Sobre la ultrasonografía del sistema musculoesquelético.

Disciplina de la ul­trasonografía médica como subespecialidad que exige un conocimiento preciso de la anatomía de las diferentes regiones anatómicas susceptibles de ser examinadas por este procedimiento.

 Un  entrenamiento continuo, ensayos  y errores, perfeccionamiento lento y progresivo, son necesarios para esta disciplina.

La ultrasonografía musculoesquelético estudia las características músculo  (ejem., supra­espinoso), sus límites,  ubicación,  contraste,   aspecto normal y patológico,  más difíciles de determinar.

Son escasos los especialistas en ultrasonografía, el  aprendizaje de esta subespe­cialidad debe ser de continuo aprendizaje, más aún que los especialistas en las aplicaciones más convencionales del ultrasonido diagnóstico.

Se recomienda al principiante ensayar con voluntarios hasta localizar las estructuras anatómicas principales, (ejem­, identificar el tendón del bíceps braquial en forma repetitiva). Esto tanto en reposo como en movimiento y en diferentes posiciones del hombro y del brazo. También en orientaciones diversas del transductor, hasta encontrar los mejores recursos. Será indispensable, para perfeccionar la técnica, buscar el acceso a instituciones de concentración de patología musculoesquelética si se pretende  el dominio de la técnica.

APLICACIONES: Principales articulaciones susceptibles de ser  estudiadas por ultrasonido.

ESCÁPULA U OMÓPLATO.

Omóplato o escápula: hueso triangular, plano, que forma parte de la cintura escapular ubicado en la cara posteroexterna de la pared torácica.

Escápula y el húmero: articu­lación escapulohumeral

Escápula con la clavícula: articulación acromio­clavicular (se une al esternón).

Omóplato: tiene tres bordes, tres ángulos y dos caras, una anterior, otra  posterior y tres apófisis: espina del omóplato, acromion y  apófisis coracoides.

Borde interno de la escápula o borde vertebral: en reposo se extiende desde la 2ª  a la 7ª  costillas separado de las apófisis espinosas vertebrales por una distancia de 8 cm aproximadamente.

Borde externo o axilar: es un borde largo, el borde superior o cervical es corto, unidos por el ángulo su­peroexterno donde el hueso se estrecha en la zona del cuello es­capular, que finaliza con la cavidad articular o cavidad glenoidea, la cual recibe a la cabeza, con una superficie mucho mayor. Unida  a un anillo cartilagi­noso (rodete glenoideo) que aumenta parcialmente la pro­fundidad de la cavidad glenoidea otorgándole mayor estabilidad.

Espina del omóplato: nace de la convexidad de la cara posterior, se extiende en sentido lateral para formar el acromion. La apó­fisis coracoides se proyecta hacia delante de la porción superior del cuello.

Acromion y la apófisis coracoides: se proyectan a su vez sobre la cavidad glenoidea y la protegen.

Fosa subescapular: se origina del músculo subescapular, se encuentra en la cara anterior o costal del omóplato. En esta cara también se inserta el músculo serrato mayor.

Cara posterior o dorsal de la escápula: se divide, por la espina escapular en dos porciones: a) fosa supraespinosa y b) la in­fra o subespinosa donde se originan los músculos supraespinoso e infraespinoso.

Borde externo lateral o axilar de la cara dorsal del omóplato: se inserta porción larga del tríceps braquial en la llamada carilla subglenoidea. La porción inferior de este borde externo es delgada y en ella se encuentra una cresta donde se origina el músculo redondo menor.

Espina del omóplato: aleta de forma triangular que se proyecta hacia atrás formando una saliente, donde se ejerce la tracción de los músculos subescapular, supraespinoso e infraes­pinoso.

La espina del omóplato presenta dos labios: superior e inferior,  continúan con los bordes interno y posterior del acromion se unen en el borde externo para formar la punta y el ángulo del acromion. La espina del omóplato subcutánea: puede palparse fácilmente en toda su longitud. Su extremo medial se encuentra a nivel de la apófisis espinosa de la tercera vértebra dorsal aproximadamente.

Acromion: tiene forma de prisma triangular se proyecta lateralmente  hacia adelante y arriba sobre la articulación del hombro.  La punta del acromion es áspera en ella se inserta el ligamento acromiocoracoideo. El músculo supraespinoso pasa debajo de este ligamento y la bolsa subacromial separa a estas dos estructuras anatómicas. El acromion representa el punto óseo más cefálico del hombro también es palpable quedando, por abajo y adelante, la articulación escapulohumeral

Apófisis coracoides:  semeja un dedo en flexión parcial nace del cuello de la escápula y se dirige hacia arriba doblándose horizontalmente hacia adelante para pasar sobre el extremo externo de la clavícula describiendo un arco por arriba y por delante de la articulación escapulohumeral. En su carilla supraglenoidea se origina la porción larga del bíceps braquial.

Artículo escrito por la Dra. María Elena Díaz Pérez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com