico, o hiperecogénico comparado con el hígado sano. Frecuente mente su ecogenicidad esta uamentada por la edad., sus dimensiones son en cabez 2.5cm, 1.5cm de cuerpo y1cm, el conducto pancreático debe ser menor a 2.5mm.  Sus límites anatómicos son: vena porta, vena esplénica, confluencia de la ena mesentérica, vena cava, aorta, arteria mesentérica superior, arteria hepática común, arteria esplénica, colédoco, duodeno, estómago e hígado.

El modo B es la modalidad más utilizada en USG, la completa evaluación puede ser obtenida con este modo. Con esta modalidad en muchas ocasiones es suficiente para diagnosticar muchas enfermedades.

La modalidad THI (tissue harmonic imaging) supera algunos límites del modo B, mejora frecuencia, la delineación lateral es mejorada  al igual que la reverberancia, se mejora la diferencia entre líquidos y sólidos. Sus desventajas la reducción del cuadro a valorar, menor profundidad, artefactos y sólo mejora marginal.

Pancreatitis aguda: cambios focales o totales, la pancreatitis focal en la cabeza puede dificultar el diagnóstico versus un tumor de cabeza de páncreas, o imágenes hipoecoicas.

Pancreatitis crónica: en estadios avanzados es fácil su reconocimiento,  por presencia de calcificaciones intra ductales,, dilatación del conducto pancreático principal, lesiones quísticas o sólidas cercanas al conducto pancreático, atrofia glandular,  y parénquima heterogéneo.  En el grado moderado la ecogenecidad es homogénea por fibrosis hiperecogénica. Así como infiltración grasa.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?